Páginas

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Granada - Ermita Dilar - Mucha lluvia - Granada

Fecha: 29/11/2009
Ruta: Granada - Ermita Dilar - Granada
Kms: 50 y tantos

Protagonistas:

    - Jose Manuel
    - Ramón
    - Alejandro
    - Fernando M.
    - Fernando C.

Ausentes:
    - Luis, esta semana sólo faltaste tú


Y volvió la lluvia.... Después de un verano caluroso y un otoño suavón y con apenas lluvia, el día amaneció nublado nublado y con previsión de lluvia.

Repetimos experiencia de tomarnos el desayuno antes de empezar a darle a los pedales y creo que merece la pena, aunque habrá que cambiar de sitio porque entre que tardan un montón en servir y que todo el mundo se nos queda mirando (bueno las chicas que había por el bar no miraban mucho y las que miraban lo hacían con cierta pena...), pero cuando el no parar hace que el día cunda mucho más.

Hoy también se apunta Ramón y se nota un montón (y además rima!!!) porque el ritmo sube mucho. En la carretera de la Zubia cogemos el carril que pasa por la poca vega que queda por esta zona y cuando llegamos a la Zubia tomamos un carrilillo que nos lleva hasta Gojar atravesando campo y pueblo. Merece la pena el callejeo por Gojar y ver que por muchos fines de semana que salimos siempre se pueden encontrar caminos nuevos.

Llegando a Gojar comienza a llover al principio poco pero va aumentando hasta convertirse en un fuerte chaparrón. Así que al llegar al Centro de Visitantes del Rio Dilar el panorama es un poco desolador:

    - Jose Manuel: Estoy muy cansado, muy cansado me voy p'mi casa ... (Todavía no hemos hecho ninguna subida seria)
    - Alejandro: Yo me doy la vuelta que se me está haciendo tarde (apenas son las 10:30)
    - Ramón: Me voy que tengo comida y soy yo quien prepara el arroz.
   - Fernando M.: Yo os acompaño que llueve mucho (A este es que le gusta hacerse de rogar)

Que pena... menos mal que al final unos y otros empiezan a entrar en razón y empezamos la subida hacia la Ermita.

Al hacerlo por segunda vez, la subida a la Ermita, se me hace mucho más llevadero que la primera vez ya que hoy si sé más o menos lo que me queda.

Mientras vamos subiendo cada vez llueve más y cuando llegamos arriba nos empieza a caer un autentico chaparrón. En lo alto de la ermita retomamos un poco de fuerzas, comemos y escurrimos la ropa.

Hacia abajo... pues impresionante y es que aunque llovía mucho la bajada es muy muy divertida con terreno en bastante buen estado y con bastantes kilometros por disfrutar.

Cuando nos queremos dar cuenta ya estamos de nuevo en el centro de visitantes, lloviendo aún mas fuerte.

Volvemos por el mismo camino de ida pero intentando pillar todos los charcos posibles.

Al llegar a Granada nos vamos todos directamente a nuestras casitas porque vamos calados hasta los huesos.

Duchita reparadora y a pensar en el próximo fin de semana que viene con puente y con las vacaciones de Navidad a la vuelta de la esquina.

Nos vemos...

No hay comentarios: