Páginas

miércoles, 28 de septiembre de 2011

GRANADA-COGOLLOS-QUENTAR-GRANADA



Menudo rutón nos marcamos el domingo (http://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=setCurrentSpatialArtifact&id=1632175). El objetivo era dar un vueltón bastante decente: más de 85km con un desnivel de 1.500 y completados a casi 16k/h. Atravesamos la Sierra de la Alfaguara y aparecimos en el pantano de Quentar y todavía nos quedaría la bajada hasta Granada y tomarnos unas cervezas bien fresquitas.

La jornada comenzaba a las siete y cuarto de la mañana ( si nos levanamos pacurrar no le pongamos pegas padisfrutar...) con la incertidumbre de si el Martinez vendría, peeero no vino así que el Robles y servidor (Algecireño) tiramos a por el Carretero, que nos esperaba enloartolaburra...

El ritmo era trotón mañanero pero sin pausa excepto para remediar un molesto ruidillo en mi Giant que el Carretero acertó a diagnosticar y solucionar. Hacía bastante fresquito, ya se sabe que en Granada en septiembre las mañanas son así, de manera que ibamos con nuestros manguitos puestos pero las manos heladas y así hasta Cogollos. Suerte que esta parte de la ruta es entre olivos que dejan que el sol te caliente.

Yo estaba estrenando unos pies nuevos y la verdad es que lo note bastante, había repechitos que los salvaba con más facilidad que en otras ocasiones.

Llegamos a Cogollos y dimos cuenta de nuestro buen desayuno: cafe, tostá de tomate, aceite y jamón (más finico y rico que en otras ocasiones) y nos pusimos en marcha, pero a propuesta del Robles esta vez subimos por un caminillo distinto por el pueblo, para así salvar los rampones que tanto nos cuestan después del cafelillo.

El primero de los ascensos por la Sierra de Huetos lo hicimos metiendo un poco de resistencia y a buen rítmo y una vez coronado tomamos un refrigerio. De ahí fuimos buscando el cruce con la A 92 dirección Guadix y hasta allí la verdad es que fuimos pasando por unos parajes acojonantes y entre grandes pinares.

Para mis compañeros de ruta el paisaje no era nuevo pero para mi si, así que supongo que disfruté un poco más que ellos.

Una vez cruzada la autovía (por debajo) cogimos una pista bastante buena y con subeibaja. Aprovechamos una sombra para tomar otra barrita. En el ratito que estuvimos nos encontramos un par de grupillos de bikers. El paisaje de esta zona es distinto, el arbol es más bajo, cambiamos el pino por la encina.

Por momentos la pista empezaba a empinarse algo más muy poco a poco y el terreno estaba más suelto hasta que tras una curva a la derecha y sin previo aviso, nos encontramos con la última y más dura pendiente con un desnivel interesante, pero lo que dificultaba la pedalada no era eso sino el chino suelto que había y que impedía la tracción. Después de coronar ya era casi todo cuesta abajo.

Dejamos la pista para empezar a descender por caminillos que no eran trialeras pero si peligrosillos. Las vistas por esta vertiente son espectaculares ya que se ve Sierra Nevada de costado. Paramos para tomar otra barrita y hacer unas fotillos ( que espero suba FC). En algún momento de la bajada debi golpear mi plato grande con una piedra porque lo doble y ya no pude meterlo en todo el trayecto.








Casi sin darme cuenta, y tras ir serpenteando junto a álamos que acotaban un riachuelillo hemos llegado al pantano de Quentar.

Que bonito!, que disfrute!.

La temperatura sigue siendo muy buena y lo que nos queda ahora son unos kilómetros de carretera, que en domingo no es recomendable pero lo hacemos lo más rápido posible y sin sustos. Llegamos al encuentro con la ruta del colesterol y no paramos en una terraza a dar buena cuenta de unas cervezas con sus buenas tapas.

De aquí hasta que nos despedimos solo merece comentar que a FC se le volvió a caer un tornillo, bueno a su máquina, jajaja.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Por la Sierra Huetor

Fecha: 11/9/2011
Ruta: Sierra Huetor (http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1327706)



IBP: 73
Desnivel Acumulado: 900 metros
Quien Fué:
      - Luis
      - Jose Manuel
      - Fernando C.



El día era de llevar protección, no por el sol que pegó lo suyo, no por la tensión sexual entre mis compañeros de ruta, sino porque esta ruta por la Sierra de Huetor es bastante cañera.






El amigo Fernando M. se nos descuelga antes de comenzar y es que compromisos familiares "ineludibles" le impiden venirse. Como ya no hay prisas nos lo tomamos con un poco de calma y quedamos a las 8:30 en Neptuno.

A las nueve de la mañana ya estamos dando pedales desde el centro de visitantes de Puerto Lobo camino de la Cañada del Sereno. 7-8 kilómetros que sirven para soltar piernas y para ir entrando poco a poco en calor.



Cuando queremos darnos cuenta estamos entrando en la Cañada con paradita prevía para que Luis se pusiera sus superprotectores de golpes en codos y piernas. De primeras hay que admitir que al menos impresionan, no sabemos (y afortunadamente nos quedamos con la curiosidad) si serán más o menos efectivas pero dan aire de endurero total.

Marcamos un ritmo llevadero y vamos poco a poco superando las primeras dificultades, aunque hay muchas  en las que me voy bajando. Me duele el orgullo de aquellas veces que he pasado casi toda la vereda sin apenas bajarme pero el recuerdo de las últimas caidas hacen que no me apetezca arriesgarme ni un poquito.

Al llegar casi al final de la cañada, hacemos la primera parada, una barrita energética y un poco de disfrute para los ojos, las vistas desde aquí son impresionante y merece la pena descansar un rato.



A continuación la primera bajada, no muy larga pero si muy intensa, vereda estrecha con curvas pronunciadas, escalones y raíces en medio de bosque cerrado. Vamos, una declaración de intenciones de lo que será el resto de este día.

Al acabar la bajada y tras cruzar lo que en invierno es un riachuelo pero hasta ahora está más seco que las arcas de la Junta de Castilla y la Mancha, giramos hacías la derecha para por pista ancha dirigirnos hacía el Cerro del Cigarrón y desde aquí al Cortijo Chorrillos.

Aquí hay todo tipo de animales pastando, pasamos todos juntos y muy rápido y un poco acojonados pensando que los perros pueden aparecer en cualquier momento, afortunadamente oímos a los perros ladrar  a lo lejos pero nada más.

En cuanto pasamos el Cortijo tomamos un pequeño sendero hacía la izquierda, este no tiene apenas desnivel  pero es muy cachondon ya que permite apretar el ritmo e ir esquivando zarzas, arboles y todos los obstáculos que van apareciendo.

Sin querer darnos cuenta nos encontramos en la pista principal y tomamos el desvío hacia la derecha que nos lleva irremediablemente hacia el cortijo Linillos (o lo que queda de él) donde damos cuenta de una buena comida reponedora de fuerzas.


Ante tanta insistencia y tanta pregunta sobre las coderas y rodilleras Luis me las presta durante un buen rato. Las sensaciones son buenas y además apenas si molestan al pedalear, pero al quitármelas es cuando me doy cuenta de lo desamparado que voy sin ellas ya que noto cierta sensación de fragilidad al mirar mis brazos.

Retomamos el camino principal de la alfagura tras otra breve vereda, pasamos por delante del desvío que lleva por CariAlfaquí hacía Cogollos o Nivar y aproximadamente a unos 600 metros tomamos un desvío esta vez hacia la izquierda camino de la Cueva del Agua.

Hasta enlazar de nuevo con el camino ancho pasamos por otra vereda, esta vez más larga y que aproximadamente a la mitad tiene una zona muy complicada por que el suelo está lleno de piedras (más loscos que piedras) sueltas de tamaño considerable.

De nuevo bajada y de nuevo vemos a Luis cómo baja y como luego sube por donde sólo las cabras se atreven a hacerlo...

Se acaba el sendero y de nuevo estamos en camino ancho, ya todo subida hasta la Cueva del Agua. Subida primero por Carril Ancho que poco a poco va convirtiéndose en camino estrecho hasta convertirse en vereda muy muy técnica y de fuerte pendiente en su tramo final.

A esta zona llegamos ya cascaillos por lo que hacemos gran parte a pie aunque también nos atrevemos con algunas zonas técnicas.

Al llegar arriba podemos disfrutar, desde el mirador de la Cueva del Agua, de una perspectiva del recorrido de hoy, de la Sierra de Huetor y de Sierra Nevada al fondo, mejor fotos que intentar describirlo






Deshacemos un poco de la subida y tomamos la vereda, al principio hay que hacer un tramo a pie sin más remedio, que nos lleva hasta la cruz de Viznar. Otra veredita impresionante que nos hace soltar adrenalina y prepararnos para la última bajada del día, sin duda la más técnica del día.

La vereda sale hacia la izquierda según se mira a la cruz de Viznar y tiene de todo, curvas cerradas, curvas muy cerradas, curvas casi imposibles, piedras, fuerte pendiente, ... en fin un disfrute que hay que saber aprovechar.

Ya sólo nos queda volver para el coche, Robles que viene muy fuerte decide bajar en Bici hasta la casa de sus suegros y Luis y yo volvemos en coche comentando cada una de las bajadas y de las subidas.

El fin de semana que viene más...

viernes, 9 de septiembre de 2011

DE GRNADA A GRANADA PASANDO POR MONACHIL

La verdad es que la salida de hoy está lejos de lo que yo tenía pensado porque en principio iba a salir solo, ya que mis colegas están un poco liados entre sus curros y las actividades extraescolares de sus chavales (que padrazos son!)...peeero no hay nada como calentar el ambiente para que lo que iba a ser una salida solitaria y sin picante se convierta en una salida acompañado y picantona...

Pedazo de ruta en algo más de 20km y en algo más de dos horillas.

La ruta comienza en Granada, vamos por puente verde dirección Pinos Genil y en un momento dado nos giramos a la derecha y empezamos a ir por caminillos complicados, revirados, estrechos y muy divertidos que van complicandose cada vez más porque se empinan y se empinan hasta que se hacen imposibles porque el corazón se nos sale por la boca.

La idea es coger el camino de los Neveros y buscar Monachil. Lo encontramos, es ancho y de buen piso pero con una pendiente importante y piedrecillas sueltas que hacen dificil la tracción. A estas que oigo a dos voces detrás de nosotros, me giro y son dos corredores. Y nos adelantan como el que no quiere la cosa!!!, que pasada/bochorno...!!!, yo que me veía tan bien subiendo...siempre hay un pistolero más rápido coño!!!.

La bajada hasta Monachil tiene distintos terrenos, los complicados son muy complicados y en algunos tramos hay que bajarse y luego llegan unas escalerillas con curvas imposibles que FM sortea con habilidad, yo aunque hago algunas, otras no me veo aún con confianza. Luego vamos por unas veredillas preciosas, con alamos e higueras a ambos lados y con un acequia llena de agua y con su clásico sonido de agua a nuestra derecha. Que gustazo!, que temperatura! que silencios!... a estas que nos encontramos con un lugareño quinceañero a la vera de la acequia con un palo, una cuerda y una lata al final de la cuerda, parecía que estuviera pescando algo en la acequia.Pero que diablos va a pescar pensamos, incautos de nosotros le preguntamos y claro que estaba pescando: curiosos entrometidos, unas risas con el chaval y tiramos p´grana, pero antes de esto nos quedaban un par de cuestas tremendas... Una paradilla en Huetor para arreglar un desajuste en mis frenos y en un plis plas en casa con una sonrisa que nos llega de un extremo a otro de la cara... BUENÍSIMA RUTA FM.

domingo, 4 de septiembre de 2011

40 BIKE POR HIPONOVA

Teníamos varias opciones para este finde, pero la idea de volver a ir a esta zona del oeste de Granada pudo sobre las otras propuestas (que también eran muy interesantes).

A las ocho y cuarto quedamos en la gasolinera de Repsol (bajo el Gimnasio O2), y a las y media ya estaban cargadas las bicis y rumbo a Villanueva del Mesias desde donde sale esta mítica y sofisticada ruta (su nombre me intriga). A las nueve estábamos en el município y dando cuenta de una tremenda media tostada de aceite y tomate junto un no menos tremendo café con leche; a las y media ya estábamos dando pedales...

En este pequeño município hay ambiente de bicis, en el ratito entre descargar bicis y entrar a desayunar vimos más bikers (en grupo o solitarios), de los que vemos habitualmente.



El día es espectacular, ni frio ni calor, yo estreno indumentaria de mis amigos de Sevilla BTT (maquedaomuchula) , Fernando C. estrena una magnífica tija automática (poco la pudo disfrutar...) y Fernando M. ummmm?.


Bueno el inicio es pisteo del bueno, anchito, con sus irregularidades, su miajilla de piedras y su pendientita de falso llano que va increcendo, hasta que comenzamos a ascender pero ya por caminito rutero y con tos sus aliños...

El rítmo lo pone FM, animoso y rítmico, osea machacón, pero le seguimos... Terminamos la pista y comenzamos el carrusel de cruces de riachuelillo que nos mete de cabeza en la montaña. El paisaje es francamente bonito, vamos por la cara norte por lo que el sol no nos molesta, pero aunque quisiera no lo haría porque el camino está completamente cubierto de olivos, arboles frutales y pinos.



El sendero se va empinando poco a poco a la par que complicando hasta llegar a pendientes apañás (10-18%) con peñascos (agarraos al suelo, osea roca) que hacían complicada la ascensión de no menos de tres kilómetros, para acabar esta zona cruzando el riachuelillo, por última vez por un pasito estrechito y con el barranco mirándote por la izquierda. Lo pasamos y enseguida a la derecha te mira un cuestarrón no muy largo pero alrededor del 15%, un respirito y luego otro, un llanito y para terminar un poco de pisteo, sin curvas (que horror!), y con una pendiente del 12-15% (esta parte serían otros tres km); coronamos tos junticos (estamos fuertes como el vinagre,jajaja) e iniciamos una buena bajada por buena pista peeeeroooo a mitad de esta y tras un buen bache, la cadena de la máquina del FC se le chupa: FM que lo ve, FC que lo nota y yo que oigo CRACK!. Frenada rápida yyyyyyy tras ver que lo que pasaba era irresoluble en mitad del campo, decidimos darnos la vuelta. Una pena porque la ruta estaba siendo francamente buena, las piernas estaban respondiendo y el día acompañaba.



La vuelta al coche fue bastante bien incluso para Fernando C., que consiguió llegar dando pedales la mayoría del recorrido. Fernando M. y yo (Algecireño) ibamos controlando que FC no tuviera problemas, pero disfrutamos mucho mucho mucho de la vuelta por el mismo sitio que subimos, osea: rocas, troncos, riachuelos, pendientes descendentes y pisteop´bajo: UNDISFRUTEDERECHUPETE.

Total de Km 28 (la mitad de lo que queríamos).

Es la segunda vez que se nos resiste esta preciosa ruta peeeero VOLVEREMOS...