Páginas

domingo, 26 de abril de 2009

Vuelta a los Churros (Granada - La Malahá - Escuzar - Granada)

Domingo 26 de abril de 2009

Ruta: Granada - La Malahá - Escuzar - Granada
Hora de Salida: 9:00
KM. 56

Protagonistas:
- Fernando M.
- Fernando C.


Ausentes:
- Luis
- Alejandro
- Jose Manuel


No recuerdo bien cuando fue la última vez que estuvimos en La Malahá, pero estoy seguro que fue hace bastante tiempo y estoy casi seguro que fue el día que nos atascamos en el barro, llovió a cantaros e hizo un frío del carajo.

Si es así os puedo asegurar que no ha cambiado nada, los churros siguen igual de buenos, sigue habiendo mucho barro, sigue lloviendo por esta zona y la verdad es que para las alturas de año que estamos hacía frio.

Todo comenzó a las 9 de la mañana, hoy sólo estábamos los dos Fernando (a los que nos van a tener que dar el premio a la regularidad) y el reto de hoy era aparentemente fácil.

La idea era llegar hasta La Malahá tomarnos nuestros churrillos y desde ahí tirar para Escuzar, después el objetivo era Padul y desde aquí en función de la hora teníamos intención de adentrarnos un poco en la parte baja del Parque Natural de Sierra Nevada.

¡Que fracaso!!!!!

El día amaneció bueno y aunque fresco todo parecía indicar que podríamos disfrutar de un buen día de Ciclismo. El perfil de la etapa era llano por lo que también marcabamos como objetivo conseguir un buen ritmo.

De esta manera nos pusimos en La Malahá en apenas una hora y con una media de 17 km/hora, sudando como pollos y pensando en que ropa ponernos para no sudar más de la cuenta pero tampoco enfriarnos ya que el aire era fresquito.

Los churros buenísimos como siempre, y abundantes, y es que por menos de cinco Euros es difícil que dos comilones como Fernando y Fernando tengan que dejarse churros en el plato.

Al salir del bar el panorama había cambiado totalmente, el cielo estaba totalmente cerrado la temperatura había bajado considerablemente y todo pintaba a que empezaría a llover.

Algunos problemas para cruzar La Malahá ya que no encontrábamos bien el camino pero en seguida encontramos la veredilla que nos tendría (o nos tendría que haber llevado) que llevar hasta Escuzar).

Aquí nos encontramos algunos problemas ya que por donde mi amigo GPS indica que debería haber un camino no hay tal camino y debemos cruzar un campo arado en busca de la carretera, una vez en la carretera avanzamos un par de kilómetros y enseguida vemos un camino que nos debe enganchar con la ruta inicialmente prevista.

En este momento ya llueve con bastante intensidad y el camino se va convirtiendo en un barrizal por el que cada vez cuesta más trabajo avanzar hasta llegar a un punto donde nuestras ruedas quedan totalmente bloqueadas y no nos queda más remedio que dar la vuelta ya que desconocemos cuanto tiempo debemos avanzar en estas condiciones.


Al dar la vuelta el camino se vuelve impracticable y no nos queda más remedio que bajarnos y arrastrar las bicis.

Este trozo, creo que no sería más de un km o km y medio, se nos hizo interminable ninguna de las ruedas es capaz de dar vueltas y no queda más que arrastrar con la mayor dignidad posible la bici (aunque dan ganas de esconderlas y llamar a la Guardia Civil para que acuda en nuestra ayuda).

Menos mal que encontramos un camino que el GPS nos indica que llega hasta Escuzar y que tiene pinta de tener menos barro. Decidimos cogerlo, afortunadamente, y medio andando medio en bici conseguimos llegar hasta la carretera

A partir de aquí decidimos tirar nada más que por carretera, así que volvemos hasta la Malahá y de aquí para Gabia por la carretera. El camino es feo y lo que por monte es una pequeña subida y una pequeña bajada por carretera se convierte en una interminable subida que poco a poco vamos devorando.

Empieza la cuesta abajo y sin abandonar la carretera llegamos hasta Gabia donde decidimos parar a limpiar nuestras “burras”.

Limpieza a fondo y CocaCola de propina porque ya vamos tardecillo y no vamos a tener tiempo para pararnos (a parte de que llevamos tanto barro que dudamos que nos dejen entrar en cualquier bar medianamente decente).

Vuelta a Granada y vuelta a casa… La verdad es que la ruta de hoy ha sido un poco decepcionante, en total he juntado casi 56 kms pero tengo la sensación de una ruta corta. Supongo que el haber alterado la ruta inicial, el mal rato que hemos pasado en el barro, el frio, la lluvia y sobre todo el no haber podido disfrutar de una cerveza con tranquilidad han dejado en mi una desazón que espero superar el próximo fin de semana.

De vuelta y ya llegando a casa noto que las piernas empiezan a fallar y es que sin duda el síndrome de abstinencia está haciendo huella en mi cuerpo (55 kms sin cerveza (y sin tapa) es mucha tela para mi cuerpo serrano.

El fin de semana más y espero que mejor…

No hay comentarios: