Páginas

lunes, 24 de febrero de 2014

UN DOMINGO CAAASI ESTUPENDO

 

La ruta que hoy os cuento, y que hice (hicimos Gilo, Mariano y servidor) el domingo tuvo todos los ingredientes de antaño, muuuuchos kilómetros, desayuno, cervecitasssss y todo ello rebozado en un "sin prisas" y bajo un sol irreconocible este año. La verdad es que la iba a hacer yo solito, entre el mal tiempo de hace dos semanas y el resfriado que me ha tenido encamado de lunes a jueves, estaba hecho un desastre, peeero estos amigos me llamaron y me preguntaron si saldría el domingo. Les dije que sí y lo que quería hacer: Granada cubillas, Cogollos (desayuno), cortijo Kalialfaquir y subida (parada de habituallamiento), Mortirolillo, bajada por pista a puerto lobo, senderillos hasta El fargue, bajada a San Miguel alto, Albaicin (cervecitas en plaza larga) y aaaaaakasa.
Les gustó la propuesta, había que quedar temprano aunque la salida sería sin prisas. Quedamos a las nueve de la mañana en recogidas Gilo y yo, a Mariano le recogeremos por su barrio que está de camino, por el cerrrillo de Maracena. i Hacía un frío de justicia, pero pedaleamos animosamente y en poco tiempo ya estábamos en Cubillas, el paisaje está espectacular, en el pantano se refleja todo lo que lo rodea junto a un manto azul cielo...Empezamos a subir el falso llano de los olivos, me voy encontrando bien aunque el Mariano va mejor, Gilo aprovecha para darle caña con el verbo a Mariano ya que a este le encanta apretar en las subidas. A mi no me queda mas remedio que descojonarme, son como Tom y Jerry, todo el día buscandose y encontrandose, jajaja. En un momento de la ruta por los olivos nos encontramos con unos bikers de Atarfe con los que ya habíamos coincidido en otra ocasión, nos fuimos con ellos peeeero el ritmo que llevaban no era el mío, así que me voy descolgando, Gilo que me ve y se queda y luego Mariano. Más adelante nos los volvimos a encontrar ya que pincharon. Poco despues llegamos a Cogollos. Paramos a tomar un desayuno. Las sensaciones son buenas pero los arreones con los atarfeños...

Nos ponemos en marcha, y empezamos a subir hacia Kalialfaquir. La temperatura ha mejorado y aunque esta parte tiene mucho pino y es sombría, el sol entra por donde le dejan. El camino está perfecto, casi sin barro. Llegamos y comenzamos a subir. Nos vamos encontrando con bikers y senderistas con sus niñ@s. El ritmo de subida es tranquilo por mi parte, consigo llevar buena cadencia pero la espalda me molesta más de lo deseable, Gilo va conmigo charlando, Mariano un poco por delante. En estas que me empiezaa doler más de la cuenta la espalda y a entrar dudas, no me veo subiendo el 1,5km del mortirolillo, Gilo que se da cuenta y me dice " y si dejamos el mortirolillo para otro día"...y aún no hemos terminado el puerto de kalialfaquir..., me estoy acordando del ritmo de los de Atarfe...madre mia como se sufre en la bici cuando se sufre, y por fín coronamos, paramos para tomar algo y aprovecho para estirar un poco, Tom y Gerry me regalan otro momento sublime, la próxima vez voy a tratar de grabarles, jajaja. En un cuartillo de hora se me arregla el cuerpo, suerte que coincide con el "¡Que tiramos pal montirolillo!" que suelta Gilo. Tomamos la pista central de la sierra de Huetor y en un plis plas tomamos el desvío a la izquierda que nos lleva al ascenso del Mortirolillo, son algo menos de un kilómetro y medio con rampas del 15 al 21%, yo meto directamente el 36 y me agarro a la burricleta, los compis van un poco más alegres, pero les suenan los hierros como a mi, no me veo nada mal, la espalda no me molesta y las piernas van bastante mejor de lo que me esperaba, esto del ciclismo es incleible, si no te pasas te vas recuperando; los compis aun llendo mejor que yo tampoco se me han escapado demasiado, coronan solo un poco por delante. ¡Que maravilla, he conseguido subirlo sin problemas!, lo que queda ahora es bajar y bajar y bajar. Cogemos algún que otro desvío endurero para sacudir tanta adrenalina acumulada y así que Mariano ponga a prueba su Cannondale.

 Aprovechamos para hacer alguna fotillo que os alegre la vista (lo digo por la sierra, jajaja).

Una pareja de Valencia que vive ahora en Granada nos saca la foto.

La llegada por pista a Puerto Lobo en domingo por esta zona está llena de senderistas, niñ@s, perros, coches, etc, hay que ir pendientes. Tratamos de ir por los margenes de la carretera, por los senderillos hasta que cogemos el desvío que nos llevará a El Fargue. Son unas veredas muy bonitas, rápidas y nos permiten burraquear un poco.
 

La bajada desde esta zona de la foto, con Sierra Elvira y Parapanda al fondo es muuuuuy rápida, y dio lugar al episodio desagradable del día, al bueno de Mariano no le dió tiempo a reaccionar en un momento dado y se comió literalmente una cadena que atravesaba el camino, y eso que le avisamos, suerte que lleva la nueva burricleta con buenas ruedas, buenos frenos y mejor suspensión. Aquí también se comió la cadena el amigo Jorge el año pasado. Seguramente que habrá que ir con más cuidado la próxima vez porque está claro que no se ve bien la dichosa cadena. Por suerte ni a Jorge ni a Mariano les pasó nada grave, solo chapa y pintura. Este episodio lógicamente cortó un poco el rollo, al llegar a El Fargue paramos en una fuente para que se limpiara la cara, se quitara los restos de arena y se tranquilizara un poco. Continuamos la marcha por carretera hasta el desvío que baja hacia la Abadía del Sacromonte. En este punto Mariano se quiere bajar por carretera; mal rollo en domingo. Le logramos convencer que es mejor bajar por el senderillo que nos lleva a San Miguel Alto.Cuando llegó a este punto ya estaba más animadete, y no se quiso perder el tercer tiempo en Plaza larga.


Foto con la Alhambra de fondo



 Foto con Parapanda al fondo.

De aquí bajamos por el Sacromonte y al Albaicín. Estaban las calles petadas de gente y las terrazas ni os cuento, mejor una imagen:



Creo que ha sido un gran domingo, no ha faltado de nada, peaso de sol toldia, gente divertida dando pedales, hemos rodado, burraqueado, reido mucho, sufrido más en los más de 60km de ruta con casi 1500m de desnivel,  ni siquiera ha faltado una caida (sin graves consecuencias) y para terminar unas cervezas en el Albaicin...

A ver que hacemos el finde que viene...

No hay comentarios: