Páginas

miércoles, 20 de mayo de 2009

Polideportivo Bola Oro - Prado de Pinos Genil

Domingo 17 de Mayo de 2009

Ruta: Polideportivo Bola de Oro - Prado de Pinos Genil



Hora de Salida:  12:00
KMs: 19

Protagonistas:
    - Jose Antonio (Hijo)
    - Ignacio
    - Oscar
    - Paula
    - Marcos
    - José Antonio (Papa)
    - Fernando C.
Este fin de semana tocaba hace de padres ejemplares y llevarnos a nuestros queridos hijos a que defogen de semana de coles y deberes y a que tomen un poco de aire puro del campo.

Cuando se juntan dos padres (insisto: Ejemplares) y 5 niños el reto es el de acabar el día de la forma más honrosa posible. (Ya sabes intentar no gritarles ni amenzarles, intentar no sufrir un ataque al corazón, y sobre todo no arrepentirte de haber realizado la excursión). En nuestro caso creo que salimos más que honrosos.

La ruta aunque conocida por todos hay que decir que es especialmente buena para realizar este tipo de excursiones ya que salvo a la altura de la gasolinera de la carretera de la Sierra (la de abajo) y la entrada de Pinos el resto del camino va por caminos de tierra con poco transito de coches y por lo tanto con poco peligro.

Para los padres/madres huevones: No conviene descuidarse ya que en el algunas parte del camino hay algún peligro de que los niños se salgan del camino y caiga por algún balate o terraplen. También hay que estar atento a los pocos tramos de carretera y coches.

Para los padres/madres especialmente coñazos: El camino no ofrece ningún tipo de peligro y basta con estar atento a las zonas estrechas del camino y a las zonas de carretera con más tráfico.

Para el resto de padres/madres del mundo mundial: Relajaros y disfrutar de un buen día con vuestros hijos!!!!

Cómo punto de partida aconsejo aparcar en el polideportivo de la bola de Oro. Se puede ir desde casa con los niños pero en mi caso intento evitar el tráfico de la ciudad (aunque en Domingo hay mucho menos) cuando voy con niños (yo además voy con uno de 5 años, empezó realizando este camino sin haber cumplido los cuatro) .

En mi caso el punto de partida es tres horas antes y en mi casa. Conviene revisar si las ruedas están bien hinchadas, si la cadena tiene aceite, si los cambios funcionan bien, los frenos, ajustar tornillos para evitar que el manillar o el sillin estén continuamente cambiando de posición. (Un autentico coñazo!!! que nos evita un montón de problemas posteriores)

Como el objetivo de hoy es comer en el campo, también hay que dedicar un rato a preparar bocatas, echar zumos, agua, barritas energeticas, ... 

La verdad es que conforme voy escribiendo en el blog veo lo ejemplares (lo he dicho ya antes?) que sómos Jose y yo. Qué diferente es cuando salgo con mi bici y en media hora estoy listo y pedaleando.

Bueno estabamos en la Bola de Oro recien aparcados, ya sólo me falta sacar las bicis del coche y empezar la excursión (bueno eso y esperar media hora ya que el otro padre ejemplar se retrasó un poco).

Para el que no conozca el camino es fácil, desde el polideportivo vamos al puente que cruza el Genil y desde ahí hacia las casas que en seguida se acaban y donde comienza el camino de tierra.

Desde donde hemos dejado el coche hasta el puente de la circunvalación hay aproximadamente un kilómetro. Esta parte tenemos que aprovecharla para indicarle a los niños una serie de consejos básicos como el que no vayan más rápido de la cuenta, que respeten a las personas que van andando, que vayan (en la medida de lo posible) pegados a la derecha, ...

En cuanto pasamos por debajo de la circunvalación y hasta el primer puente de madera que cruza el rio hay unos 400 metros. A partir de aquí se puede ir por la parte de la derecha o por la parte de la izquierda.

Mi consejo seraí tirar por la parte de la derecha según se sube y aprovechar el segundo puente para cruzar (a partir de aquí sobre todo si se va con niños pequeños aconsejo la parte de la izquierda según se sube). El problema es que no sé si será todo lo que ha llovido este año, el ayuntamiento, la diputación, la confederación del Guadalquivir, ... o todos juntos pero el caso es que los puentes que cruzan el rio están practicamente destrozados y abandonados.

Tanto el primer puente como el segundo están rotos, les faltan trozos de barandilla, les faltan travesaños y cualquier día de estos se caerán alguno de los dos puentes (o los dos). El segundo es un poco más peligroso porque le falta un trozo de barandilla y al estar más alto da un poco más de vertigo a los niños.

Desde el primer puente hasta la gasolinera son unos dos kilometros aproximadamente. Esta parte del camino es la más fea sin duda pero también la más fácil debido a que es practicamente llana. Sin darnos cuenta llegamos enseguida al final del primer tramo de camino (A la altura del restaurante el asadero) y la primera zona en la que tenemos que prestar atención. En la zona de la gasolinera hay que estar atentos ya que es normal encontranos coches entrando a Cenes por aquí, a alguno de los restaurantes o a la gasolinera o la tienda de alquiler de articulos de nieve.

Una vez pasada esta zona entramos de nuevo en una zona de camino de tierra, a la izquierda subiendo dejamos una pequeña hípica y rodeamos Cenes, al final de Cenes pasamos de nuevo por debajo de un puente por donde atraviesa la carretera de la Sierra. Tras el puente hay un pequeño repecho y un tramo donde empezamos a encontrar arboles a ambos lados del camino.


Aproximadamente un kilometro después llegamos a la presa, que es un buen sitio (si no lo piden los niños antes) para parar y tomar un refigerio. Tener cuidado al cruzar la presa ya que es fácil que las bicicletas se queden atrancadas en alguno de los cacharros que hay encima de la presa (creo que servirían para subir las compuertas antiguamente).



En cuanto cruzamos el puente empieza un camino con cada vez más vegetación y de nuevo un pequeño repecho. En cuanto pasamos este repechillo empieza de nuevo una zona llana que nos lleva sin darnos cuenta hasta la entrada de Pinos.


Nada más entrar en Pinos hay una zona del rio que suele acumular un poco de agua y donde suele haber bastantes patos para delicia de los más pequeños.

Cuidado, cruzar Pinos no tiene mucha compliación pero se trata de pueblo, zona asfaltada y si además, cómo nos ocurrió a nosotros nos pilla en Domingo de comuniones hay bastantes coches.

Tener en cuenta que el camino es estrecho y que hay por ahí suelto algún energumeno que piensa que lo primero es su coche y que los niños que van en la bici ya se buscaran la vida para no chocar con él.

Consejo: Un padre delante y un padre detras y andar por mitad de la carretera (sobre todo en las partes estrechas) y hasta que no veais que el coche para no os quiteis de en medio. Aprovechar, sin quitaros de enmedio, para que los niños pasen y luego le daís las gracias al conductor. (Algunos lo hacen amablemente, la mayoría, y otros mientras tú les das las gracias oyes que sin bajar la bicicleta están hablando de la mayoría de nuestros familiares más cercanos).

Atravesamos Pinos y en el puente grande nos pasamos de nuevo a la orillas izquierda (según se sube) y de nuevo tenemos que coger otro repecho. Este es durillo para los niños por lo que puede ser hasta divertido decirles que se bajen y empujen la bici (cuantos más niños mejor se lo pasan en estas situaciones).

Un poco antes del desvio, pongo foto, para que lo veaís bien, hay un bareto donde ponen buena cerveza (y zumo y agua para los niños) con buenas tapas donde se puede parar un poco y reponer fuerzas.

En seguida cogemos el desvio hacia la derecha que nos lleva de nuevo a un camino de tierra (hay una barrera para impedir que pasen los coches) que nos llevaría hasta la base de la presa.






 Nosotros nos quedamos en cuanto pasamos por detras de un casa semiabandonada ya que encontramos un prado de hierba justo encima del rio que es el lugar donde parar, tomarnos nuestros bocadillos y dejar que los niños juegen un buen rato.







La vuelta es por el mismo camino pero con la ventaja de que es cuesta abajo. Los mios disfrutan echando carreras o haciendo relevos.

La verdad es que al finan ha sido un día estupendo y los niños llegan a casa cansados y relajados y con una sonrisa de oreja a oreja.

El fin de semana que biene más....

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=396811

miércoles, 13 de mayo de 2009

Granada - Huejar Sierra - Hotel del Duque - Centro Visitantes S.Nevada - Central Diechar - Purche - Granada

Domingo 10 de Mayo de 2009

Ruta: Granada - Huejar Sierra - Hotel del Duque - Centro Visitantes S.Nevada - Central Diechar - Purche - Granada






Hora de Salida: 8:00

KM. 69

Protagonistas:
- Fernando M.
- Fernando C.
- Luis





Invitados:
- Ignacio




Ausentes:

- Alejandro
- Había otro... pero no me acuerdo ya del nombre... ¿Cómo se llamaba? era José Luis?, Alejandro Manuel ?, ...

Bueno, un Domingo más y van muchos consecutivos estabamos los incodicionales del ciclismo dispuestos a afrontar un nuevo reto. Además Luis había echo sus deberes después de mucho tiempo y había comprado el día (y menudo día!!).

Para empezar había varias propuestas y casi todas pasaban por el Purche. El caso es que el día tenía pinta de ser caluroso y cuanto más arriba subieramos mejor para conseguir algo de fresquito. De todas las posibilidades propuestas la de pasar por Guejar y desde ahí tirar para el Purche fue la que escogimos (entre otras cosas porque se trataba de un camino nuevo y esto ya sabemos que nos pone bastante)

Para llegar hasta Guejar tiramos por la Archifamosa Ruta del Colesterol, que a primera hora de la mañana parece otra sin las miles y miles de personas, bicicletas, perros y otras especies que pasan por ella a partir de las 11.

A medio camino nos encontramos con un amigo de Luis, Ignacio, que casualidades de la vida tenía previsto hacer una ruta parecida a la nuestra.

Nada más atravesar Pinos y llegar a la base de la presa de Canales empiezan las primeras alegrías del día y es que la cuesta que sube hasta la presa y que hasta ahora se nos atragantaba a algunos miembros del grupo la superamos con bastante soltura.

Tras llegar a la presa observamos que desde la última vez que pasamos por allí ha subido de nuevo el nivel de forma considerable y aunque todavía tiene bastante más capacidad todo parece indicar que vamos a disfrutar de al menos un par de años (y espero que muchos más) sin amenaza de restricciones de Agua. Aprovechamos también la pequeña parada en la presa para pensar que no estará de más el parar en Guejar y rellenar nuestras barrigas con un suculento desayuno.

Tras un buen café y unas buenas tostadas (alguno repitió (aunque no vale dar nombres) y creo que por eso tuvo más fuerzas que los demás) retomamos el camino.

Aquí empezamos a ver las ventajas de contar con una persona que conozca la ruta, y es que aunque mi GPS me indica el tomar un camino de tierra (la pista de Haza - Llana) Ignacio nos aconseja tomar el camino que sube desde Guejar hasta el Centro de Visitantes de Sierra Nevada pasando por el Hotel del Duque. Al final tomamos el consejo de Ignacio y cogemos este camino.

Una vez pasado Guejar-Sierra la ruta se hace cada vez más bonita e impresionante. Nos impresiona la fuerza con la que baja el Rio Genil, nos llama la atención lo verde que está el campo, y, por lo menos a mí me deja con la boca abierta la cantidad de vegetación y lo escarpado de las montañas que nos rodean. Comprendo perfectamente porque hay mucha gente que llama a Granada la pequeña Suiza sobre todos en años como este en los que ha llovido mucho y la Sierra acumula tanta Nieve.

El camino que sube al Hotel del Duque está asfaltado pero ni mucho menos resulta feo. Tal y como nos comenta Ignacio las primeras cuestas son duras pero debido a la gran cantidad de curvas que hay no se hace pesado.

Al comenzar la subida nos vamos separando en grupos en función del ritmo, yo me quedo en el grupo intermedio, y tomo un ritmo que me permite subir con cierto desahogo. El no llegar a estar totalmente reventado me permite ir observando el paisaje (insisto maravilloso) y a escuchar el..., si, a escuchar el silencio. Resulta impresionante poder concentrarse en el ruido de los pajaros, la ramas al moverse por el aire, y miles de ruidos más que pueden oirse gracias a la ausencia de cualquier otro ruido molesto.

Conforme vamos ascendiendo y a pesar de llevar un ritmo cochinero, empiezo a sentir cansancio, hasta llegar a la altura del Hotel del Duque (ahora es un seminario) y donde me planteó si abrazar la fé, tocar en la puerta del Seminario y quedarme allí sin tener que seguir subiendo (Seguro que el seminario tendrá algún aspirante a cura que antiguamente era un ciclista con un poco menos de fuerza de voluntad que yo). Al final continuo subiendo hasta rodear el seminario y llegar hasta la Fuente Amarga donde me encuentro a Fernando y a Ignacio esperando.

En la fuente bebemos un poco de agua, luego un lugareño nos avisó que no era potable aunque yo al menos no he tenido secuelas, y después retomamos el camino. Desde aquí hasta el centro de visitantes de Sierra Nevada la subida ya no es tan bonita ya que la altura hace que la vegetación vaya desapareciendo. A cambio poco a poco empezamos a disfrutar de unas magníficas vistas de Guejar Sierra al fondo del valle que nos hacen darnos cuenta de la gran subida que estamos realizando.

Al llegar al centro de visitantes (en realidad un poco más arriba) decidimos parar un poco y retomar fuerza a base de platanos y barritas energéticas. También decidimos abrigarnos un poco ya que el viento que sopla es fresco y los cerca de 1.700 metros de altura a los que estamos se hacen notar.

Realizamos una pequeña bajada por la carretera de la Sierra y en seguida tomamos un desvio a la izquierda que nos lleva de nuevo a un carril de tierra desde el que tras una nueva subida empieza un descenso que nos tiene que llevar a la central de diechar.

En la bajada volvemos a disfrutar de unas magnificas vistas de Sierra Nevada (insisto, con un montón de nieve a pesar de encontranos ya casi a mediados de Mayo) aunque debido a la rapidez con la que bajamos conviene concentrarse en la bici y no en las vistas.

Tras llegar a la Central de Diechar comenzamos de nuevo una subida, que no es excesivamente complicada pero los casi 50 kms acumulados hasta ahora nos hacen sufrir, al menos a mí, un poco.

Desde el Purche hasta Monachil, por la carretera, un gustazo!!! Y es que después de tanto tiempo de mucha subida y pocas bajadas llega el momento de darnos un homenaje, y menudo homenaje... En esta parte del camino no puedo hablaros ni de paisajes, ni de ruidos, ni de nada. Lo único que vemo son rectas y curvas que intento trazar de la forma más rápida y segura posible.
Desde Monachil nos vamos para Huetor donde paramos a tomarnos nuestra habitual cerveza y donde disfrutamos de un largo rato de charleta. La ruta de hoy a dado para mucho y nos da pie para plantearnos nuevos retos.

Estos ya los contaremos en próximas entradas del blog ya que por hoy ya está bien...
Al final casi 69 kms de camino con unos datos más que interesantes en cuanto a velocidad media, porcentajes de subida, dureza del recorrido, ... (fijaros en la imagen del IBP).



En fin..., la semana que viene más.

viernes, 8 de mayo de 2009

Granada - Cubillas - Cogollos - Ruta del Sereno (A medias) y vuelta por Nivar

Domingo 3 de Mayo de 2009

Ruta: Granada - La Malahá - Escuzar - GranadaHora de Salida: 9:00

KM. 50

Protagonistas:

- Fernando M.
- Fernando C.
- Luis

Ausentes: (Los de siempre...)

- Alejandro
- Jose Manuel



Dia de la Cruz en Granada con puente de tres días gracias al día del trabajo. Esto que puede parecer una ventaja para los aficionados a la bicicleta para mi se convirtió en un obstaculo.

Y es que cuando tienes niños y a tus niños les apece salir los días de fiesta todo es un poco más complicado.

Siempre buscamos (busco) rutas nuevas y gracias a la magnífica página del club Granabike http://www.granabike.com/ y a la página http://www.wikiloc.com/ la verdad es que hasta ahora hemos ido encontrando nuevos caminos. Aunque la verdad cada vez cuesta más, y es que las ventitantas excursiones realizadas desde que empezamos a mantener este blog hacen cada vez más díficil el encontrar nuevos caminos.

El caso es que la semana pasada ví una rutilla que salía de Parque Almunia, nos llevaba hasta el Pantano del Cubillas y desde aquí nos llevaba hasta Cogollos. Desde Cogollos había multiples posibilidades pero la de ir por la Cañada del Sereno hasta la Alfagura me llamaba la atención.

Y por ahí empezamos, cargado en mi gps (creo que empiezo a ser un poco pesado con mi maravilloso gps) la ruta prevista quedamos tempranito para poder realizar la ruta completa.

Sin embargo la ruta empezaba con un handicap importante: Yo quería estar de vuelta a la una en casa para poder comer con mi familia y disfrutar del día de la cruz.

Comenzamos el camino, al principio feo (Maracena, Albolote, ... (todo en asfalto) hasta llegar al pantano del cubillas. De aquí y cogiendo un desvio a la derecha tomamos un carril que transitaba entre Olivos y que poco a poco ascendía camino de Cogollos Vega.

La verdad es que el paisaje no es comparable al que puedes encontrar por la parte de la Sierra de Huetor, Alfagura pero tampoco esta mal (aunque alguno hubo que se quejó más de la cuenta) y sobre todo pudimos disfrutar de unas vista magnificas de la Sierra (todavía llena, llenisima de nieve) y de la Vega Granadina.

Además como el desnivel no era muy alto nos permitía avanzar a buen ritmo y con charleta que al final es de lo que se trata y con lo que se disfruta.

Conforme nos acercabamos a Cogollos el perfil se iba endureciendo y nuestro estomago habladando (y es que no estaría mal que hubiera algún baretillo por el camino donde parar a tomar un cafelito en condiciones).

En Cogollos paramos en un bar (ojalá me acordara del nombre) donde pudimos disfrutar de una tostada de tomate y jamón, café a un precio muy muy razonable (Ojalá tuviera la suficiente memoria para apuntar los bares donde hemos parado y hemos disfrutado para poderla aconsejar a los millones de lectores ;-) que siguen mis maravillos comentarios).

De Cogollos y cogiendo una calle (en realidad debería decir un muro) a la izquierda cogimos una vereda, al principio asfaltada, que al final se une con el camino que viene de Nivar y enlaza con la Cañada del Sereno.

No podía pasar un fin de semana sin pinchazo y esta vez le tocó a Fernando M. (Y es que ni sistemas antipinchazos, cintas de Kevlar, cintas de no se qué, cuando se pincha se pincha y toca bajarse de la bicicleta y cambiar la cámara). El caso es que le hemos cogido práctica a esto de los pinchazos y nos vamos pareciendo más a los mecanicos de Fernando Alonso cuando tienen que cambiarle las ruedas a esa birria de Renault que por ahora tiene.

Por la hora que era y por el estado físico tocaba ser sensatos y darnos la vuelta para poder llegar a buena hora a casa. Así que vuelta a Nivar y de ahí a Alfacar y a Granada.

Cervecita en mi casa e intenso día de la cruz que hizo que al final del día cayera agotado.

Para el fin de semana (o sea mañana cuando lo leaís) vamos pensando en el Purche con varias posibilidades (Intentar llegar desde aquí a Pradollano o bien entrar por la Cortijuela y llegar al Purche).

En fin, pero eso será el próximo fin de semana...