Páginas

lunes, 13 de enero de 2014

UN POCO DE ALFAGUARA ES MUCHO...

No creais que el título de esta crónica es casual


El día amaneció como podeis apreciar en esta foto hecha desde la Alfaguara, despejado como para ver esa sierra magestuosa que se eleva sobre todo lo demás, Sierra Nevada. La temperatura, ni frio ni calor sino todo lo contrario. Hoy es un domingo de tantos en los que tokiskikepuede se echa al campo o a la playa a buscar sensaciones, y para mi pocos sitios hay más completos que el campo, y si es en la sierra de Huetor...  Gilo y servidor (Algecireño) quedamos sobre las nueve y media ya desayunados, cargamos las burricletas y  a la sierra de Huetor. La idea de hoy es disfrutar de una ruta endurera.

.http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5950195











Los primeros kilómetros son de pisteo, nos viene de fábula para ir calentando. No hace demasiado frío peeeeeero. Enseguida llegamos a la primera bajadita. Es rápida pero tiene muchos surcos, parece que el agua ha hecho daño en el piso. Hay que ir atentos no sea que metamos la rueda en uno y se jorobe el día en lo más tonto. Enseguida terminamos e iniciamos pista para llegar a la Cañada del Sereno. Maravilloso sendero de piedras donde los haya. Paramos a ponernos las protecciones y tiramos. En esta ocasión ni Gilo ni yo hemos echado las plataformas, así que vamos con los automáticos. No me hace mucha gracia pero bueno. Atacamos el sendero con muchas ganas, y lo hacemos despacito, saboreando cada pedalada, gestionando cada paso complicado, y como hay varios... A esto hay que añadir que es domingo y los senderistas gustan de venir tambien por aquí. El Gilo que no pierde ocasión de piropear "esas florecillas del campo" y ellas nos los devuelven "mira que ciclistas más simpáticos". Luego al concluir el sendero, allí arriba estaban sus maridos... jajaja. Por el camino nos adelantaron unos biker de Atarfe con sus 29", ¡la leche como tragan rocas esas ruedas!, pero no consiguieron sortear "el tranco", si si, ese que el Carretero y servidor SIIII  superamos con nuestras 26" la última vez que la hicimos, jajaja. Bueno al coronar charlamos un rato con esta peña, nos hicimos unas fotillos, llegaron más compañeros de esta peña, todos abonados a las 29".






Nos pusimos en marcha. El sendero que viene ahora es muyyyy bonito y tiene al final una bajadita con curvas muy cerraditas y entre pinos, y teniendo en cuenta que el suelo es de tierra y está blandita por la lluvia, pues imagina...pues aún mejor, jajaja. Al terminar la bajada volvimos a parar para tomar algo. Llegaron los de las 29" que se fueron, y al poco llegaron un trío de jovenzuelos con un look y avios muy endureros. Se pararon a charlar, y al final de la charla decidieron ubicarnos en el grupo de la peña de Vicente, sería por la edad jajaja. Por momentos pensamos en irnos con ellos pero yo no tenía ganas de renunciar a lo que teniamos previsto y que me apetecía mucho. Terminamos de comer y nos pusimos en marcha. Un poquito de pisteo hacia arriba y otro poquito hacia abajo antes de llegar al cortijo de Alfarauí. Desde aquí sale un sendero estrecho, rápido y serpenteante por entre matorrales y pinos. El terreno está muyyy blando, las ruedas no agarran bien y se van bastante. Nos topamos con más senderistas. Al terminar el sendero llegamos a un tramo de asfalto antes de llegar al princípio de la acequia Fardes. Esta parte de la ruta que vamos a hacer es bastante seria ya sin que el terreno sea blando, y viendo cómo está lo que ya hemos hecho, convenimos dejar la acequia para otra ocasión. Una pena pero ya la haremos en otras condiciones. Continuamos por la pista, dejamos a nuestra derecha el desvío que te lleva al cortijo karialfaquir y tomamos la trialerita de la izquierda, Gilo no la conocía. La hacemos y volvemos a subir hacia la pista central, y de ahí hay que subir hacia la cueva del agua. Decidimos subir por la zona dura o como la llamó un biker que andaba por allí, por el Mortirolillo jajaja. Doy fe de su dureza, suerte que solo son un par de tres kilómetros. Estas pendientes todavía me cuesta subirlas más de lo que me gustaría, pero las voy haciendo cada vez mejor. Gilo va mas suelto el jodío...Coronamos y buscamos el camino de la cueva del agua pero no lo hacemos, preferimos el sendero que sale a la derecha, Gilo tampoco lo conocía y flipaba como un chaval. Que conste que yo tambien. El final del senderito es muyyyy duro, tiene rampas del 20 y 25%, todo un reto! Los últimos metros son imposibles, por las rocas. Nos bajamos de nuestras burricletas y coronamos. Desde aquí al desvío de la cruz de Viznar es una bajada con todas sus cosillas, la mar de rápida y divertida. Llegamos, paramos y les pedimos a unas simpáticas senderistas que nos hicieran una fotillo.


La bajada por la cara norte de la cruz de Viznar es siempre espectácular, la última vez que la hice fue con el Carretero hace un año, y fue una pasada. Esta ocasión no fue menos, la hicimos a buen rítmo aunque había que ir con cuidado, nos cruzamos con bastantes senderistas. La disfrutamos mucho mucho mucho, terminamos y tras unos kilómetros de pisteo, un montón más de senderistas y perros llegábamos al coche sanos y salvos y con el cuerpo exprimido, al menos el mío jajaja.

Nos montamos en el coche y tiramos para Viznar a tomarnos unas cervecitas y algo de comer. Han sido tres horas y pico de burrakeo muy intensas. Lo hemos pasado de miedo, el domingo que viene más...





2 comentarios:

FernandoCA dijo...

Bueno... no puedo montar pero al menos con la crónica casi he podido vivir la ruta como si la hubiera hecho con vosotros.

La lagrimilla se me cae por el ojo mientras la leo y recuerdo cada uno de los puntos de esta maravillosa ruta que para mí es de lo mejorcito que se puede hacer por Granada.

Al menos hoy falta un día menos para que pueda coger la bici.

Nos vemos pronto compañeros :)

Algecireño dijo...

Killooooo se te echó de menos trepando la cañada, por el senderillo del cortijo, en ese caminillo bajo la cueva del agua, bajando la cruz y como no en la servesilla!!
Ya queda menos campeón!