Páginas

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Granada a Monachil pasando por el Hervidero y con algunas veredas interesantes

A la espera de que Luis escriba su crónica os dejo la ruta y las fotos del Domingo pasado:

Pues aquí va esa crónica amigos.

Salimos sobre las ocho y media F. Carretero, Jorge y yo. A las menos cuarto recogíamos a Gilo en Puente Verde. Subimos por detras de la Bola de Oro dirección Los Rebites, hacemos las crestas, que cada vez nos dan más susto porque la caida es morrrrtalllll, y llegamos a los primeros tramos del camino de los neveros. Hasta aquí todo es de subida y Lorenzo nos mira pero sin maldad, son las nueve y media más o menos. La cuesta de los neveros es bastante seria y se empina cada vez más. A nuestra izquierda dejamos los divertidos senderillos de bajada a Cenes.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5320581



El rítmo es bueno, llevamos al junior marcandolo. Hoy viene muy contento porque se ha comprado unas ruedas nuevas y ha salido de una lesión que le ha tenido tres semanas en el dique seco, pero mucho mucho no se le nota la falta de ejercício al jodio. Llegamos al desvío para dejarnos caer hacia Monachil, seguimos subiendo hasta que empezamos a bajar. Tenemos dos opciones, la radical o la menos; ¿cual elegímos? pués eso...nos calzamos las protecciones y p´bajo. Es un senderillo muy estrecho y que va empeorando por momentos. Las primeras dificultades son las retamas, y el barranco que tenemos a la derecha; suerte que llevamos coderas. Luego aparece una sendero muy estrechito, con mucha pendiente, rocas y piedra suelta, que deja una caida chunga a nuestra derecha. Y por último unas escalerillas con chumberas a la derecha y UNA INEXISTENTE BARANDILLA a la izquierda kekitanel sentío.



Con estas que llegamos a Monachil y nos regalamos un estupendo desayuno!!!. Lo que viene ahora hasta llegar a la fuente del Hervidero (siguiente paradita logística) es tela tela tela. Las primeras rampas son por asfalto, cosa que aunque no nos encanta nos facilita la pedalada. Son unos kilómetros con unas pendientes que oscilan entre el 10 y el 31%, y no exagero ni un poquito ¿vale?. Luego llega terreno arenoso y con piedra suelta que exige físico y habilidad, y llegamos a una finca lleeeeeeena de perros kenoparandeladrarrrr mientras recorremos la linde. "Suerte que estan encerrados" dice el Carretero. Mira que le gusta el campo, pero lo de los animalillos lo lleva regular. Seguimos pedaleando p´riba y con estas un senderillo p´bajo chulo, un poquito de pisteo mal mantenido hasta llegar a un riachuelillo y ahora toca subir y subir y subir hasta que llegamos al Hervidero. Yo no recordaba esta parte de la ruta que viene ahora tan tan dura. Hay pendientes en las que la rueda delantera se quiere levantar y la trasera rachea...

Llenamos los botes y las mochilas de agua, en esa maravillosa fuente, comemos algo y nos vamos en busca de un sendero que nos lleva dirección Dilar. Este sendero es peligrosillo. Aquí recordamos dos caidas con resultados dispares, una del amigo Andrés (un abrazo campeón!!!) de la que increiblemente salió sano y a salvo y otra del amigo Robles de la que no salió muy bien parado. Siempre que haces una bajada en la que has visto caerse a alguien la haces con un yokese kekeseyo, pero disfrutándola a tope. La terminamos muy bien y disfrutando y envez de tirar para Dilar, giramos a la derecha (como España, jajaja) dirección El Hervidero por pista, para bajarnos por la pista de descenso dirección Granada.


El descenso lo hacemos a tumba abierta, a todo lo que de el camino y la burricleta, ¡¡¡que pasada, que locura, que velocidad!!!. La terminamos pero tenemos que parar unos minutos para recuperar el aliento, especialmente el Junior que con aquello de que sakomprao unas ruedas nuevas, ha volao sobre el camino, eso si, detrás mia eh!!! jajaja. Como no nos hemos kedao del todo agusto, el Carretero sugiere volver a subir por una pista que queda a nuestra derecha, que nos lleva al barranco que veíamos cuando subíamos desde Monachil hacia La fuente del Hervidero, para luego buscar unos caminos que nos llevarían a Monachil, pero por una zona nueva y con unas vistas distintas y muy muy bonitas. Cierto que el día ayuda porque no hay ni una nube. La bajada que hacemos es por entre casas; unas tipo cortijo y otras tipo chalets, pero de todas sobresalen, menbrilleros e higueras que nos obligan a parar de vez en cuando para comer algún que otro fruto y como no puede ser de otra forma, el Gilo que entabla relaciones verbales, no se si se me entiende, que habla con todo lo que se preste, jajaja. Tenía la curiosidad de porqué unas higueras dan el fruto verde y otras negro. Nos explicaron que son distintas especies, incluso nos dijeron las especies pero no las recuerdo (ya sabeis, el alemán que ya nos hace visitillas)




Llegamos a Monachil, Huetor y cervecita en Granada. Son las dos y hemos hecho unos 50km con un desnivel de 1.300m más o menos, casi todos del princípio.

El finde que viene no podré salir asinkedemodokeeeeee el Carretero os contará...

No hay comentarios: