Páginas

domingo, 28 de abril de 2013

ESCAPADA POR LA SIERRA DE HUETOR

Que nos encanta esta sierra no es ningún secreto, y ya hacía bastante que no la visitábamos. La salida del sábado no fué ni larga ni corta, tres horitas, pero si fue intensa y muy divertida.



Despues de un montón de años dando pedales con automáticos, he decidido pasarme a otro estilo y he empezado por los pies, jajaja. El viernes por la mañana pasé por la tienda a recoger los nuevos pedales y las nuevas zapatillas. Los puse en mi Giant, y por la tarde pensé en que era una buena opción ir a la Cañada del Sereno y La Cruz de Viznar para probar las nuevas adquisiciones, y ver que sensaciones me trasladan. Parece una tontería pero la bicicleta, bajo mi punto de vista, trasmite por dos sitios: las manos y los pies.

La salida del finde normalmente la hacemos en domingo, pero entre que el Martinez tiene una carrera (para promocionar su tienda, Bici2o) en Velez el domingo, y que se prevee lluvia en Granada, la salida la hicimos el sábado por la tarde. Es el único momento del finde en el que parece no va a llover.

A las cuatro menos cuarto quedamos en la gasolinera debajo del Gim O2. Desde allí y una vez que cargamos Jorge y yo las bicicletas en el coche de F Carretero, nos dirigimos al punto de la sierra en el que dejaríamos el coche para comenzar a dar "pedales". Los primeros kilómetros, hasta llegar a La Cañada son casi todos de pista. Las sensaciones son extrañas ya que aunque los pedales tienen unos pinchos que sobresalen y le dan estabilidad al pie, tengo la sensación de que el pie va suelto. Respecto a la potencia que le voy dando al pedal para andar, diría que cambia poco de un automático a plataforma; siempre entendiendo que no pedaleo para competir ni hoy ni nunca, mi gusto por la BTT es lúdico. Llegamos a los pies de la subida hacia la Cruz de Viznar, pero no la subimos, ya que la haremos de bajada, y giramos a la derecha para tomar la primera de las veredillas que nos regala esta sierra. Es corta pero ya noto que todo es distinto, ni mejor ni peor, solo distinto. Un poco más de pista y otra bajada por sendero, con saltos y zetas. En el primer salto no me "agarré" bien a los pedales y aterricé menos estable de lo recomendable, pero bien...inmediatamente las zetas y las paso cómodo, otro salto y ahora sí me "agarro" bien a mis pedales y aterrizo perfecto. Un rato de pista hacia arriba y llegamos a los pies de La Cañada del Sereno. Allí charlamos un ratito con un senderista sobre la belleza de esta sierra, y que al vernos de esta guisa (protecciones, chaleco protector, bermudas, etc.) nos pregunta si somos freerider, y aunque el hábito no hace al monje, el alma sí que lo tenemos...y empezamos a dar pedales y a salvar las rocas, las piedras y las raices. El rítmo es pausado y disfrutón. El cielo está nublado y la temperatura es perfecta, si acaso un poco de fresco que biene bien. El benjamín del grupo va a cola y mirando por donde vamos metiendo la rueda, le hemos avisado de que debe llevar cuidado porque subir por piedras y rocas tiene su aquel...FC se lo traga todo con su Comemcal y yo voy poco a poco ganando en seguridad. Pedalear por piedras, rocas y raices sin estar anclado es nuevo para mi,  y como comenté al princípio el tacto y las sensaciones tambien llega por los pies, y estas cada vez son mejores. En un momento dado llegamos al supertranco y le ataco con toda mis ganas. Conforme estoy pasandolo, noto que la superficie de apoyo del nuevo pedal y las zapatillas es brutal, y es lo que me permite pasarlo sin apoyar el pie en la roca, y lo que es mejor, con mucha seguridad. Coronamos y paramos para comentar la subida y tomarnos algo. Desde aquí buscamos el cortijo. Toda esta zona está verde y cubierta de hierba, parece que estemos en Galicia. Luego el senderillo zigzagueante, evitando arbustos, pinos y rocas a toda velocidad, y luego subimos por la ribera del río y encontramos el asfalto, fín de la primera parte. Damos pedales hasta que llegamos a la zona recreativa y ascendemos hasta llegar al cruce que nos lleva a la cueva del agua.; se nos ha hecho un poco largo el trayecto, pero ya estamos en el camino de la Cueva del Agua. Esta zona es muy complicada de subir, hay trancos insuperables para mi y mi Giant, pero aún así hay tramos que supero gracias a tener más superficie de apoyo. Llegando al final y ya con las fuerzas mas tocadas, queda un repechito corto lleno de "melones" y uno de estos le dice a la rueda, a la suspensión, al manillar y a mi que NOOOOOOOO,y se clava la la rueda. De haber llevado los otros pedales el resultado habría sido otro, pero como llevo los nuevos pues no salgo volando y me quedo sobre el manillar paralelo a la bici, haciendo una postura mu-rara, o eso dice FC. Como llevo mi super-peto no me hago nada de daño en las costillas, así que todo lo que me he ido comprado para mi seguridad ha funcionado, estoy super contento. FC que siempre se chupa mis voladas, se viene hacia mí a ver cómo estoy, y comprueba que lo que pudo ser no fue, y que estoy perfecto, así que coronamos y seguimos camino en busca de la Cruz de Viznar. Hasta llegar allí el sendero es rocoso y rápido, y noto más agilidad y capacidad de reacción con las zapatillas y los nuevos pedales, pero está por llegar la guinda del pastel: la Cruz de Viznar, pero no sabemos por qué lado bajar. Nos decidimos por la ruta de la izquierda, muy serpenteante y larga aunque menos peligrosa. Aquí es donde voy a notar bien las prestaciones que me dan los pedales anchos y las zapatillas, y es otra cosa...los apoyos en bajada son increibles, la burra es mucho más rápida y agil y cuando bajo toda la trialera y paro, me convenzo de que he hecho una gran compra , el cambio ha mejorado mi seguridad y mis sensaciones sensaciones, para este tipo de rutas claro.

Desde aquí hasta el coche son unos kilometrillos por pista pero se me hacen más pesado porque he roto el cable del cambio de los platos y se quedo en el pequeño...pero me es igual, he pasado una gran tarde en compañia de mi buen amigo FC y el junior que se atreve con todo apesar de no llevar las herramientas más adecuadas, pero tiempo al tiempo.



domingo, 21 de abril de 2013

Por el llano y por Cenes... y también por la fuente de la Bicha

Esta es la ruta de hoy:



 Y esta la que hicimos el Robles y un servidor el Jueves pasado... más corta pero también muy divertida

 









La quedada de hoy era a las ocho y media donde siempre, en recogidas y de ahí teniamos pensado subir a Beas, bajar a Quentar, subida al Geodésico por La Argumosa y bajada por lado radical. En principio esta era la idea, pero a la hora de la verdad no hubo mucho cuorum, y decidimos bichear por los alrededores de Granada que hacía mucho que no lo hacíamos en grupo. El primer objetivo fue poernos a prueba con el tranco de Brat. Es complicado pero FC me dejo su burricleta y lo pasé sin problemas, al igual que FM y JMR. FC y Antonio (amigo de FM que se unió al grupo) prefirieron no tirarle en esta ocasión. Desde ahí subimos por el cortafuegos hasta el cementerio musulman. Me resultó un poco menos duro que otras veces, pero aún así, al llegar arriba no me sobraba demasiado aliento...Desde ahí subimos por la carretera hasta el Quejigal medio y le tiramos por el lado más radical (hoy estábamos con punto juguetón), completando las tres zetas más peligrosas que hasta ahora he hecho hasta hoy, ya que el barranco y la caida es muyyyyyy inclinada; el hecho de ir acompañado y la nueva potencia que le he puesto a mi manillar me envalentono...completada la bajada volvimos a subir desde la Silla del Moro y nos tiramos por una veredilla muy pero que muy ratonera, para terminar bajando el tranco del cementerio; este está cada vez más peligroso...pero lo bajé con mi Giant. Volvimos a subir hacia el llano por un camino pedregoso, corto y con un buen desnivel y una vez completado buscamos el canal de los franceses y allí tomamos un tentempié. Reanudamos la marcha y bajamos casi hasta Cenes, volvimos a subir en busca del camino que nos lleva a Dudar y una vez coronado volvimos a bajar hasta Cenes.






Esta bajada tiene yagas, cantos rodados y piedrecilla suelta que lo hace especialmente delicada. Antes de empezar la bajada FM le deja su burricleta a Antonio para que pruebe una buena doble en un terreno exigente. Ellos van algo más retrasados porque Antonio es más pistero que burrako, pero FC, JMR y servidor (Algecireño) le tirados a la bajada gustandonos, tanto nos gustamos que alguno acabó haciendo la cucaracha pero como lleva chaleco protector, coderas y rodilleras, pues estas cumplen con su cometido. Unas risas y p´bajo. El final de etapa fue por la fuente de la bicha, tan bonito y exigente como siempre y de ahí al camino del colesterol, y a nuestro bar fetiche, el Bar Rio donde nos atienden como nos merecemos; a la vista está:



La ruta la hicimos en dos horas y media, en un ambiente y a un rítmo muy disfrutón, aunque no faltaron ni las clásicas puyitas de FM , ni los comentarios de JMR sobre el rítmo que llevamos y la mala leche que gastamos, ni la risa floja de FC al oir las clásicas quejas JMR. Creo que Antonio lo ha pasado bien, como para repetir. Yo, feliz como una perdiz en el campo...Total 25km de autentica BTT y con 700 de desnivel.

martes, 16 de abril de 2013

El Toro!!!

La salida fue sobre las nueve de la mañana, y el lugar de quedada: gasolinera de recogidas. Yo me retrase unos minutos pero cuando llegué ya estaban todos: F. Carretero, F. Martinez, JM. Robles, Jose Miguel y Edu. Hacía bastante que no salíamos el grupo completo, así que había que felicitarse por ello. La idea era subir por los rebites, desde ahí el Camino de los Neveros que nos dejaría en El Purche y desde ahí conectábamos con la carretera de la sierra, unos kilometrillos por asfalto y una vez llegado a los "guevos del toro de Osborne", nos dejaríamos caer no por los guevos del Osborne pero si con un par de.... jajaja hasta Guejar Sierra, bajada a Pinos Genil, camino del Colesterol y llegada a Granada para degustar unas buenas y fresquitas cervecitas con sus espectaculares tapas en nuestro bar fetiche...

El primer tramo hasta comenzar "Los Neveros" fue razonablemente cómodo y con muchas cosas que contarnos despues de tanto tiempo...Una vez comenzamos a ascender por los repechos que nos llevaron hasta El Purche, las conversaciones eran cada vez más breves y con menos interlocutores. El rítmo lo pone FM y ya se sabe...sale demasiado con la bici entre semana. Jose Miguel se mantiene sin problemas, FM va mejor que en Padul y controlandose, JMR va cada vez mejor pero se le nota que da pocos pedales entre semana, Edu diiiice ( y yo le creo) que hace dos meses que no da pedales pero mucho no se le nota la verdad, va casi como siempre de bien y por último yo, que me encuentro bien aunque no como en Padul, y para colmo tengo problemas con la tija y de vez en cuando he de parar y ajustarla, y aunque estoy bien, no me alcanza para recuperar el terreno que pierdo por mis puñeteritas paradas. Como os comentaba, las pendientes de los neveros no dan para mucha charla, así que las dejamos para cuando nos reagrupemos y paremos a comer en la zona del Purche.

El día está increible. La temperatura es perfecta y no corre nada de viento. En el grupo empiezan a aparecer estéticas cada vez más radicales, FC y FM ya van con camisetas freestyle y casi todos con bermudas y protecciones. FM y Yo (Algecireño) nos hemos comprado unos chalecos protectores de hombros, pecho y columna que quita el hipo, y nos los hemos puesto para esta salida ya que la bajada del Toro nos han comentado que tiene su aquel...Por lo visto solo se puede hacer en periodos puntuales porque hay cantos rodados y si la tierra está seca y demasiado suelta es peligrosilla, así que una vez que hemos comido algo, hecho unas fotillos y comentado lo ascendido hasta ahora y bromear con los caballos, las yeguas y sus cosillas...


comenzamos a buscar el Toro...Edu se ha dado la vuelta y se perderá lo mejor del día.


Como os comenté al principio de la crónica, esta parte que viene ahora es la más excitante y para lo que hemos ascendido esta jartá de kilómetros. La llegada desde el Purche es por carretera pero solo unos kilometrillos. Con  muchas ganas de bajar, nos situamos frente al camino, nos ponemos las protecciones, cambiamos la cámara de vodeo a mi Giant para grabar al grupo bajando, y nos tiramos con todo y a tumba abierta a la conquista del Toro...    Como una imagen valen más que mil palabras, aunque sean las mias,jajaja ahí arriba teneis el video elaborado por FC para que disfruteis. Solo os diré que me diverti mucho, porque es muy juguetona y que hay algun que otro paso en el que hubo que apearse (motivo por el que habrá que volver...) que la hacen peligrosa y por esto no la subimos a wikiloc. Si alguno quiere hacerla que se venga con nosotros.   Terminado el descenso y sin apenas una caidita que echarnos a la boca, excepto algo de chapa y pintura de Jose Miguel, toca subir hasta Guejar Sierra. Es poco pero durete y yo sigo con mis problemillas de tija. Coronamos el pueblo y bajamos por carretera hasta Pinos Genil y desde allí a Granada por ruta del colesterol a todo trapo para que nos quede tiempo del tercer tiempo...   Los datos de la ruta los subirá FC.   El finde que viene massssssssssssssssssssss

lunes, 8 de abril de 2013

40BIKE estuvo en la I Mammoth bike festival de Padul





Meterte en una prueba de 82km no es ninguna tontería, has de tener muchas ganas, estar algo preparado y luego que no pase nada que te obligue a abandonar la prueba en algún momento; luego si además te acompaña la meteorología, genial...

Es la primera edición de esta carrera y la organiza Juan Carlos, propietario de una tienda de Bicicletas queestá en Granada llamada Dr. Bike.Estuvimos hablando con él y nos comentó que la noche de antes de la prueba revisaron el circuito y que  "desaparecieron" balizas. Pués a pesar de esto, el día de la prueba estaba todo perfecto, aunque siempre hay alguien que se puede despistar y desviarse donde no toca, el asunto del avituallamiento sin problemas, con fruta, barritas, higos y bebida de sobra para todos  los participantes (tambien para los no competidores...); y la comida tras terminar la prueba, aunque mejorable, hubo para todos, así que por ahí todo más que satisfactorio. Buen resultado despues de llevar liados con la prueba desde Septiembre, según nos dijo JC; yo que entre otras cosas tambien organizo eventos deportivos, se lo que implica organizar algo como esto (permisos de Federación, Ayuntamientos, protección civil, guardia civil, Junta de Andalucía, patrocinios...), así que chapeau. Dicho esto, yo creo que este tio es un tio con suerte porque después del invierno y primeros días de primavera que llevamos de lluvia y nieve, tener sol el día de antes para que seque el terreno y en el día de la prueda para nuestro disfrute, no es algo atribuible al trabajo, ha sido un asunto de los dioses.


La organización había preparado en el município de la prueba, Padul, algunas actividades paralelas, una prueba de BMX,  una quedada de BTT para niñ@s que iría por distintos lugares del pueblo, y una actividad de anillamiento de pájaros en la laguna, que finalmente no se hizo por falta de solicitantes (una pena para los que si nos interesaba...). Las otras dos actividades fueron un éxito. Recogimos nuestros dorsales y quedamos para salir de Granada a las ocho de la mañana del domingo. FC se fue para Granada y yo me quedé a ver la competición de BMX , que resultó ser muy divertida y porque no decirlo, accidentada aunque sin graves consecuencias. Los chicos van a todo trapo en un circuito muy revirado y pequeño, es muy técnico e intenso.


 A las 8 am estábamos Fernano Carretero y yo (Algecireño), cargando las burricletas en el coche y camino de Padul. Yo personalmente la noche de antes de las pruebas no suelo descansar demasiado bien (suerte que no voy a competir...) por los nervios, esté mejor o peor preparado, pero la ilusión con la que vas suple esto. Llegamos a Padul y vemos un gran ambiente, hay unos 400 inscritos, el município está literalmente tomado por locos de las dos ruedas sin motor. Aparcamos y nos vamos a dar cuenta de un buen desayuno; los bares están a reventar.  Después al coche y a prepararnos para el reto. Tenemos que decidir la ropa que nos ponemos. FC opta por la prudencia y se echa el sin mangas y manga larga, yo prefiero pasar un poco de fresquito y opto por manga corta y manguitos, que ya cogeré temperatura, para ello tengo 82km y 2.000m de desnivel por delante jajaja. Nos vamos para meta y el ambiente es el de siempre, gente que se conoce de otras carreras y se saluda, otros que vienen de otras ciudades y están con cara de despistaos, bicis de todo tipo  y colores, y aunque siguen sir haber demasiados con estética y burricletas de enduro en estas pruebas, detecto más gente que viene a disfrutar que en la de hace 15 días en Almuñecar. Tambien los que van a competir, que se les ve muy concentrados y haciendo series por las callejuelas, parecen avispas, aparecen por todos lados y desaparecen en un plis plas...Yo he puesto la cámara en mi sillín y hago unas grabaciones del momento previo a la salida. Veo a gente con la que coincidimos en la prueba de Almuñecar y a propietarios de otras tiendas de bicicletas, y organizadores de otras pruebas, y me alegra mucho ya que sumar nunca resta y esto de la BTT hay que apoyarlo entre todos para que cada vez hayan más y mejores pruebas en esta provincia, y así a los que nos gusta hacer carreras sin competir, no nos tengamos que ir fuera de Granada para hacer pruebas interesantes bien organizadas y por campos alucinantes. La cámara la llevaré yo en la primera parte (ruta corta) y luego FC.


Con unos cuantos cañonazos dan la salida y comienza la prueba. El pelotón se estira mucho. Los primeros terrenos por los que pasamos están al sur de Padul, hay muchos almendros (creo) y molinos de viento que impresionan al pasar junto a ellos. El terreno por ahora es pisteo y está perfecto y la temperatura fresquita. Es una pendiente llevadera e ideal para ir haciendo piernas, y de ahí pasamos a senderos con piedras y rocas. En este punto nos saluda Jose Luis (organizador de la prueba de Quentar) y vamos un rato del camino charlando, y nos agradece el vídeo y la crónica que hicimos de su prueba en nuestro blog, y esto hace ilusión, jajaja. Más adelante coincidimos con Charo y charlamos sobre la carrera de Almuñecar, en la que se quedó sin frenos...va a un buen rítmo, está fuerte. Nos cuenta que es de un grupo de bikers féminas que se formó hará un año más o menos y que tienen un montón de chicas en el grupo y algunos chicos. Yo ya lo conocía pero no había hablado con ninguna de ellas. Me parece estupendo y ojalá crezcan como grupo y pongan su sello a este ambiente. Hemos quedado en contactar y salir con ellas en alguna quedada. Con estas llegamos a la que creo que fue la parte más bonita del circuito. Son unos senderos muy estrechos entre encinas (creo) y con su peligro si no vas atento. Aparecen algunos obstaculos en el sendero, de esos que le ponen pimienta al asunto y que si sorteas o superas te animan mucho, pero el sendero ya de por sí es muy muy muy bonito y divertido. Llegamos al primer avituallamiento en el km 25 más o menos. Naranjas, plátanos, barritas, agua y bebida isotónica. Allí FC se encuentra con un colega (no me dijo su nombre), charlamos un ratito y reanudamos la marcha. Las sensaciones son muy buenas y hasta aquí lo hemos pasado fenomenal. Un km de carretera y desvío a camino. Esta zona es muy buena para rodar a buen rítmo, y así lo hacemos. Una ambulancia se cruza con nosotros en sentido contrario, ojalá no se nada o lo menos posible.

Casi sin darnos cuenta nos plantamos en el desvio de la ruta corta/ larga. Tomamos el de la larga y comenzamos un terreno con mucha arena, es como si fuera un caune de río seco, el caso es que puedes ir rápido pero la arena te va desgastando las piernas y en algún momento puedes clavar rueda, hay que ir pendiente. Llegamos al segundo avituayamiento. Aquí tomamos fruta, higos, barritas y cargamos isitónica, esta no está igual de buena que la anterior, está como rebajada. Una vez repuestos del esfuerzo de las arenas, comenzamos la segunda parte de la ruta, la más dura. Hacemos una subidita y enseguida cogemos una divertida trialerita que nos baja a lo más profundo el entorno, el cauce del río de Padul. Si hay que ir a la Hermita Vieja, quiere decir que lo bajado hay que subirlo, más todo lo demas...pués a subir lo bajado y llegamos a las faldas de la sierra. Aquí coincidimos con algunos amigos de Granabike con los que charlamos un ratito. Poco después toca comenzar el ascenso a la Ermita Vieja por el lado sur, el contrario al que siempre lo he hecho. Es mucho más largo que hacerlo por el rio Dilar según vas desde Granada, yo diría que el doble, lástima que no lo mirara en el gps; y el ascenso es distinto, hace como escalones, como si subieras un buen desnivel, un falso llano para reponer un poco u otro buen desnivel, otro buen desnivel y un suave ascenso y así sucesivamente; así es la primera mitad. Esta parte se le hizo un poquito más dura a bastante gente, incluso la peña echo pié a tierra porque no podían más. Yo me encontraba bastante bien pero sin alegrias eh!, en estas que alcancé a un biker que nos llevaba bastante terreno, pero de pronto se debió de venir abajo porque de no ser así en la vida habríamos coincidido. Se llama Manuel y es de Andujar. Tienen una peña importante aunque a la Mammut han venido seis, organizan una carrera de carretera de ascenso a la Virgen de la Cabeza, lástima que no somos de flaca que sino iríamos. Estuvimos de charleta y pin pon pin pon hasta coronar, el hombre me dijo que de no ser porque se vino conmigo y charlando, que se le olvidó el cansancio, no sabe cómo habría terminado el ascenso. La btt es esto... Una vez coronado me quedé hablando con los de la organización en la Ermita Vieja y al poco llegó FC. Manuel no se quedó y tiró para abajo, luego nos vimos en meta con la comida. La bajada de la EV es rápida, tanto que pasé algo de frío, casi hecho de menos una subidilla para coger temperatura, jajaja. Llegamos a Dilar y vuelta por un camino que ya conocíamos de haber bajado la silleta hace un mes más  o menos, pero antes tomamos algo de fruta en el avituallamiento. La isotónica me la preparé yo con mi producto Prolong que es mano de santo...y el final hay que hacerlo lo mejor posible. Allí coincidimos con Juan Carlos (promotor de la prueba) y charlamos un ratito.


La última parte de la prueba tenía algo de barro y era un subeybaja que machacaba las piernas. Pasado este camino llegaban senderos y trialeritas exigentes pero ciclables. Lo peor fue la zona que no era ciclable, pero esto tambien forma parte de la BTT, o acaso no os ha pasado en más de una ocasión que habeis tenido que echaros la burricleta al hombro para superar algo no ciclable?, pues eso, BTT amigos mios BTT del bueno y en la parte final para terminar con las pocas fuerzas que te quedaban, jajaja. Más de uno juraba en arameo. Pasado esto, más trialerita con piedra suelta y para terminar de rematarnos la última bajada que ponía los pelos de punta no sólo por su importante inclinación, sino tambien por la abundante piedra y tierra suelta que dificultaba y mucho la cuestión, si a eso le añadimos que ni los brazos ni las piernas pueden mucho más, el reto es serio...Me dispongo a atacarla, comienzo a ver lo complicado de la jugada pero mi Giant se porta ketekagas, culopatrás y rueda trasera casi bloqueada, parecia que estaba esquiando, que divertido. A estas que oigo un gritido brutal, bloqueo frenos porque ese bufido me suena que es del Carretero...logro parar a mitad de bajada y me giro a ver que ha pasado con FC. Veo que está sobre su Commencal, menos mal porque la hostia hubiera sido de categoría; le pregunto que le pasa y me dice gritando y muy cabreado "TIO QUE NO ME RESPONDEN NI BRAZOS NI PIERNAS JODERRRRRRR".

 Nunca lo he vistio tan cabreado y eso me provoca una risa entre aliviada por la no caida y divertida por una situación de impotencia recordando que quien más quien menos la ha tenido sobre la burra...total termino la bajada y mientras subo mi tija y aprieto alguna pieza que suena llega FC. Desde aquí hasta llegar al Ayuntamiento de Padul, lugar en el que esta la meta son unos cuatro o cinco km rodando a buen rítmo.

La entrada a meta como siempre es juntos con los brazos en alto y una sonrisa de niño inexplicable a nuestros 46 años, porque hemos conocidos nuevos caminos, nos hemos divertido sufriendo, hemos reido, hecho amigos y sobre todo HEMOS LLEGADO  sanos y encima dentro de control de tiempo. QUE MAS QUIERES JODIO...   

Ah! si, un buen ratito de charla mientras comiamos el bocadillo XXL que la organización nos dió, con Manolo el de Andujar, amigos de Granabike, Charo que ganó su trofeo, Ali que ganó el suyo y Carolina, una friki de esto porque va con una Commencal de casi 14kg y encima sube al cajón.

El finde que viene mássssssssssssssss, CARRETEROSUBELVIDRIOOOOOOOOOOOOOOOOOOO