Páginas

sábado, 20 de junio de 2009

Granada - Beas - Quentar - Granada



Domingo 14 de Junio de 2009

Ruta: Granada - Beas - Quentar - Granada
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=426819
Hora de Salida: 8:00
KMs. 48
Protagonistas:
- Jose Manuel
- Fernando M.
- Fernando C.


Ausentes:
- Alejandro
- Luis


Después de meses poniendo excusas "poco creibles" (maratones, rodillas echadas a perder, isquiotibiales, ...) el amigo José Manuel volvía al redil. Como imaginabamos que podría estar un poco bajo de forma, al menos con la bicicleta, decidimos hacer una ruta aparentemente fácil.

El objetivo era Beas, pasando por el parque de Invierno pero por la subida de los Angeles para hacerla un poco más llevadera.

El calor desde el primer momento era bastante intenso y esto sin duda hizo la etapa de hoy mucho más dura de lo habitual, menos mal que todos habíamos cargado bastante agua y pudimos hidratarnos convenientemente durante toda la ruta.

Insisto: Para salir durante esta epoca del año es importante abusar de la crema protectora y es que entre que se suda bastante, el calor aprieta de mala manera y que la capa de Ozono no está en su mejor momento no hay que descuidarse. La prueba está que todavía arrastro alguna que otra quemadura del día de los lavaderos de la reina.

Bueno volviendo a nuestra etapa..., viendo el calor que pasamos puedo entender la cara de sufrimiento de nuestros Pericos Delgado, Indurain, Contador, ... subiendo Alpes y Pirineos en pleno de mes de Julio.

Vale, vale ya no me enrollo más. La verdad es que esta rutilla la recordaba como suave y así fué durante la primera parte. Cada vez me gusta más las primeras bajadas desde el llano de la perdiz por la vereda del abogado y me encanta el trozo que hay desde el llano de la perdiz hasta donde se coge el desvio hacia Beas. Es verdad que es un continuo rompepiernas pero se lleva con facilidad y se hace muy divertido.

En cuanto se toma el desvio hacia Beas la cosa cambia notablemente aparece la primera rampa realmente dura, además a la hora que empezamos a subir ya aprieta el sol y el terreno está bastante suelto y dificulta la subida. El caso, para engordar mi ego, es que a pesar de todo esto y de que creo que todavía estoy cansado, al menos muscularmente, del día de los lavaderos, consigo subir la cuesta sin echar pie a tierra pero sudando como un pollo.

Tras superar la primera cuesta y en cuanto encontramos una buena sombra hacemos la primera parada para recuperar fuelle.

A continuación viene una zona un poco más suave donde se puede apretar un poco el ritmo y donde da tiempo a disfrutar del paisaje. Pero en seguida aparecen nuevas rampas que combinadas con que las zonas "llanas" son realmente un rompepiernas hacen que empecemos a encontrarnos un poco fatigados.

Conforme vamos avanzando el calor aprieta cada vez más y se agradece la zona de matorrales altos que hay antes de la última subida que aunque no llegan a dar una sombra continua si ofrecen un poco de protección contra el sol y la sensación de que la temperatura es un poco más suave.

Al superar esta fase y justo donde hay un cartel que indica que hacia la derecha se enlaza de nuevo con la vereda del Abogado y hacia la izquierda se ve al fondo Beas aprovechamos para hacer una nueva parada y beber como Cosacos.

El amigo José Manuel se defiende bastante bien y aunque un poco rezagado, va subiendo y bajando montañas como hacía en su día Marco con su mono Amedio.

Desde este punto hasta Beas es casi todo cuesta abajo pero no conviene relajarse ya que hay un par de repechillos un poco duros. De todas formas en esta parte se encuentran las mejores vistas y merece la pena disfrutarlo.

La bajada hasta Beas me la tengo que tomar con un poco de Calma ya que se me aflojó el tornillo que sujeta el manillar a la potencia y el manillar continuamente se mueve hacia abajo y hacia arriba.

Al llegar a Beas no recibe una maravillosa fuente (en cualquier otra epoca del año ni me hubiera dado cuenta de que estaba) donde nos remojamos (casí que nos metemos dentro) y cargamos nuestras botellas de Agua.


Paradita en el bar de la plaza del pueblo y cafelito con tostadas para retomar fuerzas. Al acabar hacemos una nueva visita a la fuente-piscina del pueblo donde volvemos a remojarnos.

Continuamos nuestra ruta subiendo hasta el Monje a la salida de Beas. Esta parte si que se me hizo dura ya que aunque es camino asfaltado hay bastante pendiente y un calor de Cojo..., perdón, perdón, de la leche.

Supongo que será un kilometro, kilometro y medio pero se hizo pesadillo. Al llegar al monje cogemos carril hacia la izquerda y tomamos la bajada, muy divertida, que nos lleva hasta un poco más abajo de la presa de Quentar.

Resulta curioso como en Invierno esta parte de la ruta estaba llena de Charcos y de Barro y ahora está totalmente seca y arida. Como ya he podido ajustar el manillar si que puedo apretar un poco en esta parte de la ruta que hacemos a muy buen ritmo.



En seguida llegamos a la carretera que lleva a Quentar y aunque nos tienta el subir hasta la presa y coger el camino que lleva hasta la presa de Canales el calorín que hace nos hace entrar en razón y dedicar el resto de la bajada a buscar un buen bar donde dar cuenta de unas merecidas cervecillas.

Como hemos acabado antes de tiempo los lugares habituales están todavía cerrados y al final tenemos que llegar hasta Granada para poder tomarnos el Cervezon.

Bueno la semana que viene más...

No hay comentarios: