Páginas

domingo, 20 de mayo de 2012

Las vistas que desde aquí (San Miguel Alto) se tienen de Granada son muy muy muy bonitas, y desconocidas para el gran público.

La ruta programada para hoy pasaba por aquí (San Miguel Alto) pero la idea era otra, aunque lo que hoy hemos hecho ha resultado la mar de chulo, y como he dicho en el watsApp a los que se han ausentado hoy (el Carretero y Jose Manuel) ha sido una ruta guapa, ratonera (mucha vereda, mucha curva y mucho campo), entretenida y recogia ( todo por alrededores de Granada), para la una y media ya estábamos en casa, bueno FM se abrió antes.


¡¡¡Mirar que color el bosque, el campo y La Alhambra!!!

  La salida fue sobre las nueve y cuarto, hora en la que recogíamos FM y yo a Fernando Bolivar (FB) en Plaza Nueva. Yo llevaba una idea pero el Martinez hoy empezó el día torcido y a todo le ponia pegas, así que  como en lo de subir a San Miguel coincidíamos pués ya veríamos después. FB tiene buena boca y se apunta sin problemas a lo que le propongamos y con estas llegamos a San Miguel (foto primera). El ascenso se me hace más liviano que en otras ocasiones pero no voy bien, el viernes estuve en Baza y se me revivió la alergia y moqueaba mucho, no respiraba bién y el día ha amanecido nublado, fresco de más (las piernas no van) y amenaza lluvia (y nos llovió)...

Nos ponemos en marcha y decidimos ir hacia El Fargue y desde ahí bajar a la Abadía del Sacromonte. La subida la conozco pero la bajada no. Las piernas siguen sin ir y para colmo se hoye un ruido atronador de motos haciendo el cabra, unas por el campo y otras por carretera, y ya se sabe que cuando no vas cómodo todo te perturba; pero como lo mejor está por llegar pués poco a poco  me voy animando, el Martinez también y FB va bastante bien, a pesar de llevar un mes sin mirar a la burricleta (él sabrá como se mantiene,jajaja), eso sí no pierde ocasión de hacer magníficas fotos que hoy ilustran la crónica y el blog.

Estas vistas son de una parada después de hacer una peligrosa trialerita. Peligrosa porque hay mucha piedra suelta, una de ella se ha pegado contra mi espinilla y me ha salido un tolano apañao. Ya me encuentro bastante mejor, empiezo a tener buenas sensaciones. Desde aquí bajamos a la Abadía del Sacromonte (edificio que se ve en la foto, tras él y al fondo se ve el camino del Quejigal); antes de terminar hay unas escalerillas que le ponen su picante al final del camino. Hasta aqui todo ha ido bien, pero lo mejor de la ruta, por desconocido para mí y por merecimiento propio, viene ahora. Primero hacemos desde La Abadía una subidita por asfalto, relajados y a rítmo, bueno menos al final que ya sabeis que a alguno le suele gustar apretar, jajaja. Paramos, tomamos algo, charlamos y nos adentramos en "EL ACEITUNO". Este como os he dicho es nuevo para mí, se trata de un sendero estrecho, por entre los pinares y con un montón de retama y vegetación autóctona en los márgenes del camino. Se hace muy llevadero, es un sube y baja muy suave, serpenteante y rápido. Tienes que estar atento a los pinos y la retama, porque a la izquierda hay caida chunga, chunga, chunga. A alguno se le fué la rueda trasera aunque sin consecuencias. El campo está mojado y huele increible.

 !!!!QUE BONITO¡¡¡



Bueno terminamos El Aceituno, unos repechitos y otra vez en San Miguel Alto, bajamos por un senderillo nuevo y desconocido pero con su peligro y nos metemos en el Sacromonte. Callejeamos y en un momento dado, y después de ver tanto edificio y casa bonita (FB nos muestra donde está su despacho, que lujo de espacio), nos paramos a hacernos la fotillo que aquí veis...bajamos a Plaza Nueva y aquí se va FM (con más pena que otra cosa...) y FB y servidor tiramos para El Llano de la Perdiz para hacernos un Quejigal...


La subida la hacemos por La Silla del Moro y tranquilos.  Llegamos al Llano y nos dejamos caer...y "toma que toma pastillas de goma kesomp´komé" que decíamos de pequeños en mi pueblo (Algeciras); peaso de tormentón que nos pilla en plena bajada del Quejigal. ¡¡Que disfrute más total!!, me recordó a cuando empezamos a dar pedales hace unos cuatro años, no nos frenaban los chaparrones. Bien es cierto que durante la ruta nos chispeó en algún momento pero nada parecido, y es que era la una del medio día, hora en la que se preveía lluvia. Terminamos la bajada, llegamos a la altura del parking de la Alhambra y FB se va hacia su casa, y yo tiro para la mía mas feliz que una perdiz.

Al final no salió una ruta larga, unos 30km pero muy entretenidos y apañaos...

No hay comentarios: