Páginas

domingo, 2 de julio de 2017

¿Vamos hoy a biciclear por la Zubia?







Hoy domingo ya volvían a subir las temperaturas, así que había que buscar sombra, muuuuucha sombra, y ¿dónde están las mejores sombras de Granada? pues en La Zubia, y ¿que hay en la Zubia? el circuito DH, asínkedemodoke a cargar los avios (peto, gafas descenso, coderas y rodilleras) en la mochila. Entonces tenemos una buena propuesta: fresquito y vereas, peraltes y saltos. Y a ella atendimos Pepe, Gilo y servidor (Algecireño)

Quedamos a las nueve menos cuarto en la rotonda del Palacio de Deportes para desde ahí buscar el municipio de La Zubia y su entorno.









No tardamos mucho en llegar a la parte alta del pueblo, y ya se veía que Gilo venía "animado" Cogimos unos metros de pisteo, y enseguida la vereilla que va por el lateral. No es del gusto de la mayoría de los bikers porque tiene un roqueo más o menos exigente, pero a este trío nos encanta, y para eso llevamos las cletas que llevamos, para que las roquitas y sus complicaciones nos animen el pedaleo.

Encabeza este selecto pelotón Gilo, que como te he comentado antes está "espitoso". Está últimamente dando bastante pedales, y se le nota. Lo demás estamos más bien dejándolos de dar, y también se nota jajajaja; la temporada ha sido extraordinaria (en mi caso) y estoy ya de vacaciones con mis hijos en la playa, y solo salgo ya los domingos, que me vengo a Graná a ver a nuestros mayores, y aprovecho y doy perdales con los colegas que se apunten.

Como te decía cogimos el rocoso camino de la derecha y comenzamos a pedalear. Gilo va marcando el ritmo. Aquí mucho no se adelanta, pero en cuanto dejamos las roquitas se fue viniendo arriba. Yo cerraba el grupete, con Pepe enmedio. No paramos de dar pedales, el jodío del "espitoso" no bajaba el ritmo, jajajaja.

En un momento dado llega un cruce y no recordaba cual era el que debíamos tomar, y nos fuimos a la izquierda. No es mala elección pero es diferente al de la derecha, aunque ambos van entre pinos, osea, por la sombra. Lo que no mengua es el desnivel. La pendiente no baja practicamente nada desde que comienzas.

Llegamos a otro cruce y Gilo coge el de la derecha. Yo hubiera preferido el otro, que es más corto aunque algo exigente, pero menos que por el que vamos, aunque es bonito p´rebentá. Estrechito, zigzaguea por entre los pinos a la vez que vas subiendo. En algún momento hay que echar pie a tierra porque la pendiente es pollua, y además el terreno está muy seco y no hay fácil tracción, pero es poco tiempo. Seguimos para arriba, con Gilo algo destacado hasta llegar a la zona en la que siempre te paras, cuando vas a bajar, para colocarte las gafas, las protecciones y la mentonera. 








Mientras estábamos recuperando el aliento, llegó un chaval con su coche y un par de monturas de descenso, y estuvimos charlando con él unos minutillos antes de volvernos a montar, para llegar al bar que hay en La Fuente del Hervidero. Allí dimos cuenta de unos refrescos y estuvimos un rato de chachara. Me retrotrajo a tiempos pasados, con mi colega F. Carretero (hoy en Madrid) y que a tenor de lo que me cuenta cuando hablo con él, hecha bastante de menos estas salidillas.







Bueno pasado un buen rato, y repuestos, nos subimos al Canal de La Espartera y nos hicimos unas fotillos con y sin bicis. Luego iríamos, de camino a la trialerita, al mirador del Rio Dilar, donde nos haríamos más fotitos. Hoy el día da para mucho de todo.











En este sitio nos vestiríamos de "Romanos". Me planté mi peto, imprescindible por estos lares, mis rodilleras, y cuando busque en el fondo de la mochila las coderas y las gafas de descenso (muy recomendables para hacer DH) no estaban, las perdí en algún momento de la subida...Mekagonlaleche!!! Que desagradable sorpresa. No se si te ha pasado alguna vez, pero se te queda un cuerpecito... aunque el corte de rollo no me duró mucho la verdad.



















Nos subimos en las burricletas en busca de una corta pero divertida, y exigente trialerita que acaba en la pista que sube hacia el Canal de la Espartera. 

Mis compis no le quieren tirar primero, así que le tiro yo la mar de contento; por fin bajando!!!

Como te he dicho es cortita. Comienza serpenteando por el monte, pero hacia abajo, no por la ladera, y te vas encontrando un montón de rocas por la verea. No es más ancha de tres palmos, y tiene algunos trankitos chulos. Al terminar has de tener cuidado porque hay mucha tierra y piedrecillas sueltas antes de buscar el siguiente sendero. Hay bastante maleza pero reconozco el sitio,y aunque Pepe y Gilo no van muy convencidos de por donde voy, le tiro sin dudar. Aquí, hace tiempo, me confundí, y me quedé sin trialerita, y decidí aprendérmelo bien. El final vuelve a ser peliagudo por las mismas razones que el anterior final.

Terminamos esta divertida bajada, y por la pista nos acercamos al restaurante, por si se me hubieran caído allí las coderas y las gafas, pero no hubo suerte, aunque les deje mi número de tlf porsiaka algún buen samaritano las encontrase y las llevase...

Continuamos la ruta y llegamos al pinar en el que comienza la bajada DH. Hay distintas opciones, y todas divertidas, pero Gilo insiste en hacer el camino por el que subimos, y así tratar de encontrar lo perdido. Yo muy claro no lo tenía, me parecía raro raro que estuvieran, después de varias horas, en donde las perdiere, pero además me apetecía la bajada dura de DH, pero Gilo se puso cabezón y le tiramos por donde subimos...

De bajada el sendero es mucho más divertido que de subida ( que también lo es) Nada exigente técnicamente, salvo que te quieras abrazar a un pino, que no hay que empeñarse mucho eh!! porque como te conté, zigzaguea mucho mucho por entre cienes y cienes de pinos. Eso sí, es rapidísima. Hay algunos badenes que unos se pasan por abajo, y otros se superan saltandolos, y seguimos bajando por entre pinos...A esto añádele el objetivo de repetir recorrido, que no era otro que localizar mis perdidas coderas y gafas...La vista ha de repartirse entre una cosa y otra, porque yo no renuncio a disfrutar de esta bajada.

Una vez, hace un tiempo, perdí un Garmin maravilloso, bajando por una de las trialeras del Llano de La Perdiz, y aunque desande el camino, nunca lo encontré.

Acabada la parte más chula, nos metimos en una menos chula, pero aún más rápida, y no aflojaba la peña tras de mi, así que yo tampoco, pero no me conozco tanto esta zona como para meterme exactamente por donde subimos. Hay un montón de opciones, y a la velocidad que vamos es imposible para mi, de hecho nos perdimos, y hubo que "hacer camino al andar" (que decía el poeta) por donde este no existía, hasta que localicé el sendero y retomamos senda. Yo cada vez tenía menos fe en localizar lo perdido, de hecho ya estábamos pensando en cambiar al otro lado para bajar la última parte del circuito DH, cuando, ya metidos en el roqueo, veo las coderas y las gafas de descenso, en el mismo sitio y postura que se debieron quedar cuando se me cayeron de la mochila.






Que alegría me entró por el cuerpo!!! no ya por recuperarlas, sino por la sorpresa que supuso verlas ahí tiraditas en el suelo, entre las rocas. Como comentó Pepe o Gilo, "que estén ahí, donde las perdiste, nos dice que este roqueo no le gusta a nadie hoy" jajajajaja. No le falta razón.

Desde ahí bajamos al circuito DH, a la altura del "porro line" y bajamos lo que quedaba de circuito, que no está mal. 

Al terminarlo, mire la hora y no era tarde, y les propuse a los chicos de hacer un Llano, peeeero muy acertadamente Pepe me conminó a volver a subir (ahora por el carril bici) para volvernos a dejar caer por el circuito DH, y hacer algunos saltos y grabarlos. Lo hicimos y el resultado está aquí, en el enlace que abajo te pongo, con el montón de fotos y videos que ha sacado hoy Pepe, y que él ha editado. (está aunque no lo veas, pasa el cursor por encima y aparece)

https://www.youtube.com/watch?v=3o9iv63370Q&t=2s


La salida ha sido tal y como la tenía pensada (excepto por lo de las coderas y gafas). Muy tranquilita y parando todo lo que nos ha apetecido, salvo cuando mandaba el hoy avinagrao Gilo jajajajaja.

El finde que viene tengo un par de eventos a los que acudiré (a uno de ellos me han invitado) claro, si la fuerza me acompaña (que decía el maestro Yoda) y te los contaré. Te gustarán seguro.








Hasta pronto amig@!!! 






No hay comentarios: