Páginas

martes, 8 de julio de 2014

Algecireño se traslada a la Sierra Oeste de Madrid




Así es amigos, como todos los veranos desde hace ya diez años los veranitos son en montaña,  a 1.200m aproximadamente, fresquete, aunque hace mas frio de lo habitual en estas fechas.  La salida de hoy ha tenido que ser mas o menos individual, pero mas adelante os cuento porque me ha sido imposible localizar a mis amigos bikers de la zona, Los Gasupetos, aunque os puedo asegurar que ha sido extraordinaria por distintos motivos.



Los primeros km han sido por asfalto, bajando por el puerto de  la cruz verde  aprovecho para desayunar en un bar de la zona una buena tostada de aceite y jamon con su correspondiente cafelito. En este punto es donde se concentran una cantidad ingente de moteros para hacer lo que les gusta a ellos, darle al gas por las increibles curvas de esta carretera. Entre tanta moto mi Giant parece un juguete, pero aun asi despierta el interés de algunos...Terminado de desayunar sigo bajando hasta San Lorenzo pero antes de llegar me desvio y comienzo a ascender por entre altísimos pinares.

Estos primeros metros son de pisteo aunque con un buen desnivel. Me cruzo con un senderista, con una animosa monja (con sus hábitos) que aparece de no se sabe donde porque por aqui que yo sepa no hay conventos, y cuando aun estoy dandole vueltas a esa aparicion mariana que diría Gilo, se me cruza a no mas de 25m un cervatillo dando brincos...me paraé para disfrutar del momento, ademas de para intentar sacarle una fotillo. El cervatillo se me quedó mirando como extrañado pero no me dio tiempo a la fotografía,  una lástima!. Continué la marcha y me crucé con mas gente y animalillos pero no tan pintorescos o especiales. Engancho el sendero de subida. Este sendero es muy muy pero que muy alucinante tanto de bajada como de subida, pero hoy lo  voy a hacer de subida, me he levantado con ganas. Llovió el viernes y está algo humedo el terreno, las plantas y arbustos que acotan el sendero nadie las ha cortado y aunque no son zarzas, te van castigando los brazos y piernas. Que bonito esta!!. No tardo demasiado en llegar a la puerta de la finca, está cerrada pero te permiten el acceso,  solo te piden con un cartel que la cierres para que no se escape el ganao. Aqui haces otro poco de pisteo y enseguida te desvias al senderillo de subida. A unos cien metros se incorporan dos bikers de mi quinta con indumentaria y burra endureras, que alegria!!, subir con compañía por este sendero es la leche, y si son de los nuestros mejor. Ellos se van alternando hasta que uno se descuelga algo, al otro está a una distancia prudencial, no mas de quince metros. El sendero está lleno de raices y roquillas y cada poco viene una curva cerrada de la leche, con todos los ingredientes para que te la pegues parriba..., pero vamos pasando las curvas una tras otra sin poner pié. Un dia del año pasado conte las curvas, y creo que son alrededor de 25, todas bastante cerradas, lo dicho, un disfrute si te gusta este tipo de terreno. Fc tengo que pasarte el track para cuando te vengas a vivir a Madrid.

Terminamos de subir esta tremenda trialera y tras llanear un poco paro para beber un poco y charlar con ellos, pero no venian. Hice alguna fotillo y segui con la ruta. Lo que viene ahora es asfalto y subida, bueeena subida con desniveles serios, no llevo el gps pero recuerdo que hay tramos del 17-18% y no bajas del 13.  A estas que aparece un grupete de cuatro bikers sexagenarios y me uno a ellos para no ir solo. Son cuatro colegas, cada uno de un pueblo distinto (Majadahonda, , Las Rozas, Madrid y Villalba) y que se ven todos los domingos para hacer algo. Teniais que ver el ritmete que llevaban y como se agarraban a la bici para no perder ritmo los unos de los otros, jajaja lo del pique no se va con los años chavalotes!!

Coronamos y les dejo porque ellos vuelven sobre sus pasos, y a mi me pide el cuerpo seguir, asi que tiro quince minutos más hasta un sitio en el que hago un par de fotos y vuelvo hasta el lugar en el que dejé a el grupete pero ya no estan. De aqui subo por un camino tipo pista que me llevará hasta Robledondo, luego tres kilometrillos de asfalto y ya estoy en casa despues de dos horillas y media de pedaleo. La ruta no se de cuantos km ha sido porque no he llevado el gps pero he vuelto mas contento de lo que sali, que es de lo que se trata no? jajaja.



El finde que viene os cuento si he localizado a mis colegas bikers de Madrid.

No hay comentarios: