Páginas

lunes, 28 de julio de 2014

Peguerinos...

 

 

No tenia idea de subir esta ruta al blog, de hecho va a ser una mini crónica, pero dejar de comentaros y mostraros lo que vi el viernes, era impensable. Pongo cuatro letrillas y fotos muuuuchas fotos.

El viernes quedamos para dar una vuelta David, Nacho, Sergio (cuñao de David) y yo. La idea era hacer unos 40 y pico km, y la ruta era de un amigo de David. Yo la vi el día anterior en wikiloc porque David me la mandó por wsp,  y me fijé en lo normal, que era circular (salia y llegaba  a Santa María de La Alameda), que tenia una distancia y desnivel asequible para hacerla, y llegar a casa con tiempo para preparar la comida, ya que mi amigo y también compañero de bicicleta en Granada Fernando Bolivar, junto con sus dos hijas pequeñas, venían a hacernos una visita de camino a León,  donde van a estar unos días. Lo que no pude ver en wikiloc, y sí comprobé posteriormente, es la extraordinaria belleza del terreno.



Comenzamos a dar pedales bien temprano, aunque no se exactamente a que hora, porque quedamos a las ocho y diez en casa de David en Robledondo, antes Nacho y yo nos vimos en mi aldea La Hoya; juntos nos fuimos a Santa María de La Alameda. La mañana es fresquita como habitualmente es aquí. Los primeros km los conocía de mis solitarias andanzas por estos lares junto a mi gps, pero del resto na de na. Nos metimos en un bosque de pinos a traves de una pista que pica pariba que es un gusto, la pista esta medio mantenida, aunque a mi eso me da igual, pero al haber tanta piña y piedra  por el piso, a veces pierdo el control...La arboleda es bien espesa y de pinos enormes lo que nos garantiza sombra. El ritmo lo pone Sergio y va fuerte el jodio, vamos alternándonos para acompañarle, y llegamos a una llanura donde hasta hace poco había varias lagunas, ahora no pero si hay bastante ganado vacuno, águilas y caballos; paramos un rato para hacernos unas fotillos y continuamos para parar mas adelante en una fuente y rellenar de agua fresquita los bidones. Seguimos subiendo y ya lo que viene es imposible de describir, se me amontonan las imágenes, casi ni soy capaz de recordar lo que venia antes o después porque no es ni normal el entorno por el que burraqueamos, bajadas por entre pinares, llegada a un camping, más pinos alucinantes, mas bajaditas increíbles, subiditas por trialeritas de piedras, rocas, raices, senderos llanos y rapidíiiiiisimos, zigzagueantes por entre esos enormes pinares, riachuelillos que cruzamos a la velocidad del rayo, y yokesekemasssss!!!.


Lo que voy a hacer es poneros fotos y deciros que es una zona muy poco conocida en general para el gran público de Madrid, y me dicen mis colegas que nada tiene que envidiar a la zona de Cercedilla, a la que tengo muchas ganas de volver (el año pasado estuvimos en La Barranca).












miércoles, 23 de julio de 2014

Las Navas del Marques

Pues si señor,  este domingo nos fuimos a este precioso pueblo situado a las faldas de la Sierra de Malagon y que pertenece a Avila. No nos queda muy lejos, apenas veinte minutos desde El Escorial y a quince de La Hoya. Es un típico pueblo de sierra que mantiene una poblacion estable durante el año peeero que en verano se dispara gracias a los veraneantes. Me cuenta Raul que sus fiestas son de lo mejor de la zona, con buena música en directo y mejor ambiente. Es un pueblo que tiene su origen alrededor del siglo XI pero por lo que he leido su explendor le llega en los siglos XIV, XV y XVI, años en los que se construyen importantes edificios: varias Iglesias, una Ermita, un Convento y el más importante, el Castillo Palacio de Magalia, mandado a construir por Don Pedro Davila y Zuñiga nieto de otro Don Pedro Davila, que recibio de la mano de los Reyes Católicos, por su intervención en la conquista de Granada,  El Señorio de Las Navas, Señorio al que pertenecio, entre otras esta noble Villa, y como yo vengo de Granada pues me apetecia ponerlo.

Hecha esta pequeña introducción histórica,  que luego justificare, os cuento que para la excursión de este domingo, que resulta que no era una ruta al uso sino que una quedada para hacer una carrera (I Marcha Los Miradores), nos juntamos Paco, Nacho, Juan Manuel, Nano, Raul, David y servidor (Algecireño). Casi todos vienen del Escorial excepto David (de Robledondo) y yo ( de La Hoya). A mi me recogieron en La Cereda, de camino, sobre las ocho y media y David nos esperaba en Las Navas. Cargo mi burricleta en la pick up de Juan y tiramos pallá,  peeeeeero durante el trayecto ( que no "el viaje" verdad Jose Antonio..jajaja), me entero de que íbamos a hacer una carrera...hombre eso se avisa!!! pense yo pamisadentros jajaja.


Llegamos al pueblo y buscamos la zona de salida, Nacho me dio el dorsal y me acerqué a la organización para dar mi dni. La salida se retrasó un poco, y como daba sombra en la plaza pues pasamos un poco de rasca, Las Navas esta a unos 1.200m y los dias anteriores el tiempo en toda esta zona fue malo malo malo, de hecho la peña iba con manguitos o manga larga, incluso con térmica. La mayoria de los bikers llevaba bicis de 26  rigidas (la mayoria) o dobles, pocas 29 y de 27,5 y con indumentarias clasicas de ciclista.



Por fin salimos los alrededor de 200 bikers. Las primeras pedaladas son por el casco urbano, y poco después nos meteriamos en el campo. El campo de aquí es de mucho pino, hay bastantes variedades, también hay fresno y encinas,  entre otras especies; luego tienen Agilas Imperiales y la cigüeña Negra, ambas en peligro de extinción. Los primeros km son por entre pinares y vamos por caminos mas o menos llanos y serpenteando pinos. No tardamos mucho en encontrar el primer repechon y la primera trialerita de bajada. La mayoria de la gente se baja de la bici para hacerla pero la verdad es que es casi 100% ciclable, es muy estrecha y revirada, una preciosidad, despues de esto vendria un poco de camino y un cortafuegos peligrosete porque hay piedra suelta y tierra,  aunque se puede hacer si la rueda no se mete por donde le de la gana, como probablemente le paso a Nano, que por culpa de  un traspiésen el que solo hubo que lamentar la rotura de lampatilla del cambio y que tuvo que abandonar la prueba. Esto sirvió para que el grupo se reagrupara. Después de esto unos buenos repechos que nos llevarían a un espectacular mirador, pero antes habia que pasar por entre un montón de vacas inquietantemente observadoras, me acorde de algún colega granaino al que mucha gracia no le hacen estas experiencias...


Aprovechamos para hacernos un fotillo y continuamos con la marcheta. Hasta ahora fisicamente me he encontrado bien pero sin alardes, y el resto del grupo mas o menos al mismo nivel, aunque he de reconocer que el ritmete era animadete. La zona de ahora en muy parecida pero hay algo que lo hace más chulo que es  un lado rodear El Lago Ciudad Ducaly por otro lado los enormes y elevadisimos pinos, que bonito!!! Despues de rodearlo toca empezar a subir. Ya llevamos cerca de 20km y dentro de poco llega el avituallamiento.


Legamos y damos cuenta de algún plátano,  bebida isotónica y cacahuetes, que nunca me los habian puesto en una carrera, pero metí un puñado en la mochila porsiaka los necesitara más adelante. No mire a la altura a la que estábamos pero es curioso que el terreno por el que pedaleariamos ahora estaba pelao pelao pelao, no habia ni un puñetero bosquecillo que nos librara del viento, porque sombra no necesitabamos, hacía mas bien fresquete. Es una zona muy abierta, y lo que si habria son unas vistas espectaculares, mucho aire (de frente como siempre...) y unos caminos con muchas roquitas y piedra suelta. Una gozada de subiditas si no fuera por el viento y la puñetera tija kemestadandolagrande!!! bajandose cada dos por tres.


Aqui nuestro pelotón se estiro un poco, peeero gracias o por culpa de Raul nos volvemos a reunir, ha pinchado y aunque lleva camara antipinchazos, esta no termina de cumplir con su cometido y hubo que pararse bastantes veces para darle aire a la rueda. En un momento dado alguien pregunta si hacemos la ruta larga o la corta,  yo, a pesar de no sobrarme las fuerzas, me animo por la larga, pero entre el viento que no afloja ( de hecho hay un montón de molinos), y el tema de la rueda de Raul, cuando llega el momento no hay duda, tiramos toos por la corta. El terreno que ahora pisamos a partir de ahora, Fuente Peñaciguete es de pino y encinas, me recuerda mucho a algunas zonas de La Sierra de Aracena, una de las sierras más espectaculares por las que he pedaleado. De aquí a meta queda poco. La entrada a Las Navas en por la zona norte, y eso me permite ver algunos de los momumentos de los que os he hablado al principio.


Llegamos y allí nos estaba esperando Nacho, que se entretuvo menos que el resto. Al llegar, aparte de darnos las gracias por participar y la enhorabuena por terminar, nos entregaron una bolsa con unos cuantos detalles: camiseta chula, acuarius, libro, postal, mapa y plano sobre Las Navas del Marques, y una interesante tarjeta con un número de teléfono al que llamar en caso de incendio y el la que te explican Qué hacer para prevenir incendios y Qué hacer si ya lo hay. Por aquí a los bikers nos ven con buenos ojos...Toda la información que os he dado al principio la he sacado de esa documentacion, y como han tenido el detalle de entregarnosla, que menos que aprovecharla ¿no?.



Para terminar la salida de domingo, nos tomamos unas cervecitas con sus correspondientes tapas, vamos lo que viene siendo el tercer tiempo. Peasodedomingo con mis colegas Los Gasupetos, a ver con que me sorprenden la proxima salida...





viernes, 18 de julio de 2014

El Escorial y un poquito de sus alrededores

Y por fin encuentro a mis amigos Los Gasupetos!!!


A las nueve de la mañana habiamos quedado en la plaza del ayuntamiento de la muy noble Villa del Escorial. Alli nos citamos Juan Manuel, Julian, Raul, Angel, Nano y servidor (Algecireño). Comenzamos a dar pedales, con más brio de la cuenta. La idea era hacer Las Zetas y luego ya veríamos. Yo intuía que Las Zetas eran las que hice yo el domingo pasado, pero la dirección que tomábamos era justo en sentido contrario...dirección a una finca municipal llamada Las Herreras, un lugar precioso lleno de entre otros arboles fresnos, un arbol propio de esta zona. Atravesamos este bucólico parque, unos metros de asfalto y empezamos a subir a rítmo de vinagre por un estrecho y exigente sendero que nos llevará hacía un curioso monumento natural llamado las sillas de Felipe II, desde donde se tienen unas vistas del Monasterio francamente bonitas.  Desde aqui siguiendo otro sendero y un poquito de asfalto, pasamos junto a una finca en la que me cuenta Juan que pasaba parte del otoño Carlos V, y digo yo que algo tendrá esta zona cuando el Rey al que no se le ponia el sol en sus territorios, decidía pasar un tiempo por aqui..., su hijo (Felipe II) que también opinó parecido, se construyó el edificio civil mas grande de España,  el Monasterio del Escorial. Bueno que me enrollo,  unos metros después atravesamos la carretera de Avila y nos plantamos en otra impresionante finca municipal,  y ahora si que tenia claro cuales eran Las Zetas...las tenia sobre mis ojos, pero hoy no se porqué las piernas no me iban como el otro día, y no las subí igual,  las notaba pesadas, y para colmo a Raul, Nano y Julian si que les iban...No os describo la subida porque ya lo hice la semana pasada, es una joyita, un bocato di cardinale para los que nos gusta el enduro, lo que si me pasó es que llevé las ruedas demasiado infladas y botaban como una pelota de basket, que lata me dieron!!!

Una vez terminada la subida, paramos para hidratarnos un poco, reagruparnos,  comentar la jugada y hacernos una fotillo. Desde aqui subimos un poco por asfalto y enseguida tomamos un desvío a la derecha que nos llevara a una trialerita de bajada. Aflojo un poco las ruedas, porque parezco un conejo dando brincos, bajamos tijas y aaaaaa por ella. Tiene piedra suelta, roderas, rocas y raices, no le falta perejil chavalote!!!. Pero ahí no acabó la cosa, luego tomamos un desvío a la izquierda,  y tras cruzar la carretera,  que nos llevaria a un rápido sendero que volveria a desembocar en asfalto. Las bajadas las hacemos mas agrupadetes, incluso la que vino después,  que habia muuuucha laja suelta,  roca y raices, digna de provocar un buen costalazo, y para colmo no llevaba ni yo ni nadie protecciones..., pero no paso nada, la peña baja muy bien, especialmente Nano que no es ningún chavalote pero anda igual de bien parriba kepabajo, aunque el ritmo lo marca Julian que ademas de buen sherpa me cuentan que es un manitas en temas de averias, y eso da trankilidad...

Después de estas electricas bajadas, tomamos un sendero que creo se llama el camino del agua. Me dice Juan que este mismo recorrido lo hacian hace muuuchos años unas canalizaciones de agua y que te llevan al Valle de los Caidos, pero hoy no llegaremos ya que el final del sendero no está muy bien, esta tomado por las zarzas... El camino hay que hacerlo en fila india, es muy llanito, pero no le falta na de na,  es estrecho, revirao, y sombrio gracias a los estupendos pinos que lo acotan; tiene trankitos, rocas, raices, y algun árbol caido que lo atraviesa. Al terminarlo decidimos volver a San Lorenzo por un camino paralelo al hecho; como os he comentado las zarzas no nos permitieron continuar. Este  es muy parecido al hecho pero más rapido, tanto que dio un susto al bueno de Juan y que este manejó con bastante habilidad,  casi se la pega...paramos poco después para hacernos unas fotillos y ya no volveriamos a parar hasta llegar al barrio del Carmen,  que estaba de fiestas, incluso una banda de música amenizaba la mañana y lo recorría, pudimos verlo mientras tomábamos un refrigerio en el bar El Andaluz, jajaja que cosas...


De los seis que ibamos tres tomamos cerveza (Angel, Juan y yo) y tres coca colas, ¿porqué?  pues resulta que eran las doce y los makinas decidieron que estas no son horas de volver..., jajaja kemamonas!! Dicho y hecho, a dar unas pedaladas más,  luego me alegré porque hicimos unas trialeritas la mar de chulas, pero las primeras pedaladas a los ceveceros nos costó la misma vida hasta llegar a la zona divertida, muuuy divertida.

Volvimos al Escorial atravesando la finca de las Herreras y alguna urbanización de casas de veraneo, y alli, en la terraza del bar El Pelotazo estaba sentado Paco ( presi de la peña) y su sobrino, y que hoy no nos han podido acompañar, junto al clásico cubo de botellines bien fresquitos y listos para ser bebidos, antes de meterle mano al contenido del cubo me aseguré de que la ruta se habia terminado...


Lo he pasado en grande, pero me cuentan que estan preparando un ruton para el finde que viene; ya os contare...

martes, 8 de julio de 2014

Algecireño se traslada a la Sierra Oeste de Madrid




Así es amigos, como todos los veranos desde hace ya diez años los veranitos son en montaña,  a 1.200m aproximadamente, fresquete, aunque hace mas frio de lo habitual en estas fechas.  La salida de hoy ha tenido que ser mas o menos individual, pero mas adelante os cuento porque me ha sido imposible localizar a mis amigos bikers de la zona, Los Gasupetos, aunque os puedo asegurar que ha sido extraordinaria por distintos motivos.



Los primeros km han sido por asfalto, bajando por el puerto de  la cruz verde  aprovecho para desayunar en un bar de la zona una buena tostada de aceite y jamon con su correspondiente cafelito. En este punto es donde se concentran una cantidad ingente de moteros para hacer lo que les gusta a ellos, darle al gas por las increibles curvas de esta carretera. Entre tanta moto mi Giant parece un juguete, pero aun asi despierta el interés de algunos...Terminado de desayunar sigo bajando hasta San Lorenzo pero antes de llegar me desvio y comienzo a ascender por entre altísimos pinares.

Estos primeros metros son de pisteo aunque con un buen desnivel. Me cruzo con un senderista, con una animosa monja (con sus hábitos) que aparece de no se sabe donde porque por aqui que yo sepa no hay conventos, y cuando aun estoy dandole vueltas a esa aparicion mariana que diría Gilo, se me cruza a no mas de 25m un cervatillo dando brincos...me paraé para disfrutar del momento, ademas de para intentar sacarle una fotillo. El cervatillo se me quedó mirando como extrañado pero no me dio tiempo a la fotografía,  una lástima!. Continué la marcha y me crucé con mas gente y animalillos pero no tan pintorescos o especiales. Engancho el sendero de subida. Este sendero es muy muy pero que muy alucinante tanto de bajada como de subida, pero hoy lo  voy a hacer de subida, me he levantado con ganas. Llovió el viernes y está algo humedo el terreno, las plantas y arbustos que acotan el sendero nadie las ha cortado y aunque no son zarzas, te van castigando los brazos y piernas. Que bonito esta!!. No tardo demasiado en llegar a la puerta de la finca, está cerrada pero te permiten el acceso,  solo te piden con un cartel que la cierres para que no se escape el ganao. Aqui haces otro poco de pisteo y enseguida te desvias al senderillo de subida. A unos cien metros se incorporan dos bikers de mi quinta con indumentaria y burra endureras, que alegria!!, subir con compañía por este sendero es la leche, y si son de los nuestros mejor. Ellos se van alternando hasta que uno se descuelga algo, al otro está a una distancia prudencial, no mas de quince metros. El sendero está lleno de raices y roquillas y cada poco viene una curva cerrada de la leche, con todos los ingredientes para que te la pegues parriba..., pero vamos pasando las curvas una tras otra sin poner pié. Un dia del año pasado conte las curvas, y creo que son alrededor de 25, todas bastante cerradas, lo dicho, un disfrute si te gusta este tipo de terreno. Fc tengo que pasarte el track para cuando te vengas a vivir a Madrid.

Terminamos de subir esta tremenda trialera y tras llanear un poco paro para beber un poco y charlar con ellos, pero no venian. Hice alguna fotillo y segui con la ruta. Lo que viene ahora es asfalto y subida, bueeena subida con desniveles serios, no llevo el gps pero recuerdo que hay tramos del 17-18% y no bajas del 13.  A estas que aparece un grupete de cuatro bikers sexagenarios y me uno a ellos para no ir solo. Son cuatro colegas, cada uno de un pueblo distinto (Majadahonda, , Las Rozas, Madrid y Villalba) y que se ven todos los domingos para hacer algo. Teniais que ver el ritmete que llevaban y como se agarraban a la bici para no perder ritmo los unos de los otros, jajaja lo del pique no se va con los años chavalotes!!

Coronamos y les dejo porque ellos vuelven sobre sus pasos, y a mi me pide el cuerpo seguir, asi que tiro quince minutos más hasta un sitio en el que hago un par de fotos y vuelvo hasta el lugar en el que dejé a el grupete pero ya no estan. De aqui subo por un camino tipo pista que me llevará hasta Robledondo, luego tres kilometrillos de asfalto y ya estoy en casa despues de dos horillas y media de pedaleo. La ruta no se de cuantos km ha sido porque no he llevado el gps pero he vuelto mas contento de lo que sali, que es de lo que se trata no? jajaja.



El finde que viene os cuento si he localizado a mis colegas bikers de Madrid.