Páginas

martes, 7 de septiembre de 2010

5/9/2010: RUTA CAMEL - RIO DILAR (IBP 90)

Ruta: Gojar-Hervidero-RioDilar-ErmitaDilar-Gojar (Y Cervezón)

Kms: 37

Quien Fué:
    - Luis
    - Fernando M.
    - Fernando C.

Ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1145889

Enlaces YouTube:

http://www.youtube.com/watch?v=jsGlt0H2T-A
http://www.youtube.com/watch?v=8Zk2B5tWt14&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=cezDpAexhnE&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=D0_EunfXcS0
http://www.youtube.com/watch?v=wzVeOyoG5fk

A esta ruta hay que tenerle un poco de respeto, o por lo menos yo se lo tengo, antes de empezar siempre tengo un poco de tensión sobre todo ahora que la conozco y que sé que en algunos tramos del camino desde el Hervidero hasta el Rio Dilar el salirse del camino puede darnos un disgusto.

Salimos de Gojar con lo que nos quitamos esos incómodos kilómetros iniciales de carretera que aportan poco y que lo único que hacen es añadir kilómetros totales pero poca diversión.

A mi respeto por la ruta había que sumarle el miedo que tenía a mis dos compis de aventuras, y es que están muy fuertes después del verano y yo estoy un poco flojo después de toda una vida.

Comenzamos subiendo por la espalda de la guitarra, una vereda no excesivamente técnica en mitad de la arboleda y que nos permite refugiarnos del sol que poco a poco empezaría a apretar. Mis compañeros apretaron y aunque pude medio soportar la subida la verdad es que tuve que sufrir para no alejarme mucho de ellos.

Al contrario que en otras ocasiones hoy no tocaba parar por lo tras esta primera subida, vino la segunda la que enlaza ya por un camino más ancho y más llano hasta la parte alta de las urbanizaciones de Cumbres Verdes. En esta parte disfruto un poco más ya que aunque el porcentaje de subida es alto pero al menos es soportable y si coges un ritmo adecuado se puede subir a buen ritmo y sin sufrir en exceso.

Sin darnos cuenta estábamos en el aparcamiento que hay donde nace el camino que nos lleva hasta la boca de la Pescá y donde nace también nuestro senderillo que lleva hasta el Rio Dilar.

(Por cierto nos os perdaís el vídeo que hay a continuación porque es estupendo)




Cómo comentaba al principio este sendero es técnico y algo peligroso en algunas partes aunque si se lleva la prudencia que exige el nivel técnico de cada uno se puede pasar sin ningún tipo de problema. Todo depende del número de veces que se quiera echar el pie a tierra (que en mi caso suelen ser bastantes)

Esta parte del camino engaña porque aunque en teoría es todo cuesta abajo hay un par de repechillos que nos hacen sudar lo suficiente como para luego poder valorar lo fresquito de las aguas del Rio Dilar.

Sin darnos cuenta llegamos al primer cruce del Rio, el único con puente, y comprobamos con cierto alivio que aunque el caudal es elevado no es lo suficiente como para pensar en dar la vuelta.

Primeras bajadillas técnicas y esa frase de Luis de "mete la rueda" que oímos desde lejos ya que mientras el disfruta este tramo nosotros no nos queda más remedio que sufrirlo un poco y echar pie a tierra en algunos tramos.

Enseguida llegamos a la primera parada "seria" del día donde reponemos algo de fuerzas y donde tomamos unas cuantas fotos.




Desde aquí hasta la central eléctrica es la parte "Camel" de la ruta, cruces y cruces de río y senderos en unos casos más técnicos y en otros casos menos. El Agua en algunos casos llega hasta la cintura pero a la alturas de año que nos encontramos viene más que bien.

Al llegar al centro de visitantes del Rio Dilar nos encontramos con la tentación delante, un chiringuito con pinta de poner cerveza fresquita. Nos sobreponemos y decidimos asaltar el segundo "puerto puntuable" de la jornada: La ermita vieja de Dilar.

La subida se nos hace un poco más pesada de lo habitual ya que el sol aprieta de lo lindo y cuando queda poco menos de un kilómetro decidimos dar la vuelta, no se trata de tirar la toalla sino de tener tiempo suficiente para poder tomar y disfrutar una estupenda cerveza fresquita ya que al final nos hemos quedado sin agua y nuestra imaginación sólo ve cervezas fresquitas en jarras heladas.

Al final una, dos, tres y creo que hasta cuatro cervezas que nos sientan estupendamente mientras vemos la carrera de moto GP por la pantalla gigante del bar donde nos encontramos.

Bueno el fin de semana que vienen mas...


1 comentario:

Anónimo dijo...

BUENA CRÓNICA FERNANDO!!! (APARECE QUE ESTÁ PUBLICADA POR ALGECIREÑO PERO MIO SOLO ES EL VIDEO, LO DEMÁS ES SUYO).

QUE BIEN LO PASÉ!!!

EL AÑO QUE VIENE NO SE SI LO PODREMOS HACER TAL Y COMO ESTAN LOS CAMINOS...