Páginas

martes, 27 de enero de 2015

El invierno llegó a la Sierra de Huetor

Nadie escarmienta en cabeza ajena. Esa debería de ser una máxima, a la hora de decirle a alguien que eso que está pensando hacer es mejor que no lo haga, y así no te frustraras porque a pesar de haberle advertido, no te ha hecho caso y lo ha hecho...; pero no empecemos por el final...

El sábado por la tarde empezamos a chatear en el wsp para ver qué hacíamos el domingo por la mañana. Unos querían ir a Sierra Nevada, y otros a la de Huetor, de pronto alguien opinó que Sierra Nevada estaría nevada y que mejor no, así que la opción de Huetor coge peso...

A las nueve y media quedamos en Recogidas, donde hasta hace poco había una gasolinera. Fuimos apareciendo poco a poco, incluso vino el bueno de Nacho (sobrino de Andrés)que repite, claro que después de hoy no se si volverá..., pero vayamos por partes.

La propuesta era hacer unos kilometrillos más de lo habitual, haremos cerca de 60; y un Cogollos por Cubilas, Calialfaquir, cueva del Agua, y bajada hacia el Sacromonte lo cumple, así que nos pusimos a dar pedales a buen ritmo hasta que llegamos a Albolote y el viento nos pegó una bofetada por sorpresa, madremiademivida lo que nos puede esperar en la zona de olivos..., pero antes de eso tuvimos que parar en Cubillas, en la que ya vamos a tener que denominar "La parada del Andrés" o lo que es lo mismo "pa empesá un pinchaso"jajaja


El día ha amanecido claro claro y la temperatura es fresquita pero perfecta para dar pedales, y si a esto le añadimos un solecito de costado pues todo está en su sitio. Pero como he comentado antes, tenemos un desagradable e inesperado invitado: "ill vento di fronte"...no es que sea permanente, aparece y desaparece. De pronto estás llevando un buen ritmo, has conseguido tu golpe de pedal y zas! ahistaltío (Eolo) para ponerte en tu sítio o en el suyo...suerte que el terreno está perfecto, durito. Pepe va un poco por delante, Andrés llevándole el ritmo y tras él Nacho dando caña. Gilo y yo decidimos ir dándonos relevos para que el viento no nos machacara demasiado. En un par de horas nos plantamos en Cogollos, cargamos un poco de agua en las mochilas y comimos algo.

Ah! se me ha olvidado comentaros que durante el trayecto coincidimos con bastantes bikers, la afición a esto de dar pedales por el campo va viento en popa y a toda vela, incluso uno se atrevió a echarle una carrerita al Pepe!...el chaval llevaba una eléctrica jajaja


Como he comentado, tras un descansillo en Cogollos nos pusimos a dar pedales dirección el cortijo Calialfaquir. Mientras tomábamos algo, el amigo Gilo recordó antiiiiiiiiguos hábitos jajaja.

Si mirábamos a la sierra de Huetor se veía un poco de nieve, pero nada serio. Subimos el cuestarrón que nos lleva a la zona alta del pueblo y tras pedalear diez minutillos nos adentramos en la sierra, y ¿con que nos encontramos? con nieve, muuuuuucha nieve. El caso es que yo creo que no estamos a más de mil cien metros de altitud, pero claro estamos en cara norte...

La verdad es que a todos se nos pone cara de niños al ver la nieve, menos a Nacho claro. Es muy bonito el panorama, el río está helado y el estanque también. Aquí si empieza a hacer fresquete, pero claro dando pedales el frío es relativo. El camino está cubierto y cruje al paso de las ruedas. Estas condiciones hacen que el ritmo sea menor, pero además el bueno de Nacho está un poco cansadete, se ha castigado  más de la cuenta en la zona de los olivos y claro eso se paga campeón!!! pero descuida que eso nos ha pasado a todos.


 Ahí está ese grupo de intrépidos chavalotes dispuestos a dar pedales sobre la nieve. Es menos complicado de lo que puede parecer, es cuestión de no meter mucha tracción y guardar con más cuidado el equilibrio.



Conforme vamos subiendo nos cruzamos con bikers que bajan y nos comentan que se puede subir hasta la fuente pasado el cortijo, pero que desde ahí es complicado...Nos miramos y decidimos continuar la ruta, y llegamos a Calialfaquir. Aquí nos paramos a hacernos otras fotillos y juguetear con los marranicos que están campando y comiendo a sus anchas.


Mientras estábamos jugueteando y haciéndonos fotos, se asoma el cortijero y nos dice "es mejor que no sigais subiendo y os deis la vuelta, es IMPOSIBLE seguir despues de la fuente". "Pakehabrádicho la palabra IMPOSIBLE..."Pues eso, ni caso al buen señor, nos montamos en nuestras burricletas y     p´riba que tiramos y con nosotros otro par de bikers que tampoco hicieron caso. Y es que como dije antes nadie escarmienta en cabeza ajena...



El comienzo de la subida es llevadero con y sin nieve pero Nacho da síntomas de cansancio. Su tito le va animando pero el chaval está sufriendo así que aminoran. Yo ya he hecho este camino con nieve, lo hice el año pasado y estaba bastante seguro de que la nieve iría bajando de espesor a medida que ascendiéramos, hace un sol espectacular más que suficiente para ir deshaciendo los neveros, pero a medida que vamos subiendo la cosa no solo no mejora, sino que empeora paulatinamente, hay momentos en los que es imposible mantenerse sobre la burricleta y hay que bajarse y empujar, pero claro ya metidos en faena...¿te vas a dar la vuelta?, además el paisaje es espectacular, nos lo estamos pasando bien, llevamos ropa adecuada, sobre todo Gilo, al que Pepe le ha regalado unos cubre-pies de neopreno, y va el tío la mar de calentito, y  Pepe está estrenando sus espectaculares botines. Lo único que nos preocupa es Nacho. En un momento dado Andrés duda de si seguir o darse la vuelta, le animamos a que siga porque bajar puede ser más peligroso que subir, pensando en que el camino mejoraría según fuéramos ascendiendo, como el año pasado, pero de eso nada de nada.


Pasamos la fuente y la cosa no mejoraba, paramos para esperar a Andrés y Nacho pero los chavales que subían detrás nuestra nos alcanzaron y nos dijeron que le vieron ir hacia abajo, así que decidimos continuar, y por fin  coronamos, atravesamos las cadenas y llegamos a la pista central. Y esta estaba cubierta de nieve...madremía, ya iba a ser imposible hacer el Mortirolillo y La Cueva del agua, estarían peor que esto...Volvimos a comer algo y nos pusimos a dar pedales. Lo único que podemos hacer es ir con muuuuucho cuidado porque la pista está peligrosa y además, al ser una zona de acceso a vehículos particulares, las familias han decidido subir a jugar con la nieve. Lo que no se es cómo van a salir de esta sierra...



Nos ponemos a dar pedales, empezamos a encontrar todo tipo de coches en las cunetas y la peña disfrutando de lo lindo tirándose bolas de nieve, haciendo muñecos,  y revolcándose. Son las dos y media y algunos deciden empezar a bajar y no les resulta fácil darle la vuelta a sus coches. Cómo estará el suelo de helado que tanto Gilo como yo nos pegamos un costalazo, suerte que ibamos muy pero que muy despacito, porque el hielo está duro de kohone!

No tardamos mucho en dejar el hielo y pasar al asfalto, incluso hicimos alguna veredilla que luego nos obligaría a parar en una gasolinera para quitar el barro que se nos agarró. Bajamos por Viznar y llegamos a La Cartuja la mar de contentos del día echado. Por suerte Andrés y Nacho también llegaron bien a sus casas. 



El finde que viene.....masssssss

domingo, 11 de enero de 2015

Neveros y Monachil por Cortijo Fiscales

Mialos kebonikos kestamos jajaja.

Nos estamos haciendo mayores aunque no nos guste jajaja. Cuando alguno del grupo trae un hijo/a o un sobrino/a, esto quiere decir normalmente que estas en una franja de edad seria, aunque lleves el Peter Pan metido hasta las cejas cuando sales con tus colegas, y tu burricleta a burrakear por las montañas de alrededor de tu casa, o de tu ciudad, y quien diga lo contrário miente como un bellako (que decimos por aquí). Y este es nuestro caso hoy.

El sábado lancé la propuesta de subir hacia el camino de los Neveros por el Cortijo de los Fiscales con la idea de dar pedales por una subida que no hacía desde hace unos tres años.


A la convocatória respondió inmediatamente el que nunca dice NO, Gilo, luego Andrés, lo que me supuso un alivio ya que yo no me acordaba demasiado bien de dónde estaba el camino de ascenso, y estába seguro de que él sí lo sabía, la vez que lo hice (esta es la segunda vez que lo hago) él tambien estába. Luego Edu (otra de las opciones que yo manejaba que sabría el camino) se manifiesta y va el tío y pregunta que "ese qué camino es", "mekagontó no se acuerda..." piennso, y por último Fernando B, que asoma la patita pero no concreta.

Quedamos a las diez (antes hace un frío delkopón), en Puente Verde. Van presentandose los susodichos, y aparece Pepe que no había podido el hombre ni asomar la patita. El que se retrasa, aunque no había confirmado nada, era Andres, mi esperanza...pero aparece, y lo hace con su sobrino, Nacho. Es un chaval muy joven (le calculo unas 15 primaverillas) y su relación con la burricleta consiste en ir y venir del cole (no preguntamos si su cole está en El Hervidero pero él vive en Granada, y sube de lo lindo...). Menuda peña nos hemos juntado hoy, ocho bikers!!!, la caña...


Comenzamos a dar pedales por el c
Colesterol, hay poco biker, aunque Gilo me comenta que ha pasado un grupo tremendo hacia unos minutos, y mucho runner. No llevábamos ni un cuarto de hora cuando Andrés pincha...Comienza operación cámbio de cámara, pero no lleva... comienza la guasa...y somos seis...Uno que hace la foto, otro que dice ¡que no tienes cámara!, el de al lado comenta ¿pero no es tuberless?, a todo esto el Andresiko que le entran esos sudores que entran cuando tienes una avería... encontramos una cámara, pero la pinchamos al ponerla...se repara con parches y cuando está hinchando la cámara, el ultimo de los elocuentes comentarios: "con esa bimba no acabamos hoy, te debería haber dejado la mía que es teleskópika..." la carcajada fue general...en fin musha guasa.



Seguimos dando pedales en busca del senderillo de subida, se pone a la faena Andrés, que parece que quiere recuperar el tiempo perdido y nos lleva a hopo. Lo encontramos justo antes de la presa. Es muy estrechito y con una pendiente de locos, no me lo pienso porque si te lo piensas te bajas de la burricleta. Obviamente he metido todo el hierro que tengo, las pedaladas me van cundiendo, y cuando ya creo que no puedo más levanto la cabeza y veo que aún queda la mitad, se te pasa por la cabeza tirar la toalla pero haces un último esfuerzo y coronas...no hace falta que os cuente la sonrisa que se me dibuja en esta casicinkuentona carita. De cómo subió el resto de compis no puedo contaros porque yo no fui capaz de mirar patrás. EL camino se ensancha y baja el desnivel durante unos cientos de metros, pero para llegar al Cortijo ya nos espera otra rampilla chulona, en el margen izquierdo vemos un perro recostado sobre la hierba que nos mira, pero hace tanto frío que no se molesta ni en ladrarnos jajaja. Pasamos el cortijo y viene una cuesta un poco más pendiente, y aquí el sobrino empieza a demostrar pakesirven ese par de jovenes patas...el sendero se convierte en pista estrechita y como estamos en ladera norte, encontramos manto blanco en algunas curvas, hay que tener cuidado. En un momento dado paramos para hacernos unas divertidas fotillos.





Las vistas desde aquí son espectaculares, se ven todas las sierras que hay alrededor de Granada, Almijara, Sierra Elvira, Huetor, el día está tan claro que incluso se ve el Collado del Agua, Collado al que le meteremos mano un día de estos. Nos ponemos en marcha y no mucho despues de comenzar nos encontramos con el desagradable paisaje del monte quemado, es una pena, es dantesco. Lo  están tratando de limpiar, y para ello han abierto un montón de caminos pero tambien hay un montón de árboles quemados y cortados para trasladar, que están en mitad del camino.










Como veis hubo que hechar pié a tierra. Una vez superados estos inconvenientes, por otro lado normales cuando se sale al monte a dar pedales, continuamos la marcha. La tierra del camino está bastante suelta, como polvo y las ruedas se atrancan un poco. Cada uno sube a su rítmo pero Andres, Pepe y el sobrino (Nacho) van un poqillo por delante abriendo camino...La verdad es que si no llevara el gps viendo el desnivel andaría mosqueado por mi rítmo, pero es que la mayoría del camino está alrededor del 14%, pero al no haber vegetación no se aprecia la pendiente, aunque las piernas si que lo notan. Por fín coronamos y llegamos al Camino de Los Neveros, camino que años atras usaban los hombres para bajar con sus mulos neveros que vender a los comerciantes, o familias pudientes de la capital para conservar sus alimentos. Paramos a tomar algo, disfrutar de las vistas y comentar qué hacemos ahora.




Hay varias opciones de llegar a Granada. Bajando Los Neveros y desviarnos hacia Cenes, ir hacia Los Rebites bajando un camino que habitualmente subimos, o ir hacia Monachil. Cualquiera de ellas es muy chula, pero nos decantamos por ir a Monachil, así que bajamos, y en un momento dado nos desviamos hacia la izquierda.



Nos cruzamos con bastantes senderista que suben, así como bikers retorciendose sobre su bicicleta, esta parte del camino se endurece bastante, pero nosotros vamos de bajada jejeje. Al llegar al desvío de Monachil, nos abandonan Edu y Fernando B que tienen un poco de prisa hoy. 

Bueno lo que viene ahora es muy muy bonito pero bastante peligrosillo, y así se lo hacemos saber al chaval. Una cosa es subir y otra bajar, y aquí las piernas no cuentan y la juventud no suma, más bien resta, así que el Tito se pone con el sobrino y tutela su bajada, pero pamí kelchaval le gusta esto porque allí donde podía, o el Tito le dejaba, se subía en la burricleta. La última bajada es realmente seria, me cuenta Pepe que probando su máquina antes de comprarla, se vino a hacer esta bajada y que por un problemilla con los frenos se la metió y se destrozó el brazo y el hombro...En fin, le metemos mano a este atajo de piedras y rocas con un tajodelkopón a su derecha, al que llamamos trialera y vamos pasando los trankos, hoy veo los sitios por los que meter la rueda mejor que otros días y la bajo sin poner un pie, pero claro con la mákina kemaregalao este verano todo parece un poco menos complicado. Al terminar la trialera Andrés y Nacho bajan a Monachil por un sítio y Pepe, Gilo y Yo (Algecireño) por otro, las escaleras y las chumberas,  pero a estas complicaciones se nos añade la aparición de un perrako de esos que asustan, subiendo las escaleras mientras nosotros las bajamos, sobre todo le toco a Gilo...Al terminar de bajar estaban el Tito y el sobrino esperándonos.

Lo que tenemos que buscar ahora es un precioso sendero que va junto a una acequia. Es realmente espectacular, y aunque se puede hacer rápido conviene ir con cuidado ya que lo hacen bastantes senderistas.
Pues bien, lo buscamos y lo encontramos, y lo hacemos, y justo cuando ya estábamos a punto de finalizarlo, que hay que cruzar la acequia por un estrecho puente de tablones de madera de pino, que está elevado unos tres metros sobre la acequia, y una vez que lo cruzas tienes que girar a la izquierda para subir por un estrecho tramito de tierra, que a su derecha tiene un olivo, que se mete en el camino y que hace complicada la operación. Normalmente lo pasamos sin problema aunque con mucho cuidado, pero hoy Gilo al meterse en el camino perdió el equilíbrio y cayó a la acequia desde algo más de tres metros, nos temiamos lo peor, pero por suerte no pasó nada que no se repare en chapa y pintura. Yo creo que a partir de ahora al Gilo le deberíamos llamar El Gato, porque es inexplicable que no se hiciera más daño, y de esta guisa quedó tras la caida ( ver foto de arriba). Ah! la burricleta ni chapa ni pintura jajaja se dió un cojonudo baño en la acequia y punto.

Como ya estamos cerca de Granada, decidimos bajar por Huetor y llegamos a Granada sobre la una del médio día. Hoy no hubo cervecita porque el Gilo está empapado...

Ha sido una ruta a la que no le ha faltado na de na, subidas y subidones, bajadasy  bajadones, pinchazo y hostion sin drama jajaja.

El finde que viene masssssss


























domingo, 4 de enero de 2015

Tres rutas, dos alrededor del Sacromonte y Jesus del Valle y otra por la Sierra de Huetor

Estas navidades han sido mas productivas de lo esperado. Subo dos rutas, de las que no he podido hacer crónica, aunque sí unos breves comentários en Wikiloc. Os paso los enlaces por si os apetece verlas. Han sido muy muy divertidas ellas y la compañia

El 06/12/2015




El 26/12/2014







El 4/12/2014