Páginas

martes, 17 de enero de 2017

Comienza la temporada en Balakook



Para una mejor protección del ciclista, una de las medidas que se están poniendo en marcha es la elaboración de un calendario de rutas. Para ello se reunió la comisión técnica del CD. Balakook, y preparó uno de carretera y otro de MTB. La razón de esta medida, pensada sobre todo para los "carreteros", es que la Guardia Civil, que es quien con muy buen criterio han solicitado este calendario, pueda saber dónde y cuando habrá más concentración de bikers, al menos en Granada, y así distribuir sus efectivos de forma más eficiente.





 

 





Este es el "bando" del club, y su calendario de salidas en bicicleta.

Comienza con MTB, bien para mi!!! porque no hago carretera.

La ruta de hoy la ha preparado Javier.

En esta primera quedada, se trataba de hacer una ruta en la que la gran mayoría, de los que habitualmente montamos en este club, la pudiéramos hacer, con más o menos solvencia.

En la quedada se especifica la ruta.

En unas partes unos irán mejor que en otras. Ya sea por condición física o por condición técnica.









 Por otro lado, son importantes otros datos como la distancia a recorrer y su desnivel, de forma que todos, al menos en este apartado, supiéramos al 100% si somos capaces.   








Este es el doc. elaborado para la ocasión. Como puedes ver, está bastante currado, Ole chavales!!!

Pues puntualmente fuimos llegando a la puerta de la tienda. Hace un frío de justicia, vamos que estamos en enero y esto es lo que debe de ser, pero aún siendo lo que tiekesé, mekagonlaleshekefríokease copón!!!

Uno de los más frioleros del grupo me cuenta que ha dejado de fumar, y eso es la leche!!! Yo lo dejé hace ya unos años, y es tela de complicado, dificil y estupenda decisión amigo mío. Si ya andabas bien, habrá que verte rodar a la que entrene un poquito, que no le irá mal porque dice que ha cogido unos kilillos de más, un clásico del exfumador...






Aquí estamos el grupo de valientes que hoy nos hemos dado cita. Como a algunos hoy no les reconocería ni la madre kelosparió, los enumero: Chema, Migue, Antonio, Victor, Ito, Juan Carlos, Franci y Chino (nuevos integrantes del grupo, que rebajan la media...), Javier, Paco, Jesús, Jorge, Carlos, Felix, Juanjo, Miguel, y Enrique. Yo no salgo porque soy el que tira la foto. Le pedí a un paisano, que pasaba por allí, con su perrito, que si le importaba tirarnos la foto y madishokeNO!!! hay que joderse, en mi vida me ha pasado, si es que hay gente pa tó.

Se da la salida. Vamos por el paseo del Salón y callejeando subimos hacia Reyes Católicos por Mariana Pineda, San Matías, y llegamos a la Gran Vía, donde nos cruzamos con un grupo numeroso de bikers, al parecer de Granabike, con los que intercambiamos saludos, y a los que les dió tiempo sacarnos estas bonitas fotos, que luego colgaron en facebook, de donde las he rescatado para la crónica, (gracias chicos!) mientras esperábamos que el semáforo cambiara del color rojo al verde (para que luego digan de nosotros, porque esto no estaba preparado), y ya rodando agrupados. Que arte estos de Granabike!!!












Subimos por el Albaicín, por Cruz de Arqueros, creo que me dijo Juanjo (gran conocedor del barrio). Me fue diciendo tooodas las calles por las que íbamos, pero no os quiero apabullar con mi gran memoria jajajaja.

El pelotón se iba estirando, y claramente se sabía quien olía a vinagre, y algunos que pensaban que estarían peor, van francamente bien,  otros que se han despistado un poquito a esta altura del año, pues sufren algo más, pero todos vamos disfrutando. Esto de dar pedales es así, disfrutamos mientras sufrimos.

Fue un no parar de subir y subir hasta San Miguel Alto, por este precioso barrio de Granada, y aunque de vez en cuando nos parábamos para arrejuntarnos y cogíamos aliento, llegamos arriba con el desayuno más que amortizado.












Descansamos un poquito, mientras Juan Carlos sacaba estas fotillos, y continuamos la ruta. Ahora hay que ponerse en fila india, toca subir por la colina que hay tras San Miguel.

Es un precioso y estrecho sendero, que va por entre un esplendido pinar, en su primera mitad, y entre retamas, en su segunda. Hay momentos en los que hay que meter toooodo el hierro que tengas. Como es una zona umbría y hace tanta rasca, el suelo aun está escarchado y duro en algunos tramos.

Paramos al coronar para reagruparnos. Buscamos El Fargue; pedaleábamos junto a la central eléctrica, que yuyu me da ir cerca de estas instalaciones; las pasamos rápido, y tras bajar un cortadodelaleche, que lo hice porque el de delante le tiró, y no me di cuenta de donde me metía, que yo con mi Giant no le tiro a estas cosas, que como dice Juanjo,  así llegas a viejo.

Llegamos a El Fargue, y tras unos pocos km por la carretera, giramos a la izquierda y atravesamos el pueblo por su extremo norte. Cargamos agua en una fuentecilla a la salida del pueblo, una que hay junto a una enorme higuera, que en otras fechas solemos "atracar". Paco, mientras descansábamos y cargabamos agua, se dedicó a subir el tramo de escaleras que allí hay, y son muchas...En seguida nos metemos en una pista que pica p´riba, tras salvar una "cadena asesina", de esas que atraviesan los caminos, y de horroroso recuerdo para alguno hoy ausente en la quedada... y que nos conduce a un senderito, lleno de retama, hasta llegar a un depósito de agua.

Esta parte es muy soleada, y ya hemos entrado en calor; las pendientes son más llevaderas, así que todo el mundo va más distendido, ya la mayoría podemos charlar mientras pedaleamos, y llegamos al depósito de agua.





































































































Del depósito a Puerto Lobo hay una parte de campo y otra de asfalto, pero se hace bastante bien, además, somos conscientes de que practicamente se han acabado las subidas, así que ya no hay que ir ahorrando esfuerzos, y la gente va a un ritmo bastante vivo. 

Al llegar a Puerto Lobo algunos colegas, ya sea por curro o por temas familiares, se tienen que volver a sus casas, pero seguimos siendo un buen pelotón. Comemos algo y nos disponemos a pedalear por la Sierra de Huetor, mi sierra favorita. Es coquetona, no muy grande, pero tiene de todo lo que puedas imaginarte y desear para disfrutar de un montón de modalidades del ciclismo: Rally, Ciclocross, All Mountain, Enduro o Trial.

Tras un ratito de pista, empezamos a atrochar por veredillas. Nos ponemos en fila india, yyyyy aaaaaa jugarrrrr...Que si roquita por aquí, que si pinito por allí, un derrapito a tiempo en una curvita que se cierra, un saltito que surge y un tranquito que salvar, y otro, y otra curvita y otro saltito y más curvitas cachondonas...ofú maemía que divertido. Yo creo que todo el mundo, a su manera, disfrutó esta parte. Los que no hacen habitualmente estas cositas, les saca de su "zona de confort" y mejoran, y a los que nos gusta pues las vivimos intensamente.

Al terminar esta parte, más o menos a unos 100m de la fuente  "La teja", según me dice Javier, nos metemos a la derecha en una vereda muy especial. Es muy estrechita, con roquita, y que juguetea con el monte. Unas veces sube por una ladera y otras veces por la de enfrente. Es como el cauce de un río, que por partes ha de hacerse a pie, y otras sobre la burricleta. Tras hacerlo, llegamos al nacimiento del río Darro, pero antes de eso disfruté de una situación muy divertida.







Resulta que como era complicado que fuéramos el grupo unido, por esas dificultades que os he contado en esta zona, Javier quería parar para reagruparnos, y cuando lo decía, Juanjo le decía que "¿un poco mas p´lante mejor no?" y Javier asentía. Esto pasó dos o tres veces, hasta que se le acabó la paciencia al bueno de Javier, y mira que eso eso es complicado, y se plantó. Vamos a reagruparnos aquí!!! y rompimos a reírnos jajajaja. En fin guasa y cachondeo sano que no falte.














Comimos un poquito y tras disfrutar de este presioso paraje, lleno de vida, en el que nace ni más ni menos que un río, el Darro, nos subimos en las monturas camino de Huetor. Es una pista la mar de chula, cortita, como para hacer andando, corriendo o con la familia. Sobre nuestras cabezas, restos algunas de las múltiples trincheras, de la guerra civil, que en esta preciosa sierra hay.

Llegamos a Huetor, bebimos un poquito en la fuente del pueblo y le tiramos dirección el Cortijo Cortes, lugar complicado de pasar antaño por sus famosos perros, pero eso es otra historia...







Bajamos el pueblo y nos metimos enseguida en el campo. Hasta llegar al cortijo es una pista mal mantenida que sube y baja, bonita. A la izquierda vamos viendo la zona por la que bajamos en una quedada que hizo Migue (Balakook Maracena) hace unos meses.

Llegamos al cortijo, lo pasamos y tras pedalear junto a las clásicas y preciosas choperas que aquí hay, "tenemos" que cruzar el riachuelo. Como el grupo se ha roto, algunos lo pasamos y otros fueron hasta Jesús del Valle por otro camino mas largo.















Tras atravesar el río con bastante fortuna, apenas nos mojamos, llegamos a Jesús del Valle, donde nos encontramos con el resto de la peña, y nos dirigimos hacia el Sacromonte, pero primero tendríamos que atravesar los campos de olivos y rodar junto a la acequia. Una vez en El Sacromonte, paramos a la altura del restaurante de "Juanillo" para despedirnos. En esta ocasión no pude quedarme al "tercer tiempo", como otros compañeros, pero hubieron otros que sí.







Desde aquí mi enhorabuena a todos los que allí estuvimos, porque entre todos hicimos un día de BTT fabuloso, y las gracias al C.D. Balakook, y muy especialmente a Javier, que es el que se la curró, por organizar esta quedada, la primera de muchas que vamos a ir este año, y que yo espero contarte como la viviré.

Hasta pronto amig@

No hay comentarios: