Páginas

martes, 7 de abril de 2015

PADUL...que descubrimiento!!!






         
Hace tiempo que me rondaba la idea de venir a dar pedales por los alrededores de este estupendo município de Granada. Por estos lares se han celebrado dos ediciones de La Mamut y en ambas he participado, pero sobre todo me gustaron las partes cortas de los tracks, así que mi propuesta para este domingo era juntar las dos cortas, y preparar una ruta de alrededor de 60km muy juguetones, como a mi me gustan las rutas.


El martes, les hice la propuesta a mis colegas para hacerla el jueves, y gustó la idea. Intentamos hacer la quedada, pero problemillas lo impidieron, y la pasamos al domingo y se consiguió, pero hubo que poner interés porque el día dio para mucho: pinchazo, rotura, caídas y perdida de track, vamos una autentica ruta BTT.




Jesus, Gilo y servidor (Algecireño) pudimos dar pedales este domingo, Andrés seguía padeciendo problemillas y Pepe tenía cosas muy importantes que hacer...





Quedamos a las ocho y media bajo el O2, alli me recogerían mis colegas con la furgoneta; que gozada meter las burricletas en un espacio tan grande...






Para las nueve y media ya estábamos dando pedales. Cargamos las dos rutas en el gps.

Primero haríamos la del 2014 y luego engancharíamos con la del 2013, o al menos esa era la idea porque salió otra cosa casi completamente distinta, pero no adelantemos acontecimientos.


Los primeros km son por los alrededores de la laguna; es una zona llana ideal para calentar motores, con todo muy verde y los patos volando sobre nuestras cabezas; luego vendrían un repechón y un poquito de arenales p´riba. El ritmo es bueno, y Jesús nos va contando sus vivencias en Aragón, y las lindezas de las montañas de alrededor de Huesca, siempre pensando en clave BTT, obviamente...


En un momento dado nos desviamos a la derecha, dejando la primera de las ramblas y pasamos junto a un cortijo por el que pasamos de camino a Almuñecar hace unas semanas. Luego un par de km de asfalto y campo de nuevo.


Fuimos siguiendo fielmente el track y comiendo km por entre los almendros, hasta empezar a bichear por estrechos y pedregosos senderillos. Es la parte más bonita de esta parte de la ruta. Al final del primero de estos tramos la maquina de Gilo se casca...el cable del cambio sarroto! Nos ponemos a la faena porque cerca había un agricultor fumigando, y casualmente tenía unos alicates, guau! arreglamos el problema y continuamos la excursión, pero estuvimos muy cerquita de dar por finalizada la jornada...








Después de un poco de pisteo, y viene otro sendero. Este es más exigente, y muy muy estrechito, ha llovido un poco esta noche, y el romero que lo acota y sus aromas nos acompañan en esta parte.



A continuación viene una bajada con buenos trancos, y finaliza este tramo subiendo por otro senderilo illo illo, con un impresionante melonar de rocas.


Aquí disfruté mucho mucho mucho de mi burricleta y sus generosas cualidades. Jesús lo pasó con su super rígida, es un trialero de aupa.


El amigo Gilo hizo "un cucaracha" pero sin consecuencias físicas...vaya crack!








Al acabar esta parte paramos a tomar algo, sacar algunas fotillos y comentar la jugada, antes de disfrutar de la segunda parte de este primer track.








Esta última parte del track es muy rápida, serpenteante y juguetona en su inicio; en medio hay unos trancos super técnicos, y acaba en una rapidísima bajada por un arenoso y estrecho sendero.

Todo tremendamente divertido para acabar muy cerca de la carretera de La Cabra. Solo por hacer esta última parte merece la pena venir, pero lo que queda por delante es apasionante, y pasaron cosas inesperadas... así que nos pusimos a la faena.







Cargo el segundo track, y para evitar bajar al pueblo para hacer este segundo track, hacemos unos 9km por asfalto. Estoy convencido de que podríamos evitar la carretera pero será otro día, de todos modos nos viene bien rodar por asfalto un poco, aunque sea cuesta arriba. Jesús marca el rítmo y Gilo y yo a chupar rueda, no se le puede hacer otra cosa, dar un relevo a este gachón es imposible...

Coronamos y nos disponemos a encontrar el camino que nos llevará a Padul, peeeero por otro lado. Vamos acercándonos a la linea del track, aunque aún seguimos fuera, por carretera.

Cogemos algunos desvío pero nos tenemos que dar la vuelta, no nos va a resultar fácil la operación, y ahí esta el Gilo y sus dudas con la eficiencia del gps dale que te pego, en algún momento me dice "mira que llevo tiempo y rutas hechas contigo, y nunca te habías equivocado tanto...", me lo tome como un piropo claro jajaja, pero lleva razón el jodio.

   





Me esta dando mucha guerra este segundo track, y por fin creo haber encontrando el camino, y digo creo porque nada más lejos de la realidad, nos metimos primero por medio de un campo, según yo interpreté que decía el track, pero no había camino, retrocedemos y decidimos  bajar por unos arenales espectaculares, no veas como bajaba Jesús con su super rígida, es por el cauce de un río.



En un momento, dejo de disfrutar de la bajada, miro el gps y me doy cuenta de que es imposible que sea la ruta, pero ya es demasiado tarde...





Es imposible volver y decidimos continuar por no-se-sa-be-don-de... Salió nuestro espíritu Scout/Camel y continuamos   p´lante, aunque yo ya me contrarié un poco, eso de no poder hacer lo que has planificado...

El cauce/arenales/barranco va por entre serias montañas, es un espectacular espacio para disfrute no solo de bikers, sino también de los runners, y las motos de trial o enduro, un par de ellas nos las cruzamos, ellas subían, aunque algunos trancos no nos explicamos cómo los pasaron de subida...y para muestra un botón:







Algunas rocas que pedalear por ahí, unos trankitos que superar por allá me iban cambiando el gesto de contrariedad por haber perdido la ruta y al grupo. Hicimos algunas cosillas la mar de interesantes






peeeeero bajando un fantástico tranko, y una vez superado, me esperaba un traicionero banco de arena; y ahí es donde se clavó literalmente mi querida burricleta, con su magnífica suspensión y fabulosa geometría, pero a veces falta destreza, y salí despedido por delante. Hacía mucho que eso no me pasaba, pero como me dijo Jesús  " unas veces se pasan los trankos y otras veces no..." y si esta es la bicicleta que me gusta hacer...pues eso, ajoyagua.


Se me quedó el cuerpo dolorido: el muslo, la espalda, la muñeca y el dedo del cambio de piñones, el gordo. Me levanté y seguimos la ruta.

Me decian mis compis que ya no hablaba casi nada jajaja, serán jodíos!, el track no era el que tenía que ser y encima me meto un buen leñazo...para fiestaskestaba...




Lugar de mi percance...elige roca con la que pegarte.

Una vez recuperada la vertical continuamos con la ruta. Poco pudimos pedalear por esta parte, las piedrakas eran imposibles de ciclar, algunas las tuvimos que salvar ayudándonos los unos a los otros a bajar las bicis, como habéis visto en alguna foto. Por otro lado la arena era muy fina y había mucho canto suelto...de pronto vimos un senderillo que subía por la montaña y le tiramos, la subimos pero hubo que volver a bajar al cauce.

En algún momento pensamos que de allí no saldríamos, pero fue solo algún instante de debilidad causado seguramente por el calor... De pronto las rocazas pasaron a ser rocas y nos empezamos a poder subir por ellas con nuestras monturas. Casi sin esperarlo, y tras rodear una de las montañas, se aclaró el panorama y salimos del barranco. Yo me alivié bastante, el hinchazon en la pierna izquierda estaba ahí, y casi no podía pedalear con ella, casi todo era con la derecha, y hubo algún amago de calambre. Por otro lado,  para cambiar piñones tenía que usar el dedo gordo y veía las estrellas, que lata!!!

Desde aquí hubo un poquito de pisteo, cruzamos la carretera, mas pisteo, el Gilo que pierde aceite, digo aire de la rueda trasera pero ya estábamos tan cerca del pueblo que decidimos intentar llegar sin metersela (la cámara), y por fin llegamos a la furgoneta.















Nos fuimos rápidamente a tomar una cervecilla. En el bar pedí un poco de hielo con los que aliviar los golpes, y tiramos p´graná.


Al final ha resultado ser una estupenda ruta,  con un final lleno de incertidumbre, metiéndonos por lugares totalmente desconocidos, por entre montañas y barrancos, siguiendo el cauce de un río seco, con muuuucha arena y tremendas e imposibles rocas. Ha habido mucha improvisación, más de la deseable; y aunque bastante contentos,  Yo quedé un poco frustrado entre el leñazo y el tema del fallo en el seguimiento del track; ambas culpa mía...kagontoooooo!







Los datos:

52km.
1500m de desnivel
3.000cal.
5Hrs



No hay comentarios: