Páginas

lunes, 1 de febrero de 2016

Piedra Ventana, de subida...cashiná


Hace tiempo que quería subir a Ermita Vieja y se lo propuse a Santi el jueves, y aunque le pareció buena idea quedamos en confirmarlo el sábado. Me mandó un wsp " domingo 9,30 en Balakook, Piedra Ventana", pensé que genial porque es lo mismo solo que unos pocos más de km., pero no interpreté bien el mensaje, aunque no adelantemos acontecimientos...

La peña fue llegando poco a poco, yo pensé que seríamos unos 5-7 bikers pero no paraban de llegar burricletas, unas rígidas, otras dobles de rally, allmountain,  enduro, hubo hasta una Fat. En total conté catorce. La mayoría venía uniformada de Balakook, muy elegantes por cierto.

Salimos un poco más tarde de lo previsto los 14 que allí nos presentamos: Javier Sanche, Migue, Gerardo, Migue (Balakook Maracena), Encarni, Rocío, Rafa, Pedro, Edu, Javier, Jesus, Ito, Sergio, Luis, Gilo y Santiago (Balakook Granada),  y fuimos dirección Armilla y Alhendín para recoger a más peña. El ritmo es altito. No describiré por donde fuimos peeeero más de uno refunfuñaba hasta que al bueno de Santi se le inflaron las p.....as y puso firmes a los quejosos, jajaja. Yo tampoco veía clara la dirección pero como a mi me da más o menos igual el camino...pero la verdad es que no me cuadraba el sentido de la marcha, cada vez nos separábamos más de la zona por la que yo creía que se subía, pero es que de lo que yo creía a lo que fue va un trecho.





Una vez recogida  el total de la peña, unos 16 creo, nos metimos por entre finquitas hasta llegar a una zona más despejada y con un subeybajakenomeveas. Mal asunto este rompepiernas, nos va a dejar mermaillos a los que no vamos sobradillos. Se hacen grupillos según el nivel pero en los cruces nos vamos encontrando. Pasamos por zona de olivos y hasta disfrutamos de almendros en flor (en Enero...)


















Justo antes de empezar la primera de las subidas una rotura de cadena de Migue, bueno de su burricleta, que nos permite comer un poquito y charlar. A los compis les dio por bromear sobre el cencerrito que llevo en el manillar para avisar de que voy (odio dar voces), que si con el mini piñón que llevo y que me da la vida en los cuestarrones. Bueno, que sería de una salida sin un poco de sana  guasa!  Reparada la burricleta nos adentramos en un pinar por un estrechito sendero, y al salir de este bosquecito se me confirman mis sospechas: vamos a SUBIRRRRRR a Piedra Ventana, y lo pongo con mayúsculas porque lo merece. Yo creía que la subida sería por Ermita Vieja y desde ahí bajaríamos a Piedra Ventana y por el sendero hasta un cruce que lleva a el abrevadero, pero hicimos lo contrário...

Esta parte de la ruta la conozco bastante pero de bajada, y alguuuuuna vez he pensado que quizassssss algúúúúún díííííííía lo harííííía de subida, cuando fuera mayorrrrr (solo tengo menos de 50), pero ese día ha llegado, sería este domingo...

Busqué una rueda endurera con la que compartir la subida, el amigo Eduardo, ya que solemos ir muy tranquilitos p´riba charlando del último roqueo, de qué cubiertas agarran mejor, de horquillas, suspensiones,  trankos, bikepark, próximas rutas, y esas cosillas, porque lo que de verdad nos gusta es bajar, pero para bajar buenas veredas como la que nos ha preparado Santi para hoy, hay que subilllll subilllll y subilllll que dice mi colega Gilo.

La primera subida es por pista, no os puedo decir el % de desnivel porque en un día cualquiera, en una de esas bajadas que tanto disfruto, perdí mi querido gps que tan bien informado me tenía, pero es dura de kohone la jodía; esto en primavera o verano es imposible con Lorenzo dándote amor...pero hoy se agradece, estamos en enero, en Sierra Nevada y hace su fresquete. Delante nuestra va el amigo Rafa con la fat. O está fuerte el colega o las fat suben bien, yo me inclino por lo primero pero Edu me comenta que suben mejor de lo que nos imaginamos, a pesar de las ruedas tan tremendas.

Como os he comentado la subida es dura, y tiene piedrecilla suelta. Terminando hay algún falso llano con bancos de arena que parece la playa, pero no desfallecemos; en algunos momentos nos ponemos de pié para relajar la espalda pero a la rueda trasera le cuesta traccionar entre la pendiente y los chinos,  y terminamos de subir. Allí nos están esperando l@s más fuertes y hacemos esta bonita foto.







Comemos algo y vamos a por la subida, es un estrecho sendero más de mi gusto; cerrado, entre árboles y arbustos, aunque es igual de duro o peor que el anterior. El comienzo tiene una ligera bajada, y zigzaguea bastante, hay roquitas, raices y algún tranquito. Esto nos da un respiro a las piernas, y además aquí me manejo algo mejor, y como yo Edu, Santi, Gilo y seguramente otros, pero van por delante y no les veo.

El suelo por partes está suelto y hay que ir con tiento, el amigo Ito se da en una de estas un golpe en la rodilla que le dará la lata en la subida, aunque peor será cuando por la tarde, ya en su casa se le enfrie... pero la bajadita se acabó y comienzamos a subilllll subillll subillll. Meto todo el hierro que llevo y porque no llevo más...bendito 36...

Hay que agarrarse bien al manillar y apretar de lo lindo, pero consigo el golpe de pedal que me llevará hasta Piedra Ventana. Los tramos no son muy largos y las curvas, cerradas ellas, te dan respiro si no hay chino, si lo hay te desequilira.

De pronto y tras una curva, me topo con el bueno de Santi, que nos tira estas fotos. Si me veis sonreir solo fue en ese momento jajajaja, el resto llevaba la misma cara que mi amigo Gilo jajajaja.






Sergio

                                                                                                                                                            Gilo


Algecireño (yo)

                         
Javier 





Santi y Javier






Aquí si que sé el desnivel que llevábamos porque el biker con el que hice esta subida, Sergio, si llevaba gps. Me iba diciendo, ahora el 12%, el 15, el 17...y al final creo que salía una media bastante interesante, en unos 10km ya llevábamos los 1.000mts de acumulado porque lo anterior fue subeybaja. A mi estas tonterías me gustan, me entretienen mientras subo, porque disfrutar lo que se dice disfrutar del entorno...si acaso puedo ir contando las piedras del camino, ya me entendeis ¿no?

Y de pronto se abrió el bosque y a la derecha teníamos las canteras del Padul y toooodo el valle de Lecrín, que pasada!!! Es un tramito antes de Piedra Ventana en el que la pendiente se suaviza y por fin puedes levantar la cabeza. Al final del tramito, ya en el monumento natural, estaban parte de la expedición Balakook, y un montón de gente más haciendose fotillos, la verdad es que esta parte y la de Ermita vieja es de las más concurridas en domingo, y no lo entiendo porque esta muy lejos y llegar es duro qtkgas.










Pedro y yo




                                                           Migue

Javier





Tras un ratito que dio para fotos y comer, continuamos la marcha. Sigue siendo sendero super estrechito y con mumalakaida a la derecha, pero sin apenas desnivel, y vino el momento ganao/cencerro. Por azares me coloqué el primero de este grupo y el cencerrillo que llevo iba haciendo su ruidillo, cumpliendo su función, que por otro lado venía bien porque tras cada curvilla no sabes quien puede venir de frente, y un ruido como el que llevo pues avisa al que viene de frente...con estas, la peña empezó con la guasa imitando que si a las cabras, que si a las ovejas, que si a las vacas, en fin fue de lo más espontáneo y divertido.








Paramos al final del sendero y aquí nos dividimos en dos grupos. Unos bajaron dirección Ermita Vieja y otros nos fuimos en busca de un sendero la mar de prometedor que nos tenía reservado el magister Santi. Ajustamos protecciones y le tiramos.














Javier, Santi, Eduardo y Gilo



El comienzo es muy pedregoso, apenas hay camino, luego hay más piedras y rocas aunque si hay camino con mala caida a la izquierda. Terminamos y a la izquierda un poquito de pisteo mal mantenido, y luego más piedra. Esta parte es como un caminillo illo illo hecho por cabrillas, pues eso...un disfrute. Al terminar este tramo nos encontramos con el club femenino de bicicletas, y con ellas a Dongo (con su flamante Nomad) y unos colegas. Santi, que las conoce, charlo unos minutillos pero enseguida le tiramos a la vereda.






Que ¿cómo era esa trialera?...hay que venir y hacerla, aunque te cuento más o menos lo que hay.

Eduardo, que tiene el culo pelao de veredas chulas, flipó...

Tiene de todo y por su orden. De entrada no es muy pendiente, es estrechita y juguetona, luego tiene sus trankos, peraltes, y pasos en uve "V" que más te vale superarlos por el peralte, y por momentos tan rápida como seais capaces de bajarla tu máquina y tu.



¿Mesplikao? pues eso chulo...jajajaja

 video


bike papa
https://youtu.be/aNCrBYzdK8A

Al terminar la trialera nos salía la adrenalina por todos los poros, nos mirábamos con cara de "maemiademivida kepasadadeverea"; fuimos relajandonos poco a poco hasta que llegamos a Ermita Nueva donde habíamos quedado con los que no se animaron al sendero.  Estando allí esperando, veo que Javier saca un papel albal de la mochila y lo abre. Qué creeis que salió del papel, jamoncito serrano cortao a cuchillo mu finito y a lonchitas pequeñas...Komonotevoy a kereeee Javiéééé, si eske tehacesdekereeeee.








Claro y nos entraron las bullas por la cerveza. Llegaron algunos y le tiramos p´Graná, en  busca del zumo de cebada que tan bien sienta al terminar el ejercício, y hay que tomarlo cuando la ventana metabólica está abierta ehhhh!, y así hicimos, con una buena tapa de hidratos de carbono y proteinas, osease: de papas a lo pobre con sus huevesikos. Estando ya en la faena llegaron Rocío y Sergio, a los que les pedimos otros dos zumos de cebada con hidratos y proteinas para que recuperen bien jajajaja.







Bueno por el camino se nos fueron quedando efectivos, como Gerardo y Encarni que no habían tenido suficiente e iban a rodar un ratíto más, o Pedro que pilló ritmo al final del último repecho y se salió del mapa, o Rafa (el de la fat) que de pronto no se dónde se metió que lo perdimos, Ito que al llegar al Centro Comercial Serrallo, donde tenía el coche, debió pensar que con el golpe que tenía mejor ir a casa por hielo e ibuprofeno lo antes posible, y etc etc etc.

En fin, he llegado a casa y mis hij@s me ha preguntado "¿qué tal la ruta papi?" y les he dicho  que genial, que había pedaleado con 15 bikers y una me ha preguntado " ¿y has podido hablar con todos ellos?" "no hija no ha sido posible, pero me ha encantado la ruta, el día y la peña, y aunque con algunos no he podido cruzar palabra, he visto bonitos detalles que dicen más que las palabras".




Esta es la ruta que os he contado...






El finde que viene...a ver que os cuento porque esto se me escapa de las manos



No hay comentarios: