Páginas

miércoles, 13 de mayo de 2009

Granada - Huejar Sierra - Hotel del Duque - Centro Visitantes S.Nevada - Central Diechar - Purche - Granada

Domingo 10 de Mayo de 2009

Ruta: Granada - Huejar Sierra - Hotel del Duque - Centro Visitantes S.Nevada - Central Diechar - Purche - Granada






Hora de Salida: 8:00

KM. 69

Protagonistas:
- Fernando M.
- Fernando C.
- Luis





Invitados:
- Ignacio




Ausentes:

- Alejandro
- Había otro... pero no me acuerdo ya del nombre... ¿Cómo se llamaba? era José Luis?, Alejandro Manuel ?, ...

Bueno, un Domingo más y van muchos consecutivos estabamos los incodicionales del ciclismo dispuestos a afrontar un nuevo reto. Además Luis había echo sus deberes después de mucho tiempo y había comprado el día (y menudo día!!).

Para empezar había varias propuestas y casi todas pasaban por el Purche. El caso es que el día tenía pinta de ser caluroso y cuanto más arriba subieramos mejor para conseguir algo de fresquito. De todas las posibilidades propuestas la de pasar por Guejar y desde ahí tirar para el Purche fue la que escogimos (entre otras cosas porque se trataba de un camino nuevo y esto ya sabemos que nos pone bastante)

Para llegar hasta Guejar tiramos por la Archifamosa Ruta del Colesterol, que a primera hora de la mañana parece otra sin las miles y miles de personas, bicicletas, perros y otras especies que pasan por ella a partir de las 11.

A medio camino nos encontramos con un amigo de Luis, Ignacio, que casualidades de la vida tenía previsto hacer una ruta parecida a la nuestra.

Nada más atravesar Pinos y llegar a la base de la presa de Canales empiezan las primeras alegrías del día y es que la cuesta que sube hasta la presa y que hasta ahora se nos atragantaba a algunos miembros del grupo la superamos con bastante soltura.

Tras llegar a la presa observamos que desde la última vez que pasamos por allí ha subido de nuevo el nivel de forma considerable y aunque todavía tiene bastante más capacidad todo parece indicar que vamos a disfrutar de al menos un par de años (y espero que muchos más) sin amenaza de restricciones de Agua. Aprovechamos también la pequeña parada en la presa para pensar que no estará de más el parar en Guejar y rellenar nuestras barrigas con un suculento desayuno.

Tras un buen café y unas buenas tostadas (alguno repitió (aunque no vale dar nombres) y creo que por eso tuvo más fuerzas que los demás) retomamos el camino.

Aquí empezamos a ver las ventajas de contar con una persona que conozca la ruta, y es que aunque mi GPS me indica el tomar un camino de tierra (la pista de Haza - Llana) Ignacio nos aconseja tomar el camino que sube desde Guejar hasta el Centro de Visitantes de Sierra Nevada pasando por el Hotel del Duque. Al final tomamos el consejo de Ignacio y cogemos este camino.

Una vez pasado Guejar-Sierra la ruta se hace cada vez más bonita e impresionante. Nos impresiona la fuerza con la que baja el Rio Genil, nos llama la atención lo verde que está el campo, y, por lo menos a mí me deja con la boca abierta la cantidad de vegetación y lo escarpado de las montañas que nos rodean. Comprendo perfectamente porque hay mucha gente que llama a Granada la pequeña Suiza sobre todos en años como este en los que ha llovido mucho y la Sierra acumula tanta Nieve.

El camino que sube al Hotel del Duque está asfaltado pero ni mucho menos resulta feo. Tal y como nos comenta Ignacio las primeras cuestas son duras pero debido a la gran cantidad de curvas que hay no se hace pesado.

Al comenzar la subida nos vamos separando en grupos en función del ritmo, yo me quedo en el grupo intermedio, y tomo un ritmo que me permite subir con cierto desahogo. El no llegar a estar totalmente reventado me permite ir observando el paisaje (insisto maravilloso) y a escuchar el..., si, a escuchar el silencio. Resulta impresionante poder concentrarse en el ruido de los pajaros, la ramas al moverse por el aire, y miles de ruidos más que pueden oirse gracias a la ausencia de cualquier otro ruido molesto.

Conforme vamos ascendiendo y a pesar de llevar un ritmo cochinero, empiezo a sentir cansancio, hasta llegar a la altura del Hotel del Duque (ahora es un seminario) y donde me planteó si abrazar la fé, tocar en la puerta del Seminario y quedarme allí sin tener que seguir subiendo (Seguro que el seminario tendrá algún aspirante a cura que antiguamente era un ciclista con un poco menos de fuerza de voluntad que yo). Al final continuo subiendo hasta rodear el seminario y llegar hasta la Fuente Amarga donde me encuentro a Fernando y a Ignacio esperando.

En la fuente bebemos un poco de agua, luego un lugareño nos avisó que no era potable aunque yo al menos no he tenido secuelas, y después retomamos el camino. Desde aquí hasta el centro de visitantes de Sierra Nevada la subida ya no es tan bonita ya que la altura hace que la vegetación vaya desapareciendo. A cambio poco a poco empezamos a disfrutar de unas magníficas vistas de Guejar Sierra al fondo del valle que nos hacen darnos cuenta de la gran subida que estamos realizando.

Al llegar al centro de visitantes (en realidad un poco más arriba) decidimos parar un poco y retomar fuerza a base de platanos y barritas energéticas. También decidimos abrigarnos un poco ya que el viento que sopla es fresco y los cerca de 1.700 metros de altura a los que estamos se hacen notar.

Realizamos una pequeña bajada por la carretera de la Sierra y en seguida tomamos un desvio a la izquierda que nos lleva de nuevo a un carril de tierra desde el que tras una nueva subida empieza un descenso que nos tiene que llevar a la central de diechar.

En la bajada volvemos a disfrutar de unas magnificas vistas de Sierra Nevada (insisto, con un montón de nieve a pesar de encontranos ya casi a mediados de Mayo) aunque debido a la rapidez con la que bajamos conviene concentrarse en la bici y no en las vistas.

Tras llegar a la Central de Diechar comenzamos de nuevo una subida, que no es excesivamente complicada pero los casi 50 kms acumulados hasta ahora nos hacen sufrir, al menos a mí, un poco.

Desde el Purche hasta Monachil, por la carretera, un gustazo!!! Y es que después de tanto tiempo de mucha subida y pocas bajadas llega el momento de darnos un homenaje, y menudo homenaje... En esta parte del camino no puedo hablaros ni de paisajes, ni de ruidos, ni de nada. Lo único que vemo son rectas y curvas que intento trazar de la forma más rápida y segura posible.
Desde Monachil nos vamos para Huetor donde paramos a tomarnos nuestra habitual cerveza y donde disfrutamos de un largo rato de charleta. La ruta de hoy a dado para mucho y nos da pie para plantearnos nuevos retos.

Estos ya los contaremos en próximas entradas del blog ya que por hoy ya está bien...
Al final casi 69 kms de camino con unos datos más que interesantes en cuanto a velocidad media, porcentajes de subida, dureza del recorrido, ... (fijaros en la imagen del IBP).



En fin..., la semana que viene más.

No hay comentarios: