Páginas

martes, 6 de junio de 2017

SILEXTREM 2017





Y por fin llegó SILEXTREM ´17. Han tenido que pasar algo más de tres meses desde que Alfonso me llamó para invitarme a la mini KDD en Gilena (http://40bike.blogspot.com.es/search?q=Gilena+kdd).











La marcha comenzaba a las nueve de la mañana, asinkedemodoke había que madrugar. Esta puede ser la quinta vez que voy a Gilena a recorrer sus montes, pero nunca había ido a la "carrera" . Me consta que han trabajado durísimo para que pasemos un día extraordinario en ese "Bike Park"  que se han inventado, porque hay que ver con el paso de los años lo que han ido creando, eso sí, seguramente apoyados por su Ayuntamiento. ¡Que envidia!

A las seis de la mañana, en la rotonda de Neptuno, debía de recogerme mi infatigable colega Gilo, para tirar a Gilena. Habíamos quedado en ir los dos con la camiseta que nos hicimos, hace un tiempo, para ir al Camino de Santiago; una preciosa Endura blanca de media manga, y que transpira genial, pero se me olvidó en el tendedero... Kagontó!!! Por suerte llevaba puesta la de Ronda. Luego te explico porqué te cuento esto.

Ninguno había desayunado. La idea era tomarnos un cafelillo y comernos unos molletes tostaicos, con manteca colorá y/o blanca, que ponen en un bar de carretera llegando a Estepa, y en el que siempre paramos a "repostar".

Montamos las burricletas en el maletero, las aseguramos con unas cinchas y tiramos p´Gilena la mar de contentos, ilusionados y porque no decirlo, con cierto nerviosismo. El viaje se hizo bastante ameno y casi sin enterarnos estábamos dando cuenta de ese soñado desayuno.








Estábamos "on time" al salir del bar, y a las ocho y diez ya habíamos llegado a Gilena, y aparcado cerca de la zona de salida. Había buen ambiente en el área de recogida de dorsales, en donde luego comeríamos al terminar. 








Volvimos al coche para preparar las bicis con sus dorsales, y de pronto un grupo de chavales de la organización se arremolinaron alrededor de nosotros, para ver las bibicletas. Las miraban por todos lados, como con deseo, y preguntando tooodo lo que se les pasaba por la cabeza. Mucho burrako preadolescente hay aquí, pensé. Tienen asegurado el futuro en Gilena!!! Me hice una foto la mar de simpática con estos bikers, que nos iban a ayudar (dándonos agua) y animar en un montón de sitios durante la carrera. "En la zona de saltos te veré" me espetó el más intrépido de todos ellos jajajaja.

Pero antes de esto nos pasó algo más. Recién llegados y aparcado, vemos que viene un Guardia Civil hacia nosotros, komomuderechito, con paso firme y sin titubeos, como andan los del cuerpo. "Illo ¿viene hacia nosotros? le pregunto al Gilo "Coño habremos aparcado en zona prohibida, o las bicicletas las lleváremos malamente puestas" pensé. Y de pronto al llegar a donde estábamos veo que me tiende la mano, y me saluda diciendo: "¡¡¡Yo también estuve en Ronda esta edición!!!" Cohones que susto que me quité, y que alegría!!! jajajaja. Por eso te conté que llevaba la camiseta de Ronda.








Él, que se llama Ángel, y a tenor de lo que fuimos hablando, es de mi quinta más o menos, la hizo a pié. Vaya crack!!! Fue un momento realmente entrañable. Gilo, que es un admirador del cuerpo se moría de envidia por lo que me estaba pasando, y claro, porque no le estaba pasando a él, jajajaja. Ya sabes lo que hay que hacer para que te pasen estas cosas socio...Echamos un buen rato comentando la edición XX de los 101 de Ronda.

Como no, al llegar también saludé a Alfonso, Jose, Antonio, y demás miembros de la organización de la SILEXTREM que me fui encontrando, y a los que conocí el 26 de febrero, en la mini KDD. 

Ya estábamos con Pepe Fraguero padre y junior, y los otros miembros del club  "Agacha el lomo" que vinieron desde Córdoba. 








En total nos juntamos un grupillo la mar de coquetón: papaPepe, Jose David, Manuel, Pepe, Gilo, Antonio y yo Algecireño







Para la marcha se inscribieron más de 100 bikers, a los que hay que añadir los 21 de organización; y como tiene un marcado carácter interprovincial, pues la peña vino de un montón de sitios: Cadiz, Jaén, Granada, Málaga y por supuesto Sevilla. Incluso, y como dato exótico, me contaron que hubo un biker de Huescar, que andaba de vacaciones por Sevilla, que se enteró de la prueba y que la corrió ; killo de arte!!! ¿no?






La salida fue más o menos sobre las 9.30, era controlada. Las primeras pedaladas fueron por las calles del municipio, y aprovechamos para chupar un poquito de cámara oficial. Parecíamos chiquillos; pero todos eh, que quien más quien menos pintamos ya canas jajajaja, lo pasamos bomba. Íbamos en "Pole position"

Lorenzo ya aprieta lo suyo. Para el día de hoy la organización ha encargado al ministerio del tiempo un buen sol (la lluvia es mala compañera del roqueo) y algo de viento fresquito de cola para las subidas.

A medio terminar la zona de pisteo, y una vez que la carrera la habíamos metido en ritmo, fuimos dejando las primeras posiciones...mientras entrabamos en vereilla de la guena. To Dios en fila india.

Pensé que iba a ser complicado el tema de pedalear tanta gente junta en estos estrechitos y maravillosos senderos, pero no, todo el mundo se iba organizando con normalidad. Como dejábamos bastante hueco, si veías que el de delante era menos hábil que tú, pues le pasabas sin sofoco, y él/ella no ponía pega. Y lo mismo al contrario.








Llegamos a la primera bajada. Pequeño paroncete, como iría ocurriendo en todas las bajadas, esperabas a darle hueco al de delante, abrías horquilla y suspensión, ajustabas protecciones, bajabas tija y aaaaaaaa juuuugarrrrr. Esta primera trialera de bajada es muy juguetona, y zigzaguea como evitando a los pinos. Hay algún simpático saltito, y un tímido roqueo, para lo que nos espera. 

Al finalizarla viene el primer repecho, y ahí estaban los de organización para avisar. Yo, que me lo conozco, les cantaba eso de "mirala cara a cara kes la primera" Se deskojonaban...

Como podías, y sin desmontar, te bajas las rodilleras, subes tija, pones el propedal, y p´riba chavalote!!! Es dura practicamente desde el principio, pero a mitad es cuando realmente te exige y te exige hasta caaaasi reventarte. El sendero es estrechito, revirado y no le faltan ni raíces ni roquitas que negociar hasta que coronas. Yo llevo delante a PapaPepe, que es el que saca estas bonitas fotos, y muchas más, y detrás a Pepe y Gilo que no paran de decirme "avinagrao" pero ellos no van andando...











Al coronar te encuentras con el avituallamiento de líquido (isotónica y agua) mucha cantidad, y muy fresquito todo. Voy localizando a los otros "cordobeses" y demás peña con la que has ido pedaleando este ratito. Descansamos un poco a la sombra de los pinos; benditos ellos que nos han cobijado de Lorenzo toda la subida y el descanso. 

En un momento dado, José Cansino, que es el que encabeza la marcha desde el principio, empieza a organizar el primer grupo para continuar, y allí delantito que nos colocamos. Bajas un poco por pista, pero al concluirla se forma un poco de lío en la subida del sendero. Hay una primera zona de roqueo, poca cosa pero hay que pararse; una pena porque aunque es técnicamente complicado, se puede hacer montado. No pasa nada, si nos vamos a hartar de piedra jajajaja. Pasado este punto todo el mundo se sube a su montura, y comienza a pedalear en busca del primer "melonar", o como oí a alguno llamar "el campo de minas" Llámalo como quieras, es la caña!!! 

Antes de llegar al roqueo hay un repecho con piedra suelta y algo de roca que complica, y en la que si pierdes tracción y paras, luego no hay manera de subirlo pedaleando. La peña aprieta riñones. Unos la suben montado, y otros no, pero rápidamente se apartan para dar paso. 

Hay bicis y bikers de todos los estilos, y gustos. El mercado nos ha colocado tanta variedad que te vuelves loco, pero los que vamos con dobles, cubierta ancha, y buenas horquillas y supensiones, vamos mejor por lo que viene ahora, que los que llevan rígidas y cubierta fina, y no digamos las e-bike, que algunas hubo... 








Al contrario de lo que en un principio pensaba, el espacio entre los bikers es más que suficiente para ir sorteándolo todo con solvencia. Fíjate que creo que es la vez que mejor he hecho esta parte. Iba con dos colegas del lugar, e íbamos genial, ni muy rápido ni muy lentos sorteando y superándolo todo. Pepe, en su primera incursión en Gilena, va disfrutando, pero supongo que un poco dislocao y sorprendido de ver tanta roca junta, entre la que apenas se intuye el sendero a seguir. Gilo, con su nueva y flamante burricleta, va disfrutando de lo lindo, y superando, según le voy oyendo, palmo a palmo todo este exigente melonar.











Al coronar nos volvemos a juntar todos antes de comenzar el subeybaja de roqueo que viene ahora, y que acaba en otro "oportuno" pinar. Puedes soltar frenos,  horquillas y suspensiones porque el terreno lo permite, incluso lo aconseja, y como la mayoría de los que vamos en este grupete llevamos dobles, pues el ritmo es bueno también.

El pinar, como te he comentado, es muy bien recibido por todos. Hace calorcete, pero además al estar altitos la brisa que corre es fresca, así que ahora recomponemos cuerpos bastante bien. 

Senderito ligeramente de subida, que esquiva a cuanto pino se le antoja, con roquita y raíces que hacen más interesante el pedaleo...luego pistita de subida y a la izquierda otro senderito. Aquí localizo a alguno de los chicos con los que me fotografie abajo, y que me ofreció un oportuna y fresquita botella de agua. Al terminar la zona de pino el sendero se empina, se revira bastante al principio, y donde había tierra, ahora hay piedra mediana suelta y roca, y algún tranko duro de verdad que salvar antes de volverte a meter en el pinar y comenzar una de las bajadas más bonitas del día.







Hay que esperar turno si quieres hacerla a calzón quitao, pero se espera y con gusto. Se lo que viene y lo merece. Tiene un montón de curvas cerradas, con roca y trankos, y pinos para aburrir, y pica p´bajo que es un gusto. Aquí las dobles vuelven a mandar y volar, y a darnos todo eso que les pedimos cuando nos vertimos de "Romanos", pero la bajada no acaba donde parece, noooooo; después viene un poco de subeybaja por sendero rocoso y de nuevo a bajarrrrr  por entre "cariñosíiiiiisimos" pinos que se te acercan como queriendo que los abraces. 

El piso es de tierra. Maemíademivida, que velocidades, es puro slalom lo que hacemos ahora. Terminas y curva cerrada a la izquierda con repecho y tranco a la vez, y de nuevo volvemos a bajar por estrechísimo y reviradísimo senderillo en el que ya tenemos curvas peraltadas, saltos e interesantes cambios de rasantes, que te permiten buenos derrapes y eléctricos cambios de dirección, hasta llegar abajo absolutamente exhausto y rebosante de felicidad. Al primero que me encuentro de frente es a José Cansino, que me dibuja una sonrisa, la misma que yo debo de llevar.

Nos volvemos a reagrupar antes de subir por el camino que queda a la izquierda de la carretera, y que nos lleva a un enorme pinar por donde pedalearemos por el acotado camino que la organización ha preparado. Hay muchas opciones pero las señales de SILEXTREM nos van guiando hasta llegar al segundo avituallamiento.
















Descansamos un buen rato, comimos todo lo que quisimos. Había sandwiches, frutos secos, gominolas, galletitas de coco, plátanos, naranjas y por supuesto agua, Nestea, y hasta hielo por si querias meterlo en el camelback. Antes de volver a subir sobre nuestras cletas, y volver a hacer slalom por entre los pinares, y por el estrechito sendero.  Andando por los alrededores de la carpa de avituallamiento podías tomarle el pulso a la jornada, la gente estaba muy contenta. Alguno incluso ya daba por hecho que sería capaz de terminarla. Obviamente sería su primera vez, porque quedaba todavía tela que cortar...









Cuando José decidió que era el momento de volver a organizar el grupo de salida, nos pusimos en posición. Bueno algo de presión si que le metimos para salir, jajajaja. Bajamos a buen ritmo y las curvitas peraltadas nos ayudan a trazar mejor las cerradas curvas una y otra vez, unos de izquierdas, otros de derechas que te van lanzando hacia la siguiente curva.  Llevo delante a Pepe. Vamos haciendo enteritos los peraltes, y como final de fiesta, un saltito la mar de cachondón, medio escondido en una palmerita.

Bajas otro tanto y vuelta a subir, pero con poca pendiente, te permite llevar ritmo más o menos animado. Es otro subeybaja que ya empieza a pesar en las piernas. En Granada estamos más acostumbrados a subir subir subir, y bajar bajar bajar.

Al terminar, viene una revirada y rápida bajada, con sus tranquitos y tres saltos fabulosos!!! Un montón de gente nos está animando. Los hacemos los tres y al terminar cogemos un poco de aire antes de una dureta subida, que han arreglado un poco para la ocasión. 






Después más veredilla juguetona.






El camino está perfectamente dibujado por las rocas que lo acotan. Menudo trabajazo que se han pegado, es un espectáculo. Tras terminar esta parte, en la que veo algún que otro averiado, lógico por otro lado, la exigencia del terreno, también para con las bicicletas, es importante.

Al terminar esta parte vienen, de bajada, más curvas, pero son las más cerradas y complicadas de tooooooodo el circuito, a mi parecer. Has de clavar y levantar rueda trasera en más de una ocasión; las de 26" van muy bien; el resto, sufre de lo lindo. Esta parte vamos tras una intrépida y jovencita biker, que es quien nos va marcando el ritmo, y no lo hace nada mal la chiquilla para la edad que tiene (16 años).









Al acabar, llega la subida "blanca" Es horriblemente dura. Mucho desnivel, con piedrecilla suelta y profunda yaga en mitad de la pista. Aquí las rígidas van bien sueltas, tanto que da hasta coraje jajaja, pero poquito a poco se sube. Una e-bike casi nos levanta las pegatinas...

Al coronar encontramos otro coche de la organización lleno de líquido a buena temperatura. Nos hidratamos mientras nos reagrupamos, y cogemos fuerzas para la subida al mirador.












Es una subida maravillosa que cursa unas veces por sendero y otras sobre la roca. Estas obligado a llevar un extraordinario equilíbrio entre habilidad y fuerza, si quieres hacerla subido sobre tu bicicleta. Las clásicas palmeritas bajas van abriéndose paso en el terreno que hay por entre las grandes rocas por las que pedaleamos. Es realmente bonito y duro de subir este monte, y si llevas una talla XL con 27,5 ni te cuento lo que tieskehasé para pasar algunas curvas, pero se hace, vaya que si se hace; ya sabemos que es la última y más bonita subida del día, hay que disfrutarla!!! Y luego llega la más bonita y exigente bajada...

Al coronar, Pepe y Gilo no cabían de gozo en sus cuerpos, la habían subido enterita ita ita, sin poner un pie en el suelo, y después de lo que llevamos...Yo les oía tras de mi ir flipando, al ir superando tranco tras tranco, curva tras curva hasta llegar arriba. Tengo que decirte que nunca la he subido tan bien como hoy, he disfrutado muchísimo.









Y ¿como te describo la bajada? Buen desnivel, mucha roca y tranco, mucha curva cerrada con pinos amorosos, dos pasarelas y algunos saltitos. Pues bien, a este "plato" añadele, para decorarlo, un montón de gente aplaudiéndote, animándote y haciéndote sentir bien, que además iba avisándote de cada peligro que te ibas a encontrar, y ya tienes un plato que ni preparado por el mismísimo "Ferran Adriá" o la madre de todas las bajadas del día. Algo exquisito, "bocado di cardinale".

Como la peña que había en el mirador no se animaba a empezar la bajada, pues me decidí yo. Las oportunidades las pintan calvas, que decía aquel, y bajar esto sin nadie delante no es fácil que me pase a mi, así que abrí suspensión y amortiguador, bajé tija. Me coloque las protecciones, agarre bien fuerte el manillar, y le tiré con toooooodo lo que me quedaba, y cuando digo con todo, es que no me guarde nada...y tras de mi Pepe y Gilo, y el padre de Pepe y tras ellos el resto, un montón de peña.

Comienza zigzagueando, luego cambio de rasante y pasarela de violenta bajada, curveo cerrado, trankako de la leche, un poquito de recta y otra juguetona pasarela que acaba en curva cerradísima que te pide un derrape a la altura, y luego más y más de todo. La parte que viene ahora tiene su aquel, porque es bajada recta, sin curva alguna y  anchita, y con arenilla suelta. Frenar es complicado, derrapar e irte es lo normal, pero por suerte nadie se fue. Luego repechito   p´riba, bajada con curvitas amplias entre arbolitos, algo de roqueo y como guinda del pastes saltitos; y sa-ka-bó el Rock&Roll por hoy.

Esperamos a que llegara un buen número de bikers y le tiramos, con los municipales abriendo camino por las calles de Gilena; seguía habiendo publico animándonos hasta llegar a la zona de Meta, donde nos esperaba un buen almuerzo y premios en un magnífico ambiente. Yo tarde algo en sentarme a comer porque me pegue una ducha que la organización ofreció a quien quisiera, y que me dejo nuevo.






Entrada en meta de papaPepe y su hijo Pepe. Detras yo jajajaja



Al entrar en la zona en la que comiamos, fuimos Gilo y yo en busca de nuestro merecido almuerzo: carne en salsa y pasta, bien regadita por refrescos o cervezas y naranja de postre. 







Allí coincidimos con una peña de Granada, "Los Gallipatos" Esta gente organizó hace años una carrera alrededor de Parapanda que hice y que por poco acaba conmigo. Creo que fueron 82km durísimos. Sobre ello estuvimos hablando (http://40bike.blogspot.com.es/search?q=parapanda) y quede en llamarles para hacer unas rutillas la mar de endurerillas que tienen por allí. Algunas las hice ese día, pero con la de rally, mi queridísima Giant.












El momento premios fue emotivo, al menos para mi, y por dos motivos. Vereis, me he pegado la carrera disfrutando mucho de la ruta, pero también de la relación entre Pepe y su padre (papaPepe), y de como el uno y el otro se vigilaban, se cuidaban. No haré públicas las confidencias que me han ido haciendo, pero cuando le dan el premio al chavalote más mayor de la SILEXTREM´17, o sea a papaPepe (por cierto presidente de su peña ciclista "Agacha el Lomo") ví como ambos saltaban de alegría. padre e hijo; fue entrañable, muy entrañable. Gracias por ese momento chicos!!! 




Pepe a lo "Nadal"



                                              A Pepe le caería otro premio pero por sorteo









El otro emotivo momento emotivo fue la entrega de una placa conmemorativa a Antonio Mancha, por 16 años de dedicación a esta prueba, y al esfuerzo y trabajo que ello conlleva. Acabó manteado. ¿A quien no le gustaría sentirse tan valorado y querido? Enhorabuena Antonio!!!









Bueno, desde este blog mi felicitación a todos los que lo habéis hecho posible. Club SILEXBIKER y patrocinadores. Ha sido una fabulosa prueba, con una gran organización y mejor ambiente, y me lo he pasado increíblemente bien.

En carrera, un gran despliegue humano, colocando gente en todas partes que vigilaban lo que estaba pasando. Según me ha contado la organización fueron delante José Cansino, Daniel, Alfonso y unos amigos de confianza, Carlos,Togano, Raul,y Quique. Zona centro Lute, Pichaque, Manuel, José Ramón, Pedro y Sarabia. Los responsables de que ningun biker se quedara perdido estaba a la cola del pelotón; vigilaban Antonio Mancha (el homenajeado), Manuel Pozo, Antonio Rivero y José Girones. A esto hay que añadir 4 coches de asistencia conducidos por Manolo, Ramón, Juan Antonio y Rafa , mas la ambulancia llevada por Antonio José.

De los patrocinadores, me cuentan que han sido todos cruciales; desde las administraciones locales, que dan logística y cobertura, hasta los privados que aportan los importantísimos recursos necesarios para que a los corredores no nos faltara gloria bendita.

Espero haberte trasmitido lo que allí vivimos el domingo, los que la corrimos, y así la próxima edición quizas te animes a venir, me lo agradeceras... 

Ah! la camiseta que dan tiene un bonito color y diseño, y ademas de buena. 














Hasta pronto amig@!!! 










4 comentarios:

SILEXVEREA dijo...

GRACIAS LUIS, Un placer contar con gente como tu y tus compañeros .
Aqui estamos para lo que querais , y esperamos poder ir pronto por vuestra
tierra a conocer vuestros senderos.

UN ABRAZO,

Algecireño dijo...

Lo pase genial. Muchas gracias por tu comentario, y nos encantará dar pedales con vosotros por Granada. No lo dejeis porque igual que me enamoré de vuestra sierra, os enamorareis de las nuestras.

Un abrazo!!!

PapaPepe dijo...

Luis, muchas gracias por la crónica, es un regalo para la memoria.
Yo me lo pasé especialmente bien, aunque en Pecho Blanco iba ya un poco petado y la subida al mirador me remató, pero compartir estos días con los amigos y el privilegio de disfrutar de mi hijo en este deporte, me motiva mucho. Espero que nos volvamos a ver pronto, ha sido un placer.
PD: Mi mujer me ha dicho que no le traiga mas "PONGOS" a casa, que me busque algo en lo que no den premios al más veterano. ;-)

Algecireño dijo...

Muchas gracias por tus palabras Pepe. Sera estupendo volver a dar pedales contigo aquí o en tu tierra. Un abrazo crack!!!