Páginas

miércoles, 25 de mayo de 2011

NUEVA YORK









Esta crónica la hago por varios motivos, primero para poner los dientes largos a mis colegas de 40BIKE (jajaja), luego para que la lea mi hermana Eszko que vive en Viena, tambien porque tenemos amigos americanos que visitan nuestro blog y quiero decirles que vengo muy contento de su país y el más importante, que es para darle las gracias al Oscar (mi cuñao) por acojernos en Madrid y muy especialmente a mi hermana Danae, ercuñaoQuique y mi sobrina Danae porque se quedaron con mi enano (Luisete) y mi hija Elvirita (que tb ayudo lo suyo), para que nosotros pudiéramos hacer lo que a continuación os cuento:






La intención de viajar a NY la teníamos hace bastante tiempo, pero en el primer intento fracasamos, el segundo (muy cercano por cierto) tampoco pudo ser, pero a la tercera ha sido la vencida y lo hemos conseguido.






HEMOSIDOANEW YOK!!!!!





La tarde del 20 de mayo mi cuñao Quique recogía a mi hija, en la estación de autobuses procedente de Granada, Begoña preparaba las maletas mientras yo le llevaba la ropa de mi hijo a mi hermana Danae, que luego se encargaría de recogerlo de su actividad extraescolar, y nos metíamos en el ave dirección Madrid. Dormiamos en casa de mi cuñao Oscar. Antes de acostarnos nos pegamos una cenita en un restaurante fetiche que tenemos en General Martinez Campos y ya le poníamos los dientes largos aloscar contándole lo que teníamos planeado hacer...






A las seis y media de la mañana nos despertábamos y a las menos cuarto nos recogía un taxi dirección Barajas. El avión salia sobre las doce, pero por temas de seguridad casi que hay que estar un día antes, jajaja. Embarcamos y nos concieciamos a meternos entre pecho y espada unas siete horas de vuelo. Bego a las primeras de cambio se queda dormida y yo a ver pelis como un loco...No se hace nada pesado y llegamos...





Los temas de inmigración van rápido y antes de lo previsto estamos fuera del aeropuerto dirección NY y más concretamente al Hotel situado en la 45st. entre la segunda y la tercera AV. El Hotel es muy COOL (palabras de mi mujercita) y tenemos reservada una Suite en la planta 32 de 33 que tiene el edificio. Las vistas son inmejorables, de frente a nuestra habitación está entre otros muchos rascacielos, el edificio Chrisler y a la izq, se ve east River...





Después de deshacer las maletas nos dirigimos, Salvador´s plano en mano, hacia Brodway (Time Sq, 45st). Antes pasamos por Central Station y le damos una vueltecilla y al salir nos perdemos, por culpa mía claro,jajaja. Begoña está super motivada y se orienta como no lo ha hecho nunca y salimos del lío bastante bien...Llegamos a Time Squear y allí contratamos un bus turístico de esos que son de dos pisos y sin el techo y hacemos un primer contacto con down touwn Manhatan ( zona del Soho, wall street, zona cero, little italy, y chinatown). Las sensaciones son tremendas, no sabes a donde mirar porque jamas has visto nada parecido en directo, en pelis si pero nada que ver...Yo no paro de hacer fotos y labego me dice que parezco un japones...Terminamos el tour bastante contentos y sorprendidos. Cenamos en un restaurante Turco que hay frente al hotel. Buena cena y muy bien de precio. La verdad es que el cuerpo no está para más trote, así que nos vamos para la planta 32. Es ya de noche y al entrar, las cortinas de la habitación están descorridas; miramos al frente y nos encontramos con que todas esas tremendas estructuras que unas horas antes veías de cristales y brillantes espejos se han convertido en preciosos edificios iluminados hasta decir BASTA!!! , QUE PASADA!!!, QUE BONITO!!! QUE ESPECTÁCULO!!!, la boca abierta, los ojos como platos y la mandíbula desencajada. Quien duerme ahora!!!





La excitación es tremenda pero las cerca de 20 horas que llevamos en el cuerpo pasan factura y nos metemos en la esplendida y generosa cama, dormimos como angelitos y tan cerca del cielo que da susto, jajaja.






La mañana del sábado comenzó muy temprano y con un sol esplendido; a las ocho de la mañana ya estábamos duchados y andando por la 45st dirección quinta Av en busca de un buen desayuno. Los neoyorkinos, como cualquier ciudadano del mundo no tiene por costumbre levantarse temprano un sábado, así que la calle es nuestra y que calles!, que avenidas!, amplias y limpias como para que llame la atención...

En algún momento del paseo debimos dejar de mirar para arriba y bajar la cabeza porque nos metimos en un Starbuck a desayunar. Lo complicado que es pedir en esta franquicia... y en Nueva York a las ocho de la mañana, frente a un neoyorkino recién llegado a trabajar y hablando en un americano cerrado, os podeis imaginar el panorama, pues NO, ERA LATINO Y HABLABA ESPAÑOL, EUREKA, VIVA VIVA VIVA!!!, desayunamos muy bien y subimos la quinta Av hasta llegar a Central Park. Antes de adentrarnos en la madre de todos los parques nos adentramos en la madre de todos los Hoteles neoyorkinos, el Plaza... Ambos espacios son un regalo para la vista...






Me detendré algo más en Central Park porque pasear por este parque me acerca a un montón de pelis, a la naturaleza (arboles, plantas y lagos espectaculares), al deporte (decenas de runers, bikers, runers con carrito con niñ@ dentro..., paseantes mas o menos animosos), al mundo animal (paseantes de perros, concentraciones de canes, ardillas y patos), y algo que vemos en las pelis: papas y mamas (si si mamis también!!) jugando al beisbol con sus peques.... A medida que pasaban las horas más y más de todo entraba en el parque...






Luego entramos en el Guguenhein, otro regalo para la vista con mucha obra cubista e impresionista. Me encantó. De ahí tratamos de darle gusto al gusto y nos tomamos una hamburguesa simplemente espectacular y riquísima, serían las dos más o menos y termine de comermela una hora después, jajaja.






Después unas comprillas y nos metemos de cabeza a ver el Empire State: 102 plantas...la hostiaputaquetecagasporlapatabajo QUE MIEDOOO!!!!!, vas viendo como el ascensor va de uno en uno comiendose plantas y no te da tiempo a seguir el rítmo y hay unmomentoenquevade10en 10plantas....!!!Llegas y a tus pies un manto de luces de colores, que va tomando más y más fuerza a medida que van pasando los minutos y el sol se va retirando; rodea al edificio...IM-PRE-CI-O-NAN-TE, jajaja.






Estamos muertos, el día comenzó a las siete de la mañana y son las nueve... cogemos un taxi, compramos unos sandwiches y nos montamos el picnic en la planta 32 de la 45st...esa noche teníamos en la habitación de al lado una despedida de solteras y hubo que poner un poquito de orden...no seáis mal pensaos, jajaja.






El domingo por la mañana también amanecimos temprano y nos dirigimos al Roquefeler Center y desayunamos en un sitio supermoderno, esos que solo conoce alguien que lee mucho de todo y está a la última: labego. El sitio está en un entorno de lujo total, los alcorques de los arboles están cubiertos por un chapado dorado y reluciente, las aceras da cosa pisarlas no sea que las ensucies y hasta los polis que ves les brilla todo...Por cierto, no he visto una ciudad (o un barrio, estamos en Manhatan) en la que haya menos polis o se vean menos (hasta mi hermana Elvira podría andar sin su Manu y por la noche), esté más limpia y haya menos delincuentes (me refiero a los del tirón, la intimidación, etc. xq de guante blanco seguro que los ves pero no los reconoces, jajaja), parece que esto fue labor del Sr. Guliani, lo de los del tirón,jajaja pues FELICIDADES Sr.!!!.






Bueno de ahí vamos al metro y bajamos al Soho, el barrio más sofisticado de Manhatan. La gente más guapa, moderna, con más gusto de la isla. Las tiendas no son como en otros sitios, los restaurantes tampoco, aunque la gente si es como en el resto de la ciudad: amable, cariñosa, educada y hospitalaria. Nada de neurótica, histérica, distante, y sofisticada; el Sr. Woodi Allen ha de hacerselo mirar...De ahi volvimos al Rockefeler Center a comer y a hacer otras comprillas. Despues al Hotel a dejar las compras, ducharnos y acicalarnos para ir a Broodway a ver CHICAGO en el Ambassador Theatre que está en Time Squear. LaBegosepusodequitarelhipo.






Ah! se me olvidaba comentar que la entrada la sacamos el domingo por la mañana, a las siete y media. Ahí estaba el tiiillo (él) al otro lado del teléfono esperando a que el picao de turno (yo) le llame para vender/comprar una entrada para la sesión de las ocho y media de la noche del domingo: INCREIBLE!!!, así se sale de una crisis verdad?, que espíritu...






La obra estuvo increible, la vimos muy cerca, en la fila 4. Los bailarines y las bailarinas interactuan con el publico, te sonrien te hablan, te guiñan (y te sonrojan) y se rien contigo, una pasada. A labegoselecayeronunaslagrimitas pensando en suamigaMariadel, como habría disfrutado...!!!






Bueno, el lunes fue uno de esos días en los que es complicado encontrarle el punto, porque te vas en una horas y no quieres, pero creo que lo conseguimos; nos metimos en el metro a las ocho y media cual neoyorquinos con cafe en mano y nos bajamos a Wall Street. Alli encontramos a un montón de periodistas y televisiones frente a un edificio, y pregunte el motivo. Parece que a lo mejorrrr pasaaaaaba el alcaaaalde por alliiiii a una reunión...LA QUE HABIA FORMADA DE POLIS Y PRENSA...!!!. Por supuesto no nos quedamos y nos bajamos por entre los rascacielos, en donde habitan los del guante blanco, hasta donde salía el ferri que nos llevaría a ver la Estatua de la Libertad. Lo mejor del viaje son las vistas desde el barco sobre Manhatan: MA-RA-VI-LLO-SAS. La estatua está muy bien y es bonita pero lo que se ve desde esa isla es único (almenos para el que suscribe y hasta el momento). Después del momento ferri/Manhatan, volvemos en metro desde Bowling Green hasta Grand Central en donde nos bajamos, buscamos un restaurante, comemos junto a los neoyorkinos fastfood pero rica, digestiva y muy variada y nos vamos hacia el Hotel, un poquito de internet para ver la debacle electoral de los nuestros y un coche nos recoge para llevarnos al aeropuerto...







Quiero decir que la ciudad de NY(Manhatan) es maravillosa, los neoyorkinos son fantásticos y lo hemos pasado chupirrechupiquetecagas.







IIIIIIIIDDDDDDDD!!!!!!!!






























2 comentarios:

Fernando Martinez dijo...

Que puntazo de viaje, eres mi IDOLO, Yo quiero ser como tú de mayor!!!!!

manologranpa dijo...

Frenético y divertido viaje y relato!!!!! Casi casi me están entrado ganas de guardar mi cateterío y animarme...... es brooooma, pero si que algo me pica. De todas maneras después de leerlo ya parece que he ido a NY una vez o ninguna. Bs Elvira