Páginas

domingo, 8 de diciembre de 2013

HOY HICIMOS UN COGOLLOS


Este es el grupete de bikers que hemos salido hoy a dar pedales: de derecha a izquierda, Mariano, Edu, Gilo, servidor (Algecireño), y el que hace la foto Fernando Bolivar.

Ayer por la tarde pensé que un Cogollos podía ser un buen plan para un frío domingo por la mañana en Granada...El sol te está acompañando durante tooooooda la ruta y con este frío se agradece.  Es una etapa de unos cincuenta kilómetros en la que los primeros quince son de llaneo por asfalto hasta llegar al pantano de Cubillas (foto superior), luego se suben unos diez kilómetros por entre olivares, con un suave aunque persistente desnivel, una bajadita, un sube y baja y ya estamos en Cogollos. Luego la vuelta la plantee por carretera para llegar a buena hora a casa.  Subí la convocatoria al grupete de wasp, por si a alguien le apetecía. Yo, como comenté la semana pasada estoy flojete, por lo que esta era una buena opción; y por suerte me han acompañado.

La quedada comenzaba a las diez de la mañana, más temprano hace muuuucha rasca. El primero en llegar es Gilo, luego yo, Edu y Fernando BOlívar. A Mariano lo recogíamos de camino. Pasamos Maracena, Albolóte y llegamos al pantano de Cubillas a buen ritmo, y con muchas cosas que contarnos, hace dos meses que no veía a la mayoría. En este punto Edu se tiene que dar la vuelta (asuntos domésticos), pero de pronto, y una vez metidos en los olivares se nos acopla un biker que viene desde Atarfe: Pepe. Es dicharachero como el Gilo y FB, peeero está fuerte, más fuerte de lo recomendable para mi en estos momentos.


Esta ruta si no estas a un nivelito es dureta y si los compañeros no se apiadan puede hundirte en la miseria, suerte que mis compis son apañaos y se iban rotando conmigo. Me sentía bien de piernas, pero las pulsaciones estaban altas, con esos golpes de adrenalina que a veces me entran, así que tenía que ir controlándome. De vez en cuando a alguno le entraba ganas de sacar al canario a dar un paseo y aprovechaba para hidratarme y bajar esas pulsaciones.


Con estas llegamos al desvío a la derecha que siempre hacemos para llegar a Cogollos peeero el "amigo Pepe" nos invita a tirar por otro camino, el que sigue de frente. "Es pisteo, menos duro que por el valle" dice el figura... A todos les parece bien, y aunque yo no estoy para probaturas...Pepe aprovecha para charlar un rato conmigo. El desnivel no es duro así que lo llevo bien, hasta que aparece un repecho, ¿y que dice el "amigo Pepe"?: "ah! es un repechito de nada, enseguida se acaba", un clásico, jajaja. El repechito no era tal y tampoco se acababa enseguida...y después de este de pronto aparece una de esas cuestas que tienen  más de desnivel del que llevas peeero sin una curvita que echarte a la boca; era eeeeeeteeeerna. subí piñones, apreté riñones y piernas vamosp´riba. En estos monentos el Pepe se había ido ya  a rueda de Mariano (lo digo sin acritud eh!). Por detrás mía, y no por necesidad, iban los charlatanes del grupo daleketepego a la lengua. Por fin coronamos, una bajadita otra subida y en un plis plas llegamos a Cogollos. Pepe intentó convencernos para que bajáramos con él deshaciendo el camino pero por el valle, el que siempre hacemos para llegar al pueblo, pero no tubo suerte esta vez, no queríamos renunciar a tomarnos algo en nuestro bar fetiche. Paramos un ratito, charlamos con el camarero, que nos hechaba de menos, jejeje y reanudamos la marcha por carretera (complicada en domingo por estos lares).


Llegamos a Granada sobre las dos y kaunopasukasa. La ruta ha resultado ser muy buena por la compañía, y por el día que nos ha hecho. Una pasada!.

No hay comentarios: