Páginas

lunes, 9 de enero de 2017

Sierra Elvira nos espera!!!








El sábado por la mañana me llevé la cuarta de las decepciones, con la inscripción a los 101 de Ronda. Y digo yo, ¿no sería posible que tuviera, esta gente de la organización, un archivo de solicitudes de participación, de forma que los que la hayan hecho varias veces tengan menos opciones, que el que nuuunnnnnca la ha hecho? Si alguno que lea el blog tiene mano, que lo plantee ¡copón! (expresión de hartazgo muy granaina)

Pues el domingo, con este tema vertebrando la conversación entre Javier y yo, nos dirigimos a Maracena, a recoger a los que hoy querían un poquito de All Mountain del bueno, por los alrededores de Albolote: "El Torreón"







Puntualmente nos presentamos Javier y servidor (Algecireño) frente a la tienda de Balakook en Maracena. Allí, en la cafetería, estaban Migue y Victor metiéndole gasolina al cuerpo.

La mañana está fresquita. Javier se ha puesto de tiros largos y yo no, pero como me he colocado el peto, por lo que pueda pasar, no llevo frío. La ruta de hoy es por una zona en la que solo he estado en una ocasión, y no fue hace mucho, al igual que Javier, y lo que pudimos comprobar es que los pinos se mueven, se acercan a ti a medida que le vas faltando el respeto al sendero...

"El Torreón " da nombre a esta zona. Es un monte, en el que la gente de la zona, poco a poco, ha ido haciendo los senderos, y puedes hacer Rally o Enduro. Según nos dice Migue, que se lo conoce bien, y así está el jodío de fuerte, vamos a pedalear por los dos circuitos, mezclandolo, y como en la mezcla está el encanto, la ruta promete.








Este es el grupo que hoy se ha dado cita para disfrutar de una buena mañana de burraqueo. De izquierda a derecha, Victor, Yo, Mikel, Enrique, Javier, Jorge y Migue.

Desde Maracena hay que ir por asfalto hasta los pies del monte, así que aprovechamos para ir calentando. Para cuando llegamos a las vereas, ya estábamos bien calentitos, por mucho que Victor propusiera, antes de burraquear, darle una vuelta al monte para entrar en calor... aquí huele a vinagre del bueno...

Comenzamos a subir por las vereas. Estas pican bien p´riba, y están escarchadas. Estamos en la cara norte, y eso se nota. Sin prácticamente descanso llegamos al comienzo del circuito. Paramos unos minutillos para ponernos las protecciones. Yo aprovecho y me coloco mis gafas de descenso. Con ellas no lloro ni un poquito y voy la mar de seguro. Comenzamos a bajar.







Como he comentado al principio, los pinos están muy juntitos, y el sendero mas que serpentear, parece que va esquivando él los pinos, maemiademivida, y nosotros con estos manillares...

No me quejaré ni un poquito porque es un disfrute continuo. Curva tras curva, sendero estrecho, pinos deformes que entran y salen de la trazada, peraltes, subeybaja en los que  a veces hay roqueo de subida o de bajada, y a veces no, y con trankos más que exigentes. Todo ello te va castigando la musculatura poco a poco. Los compis que vienen con sus monturas rally de vez en cuando se paran para que nos reagrupemos.








La verdad es que este monte se puede pedalear con cualquier bici (semirigida, rígida o doble), todo depende de la velocidad a la que lo quieras hacer y de tu habilidad.

Estamos acercándonos al Torreón, se podía intuir, pero de pronto, dice Enrique "ahora viene unos repechitos técnicos", "bien sin problemas" pienso yo, y luego un repecho duro. Yo miraba para arriba y no veía distancia para ese "repecho duro", pero estar estaba y ser era...pordiosbendito!!! Menos mal que Migue estaba arriba, ya lo había hecho, y no paraba de darme ánimos. Me gritaba y gritaba "venga tío kekohones, y con el tractor, kekohones!!!" Yo miraba p´riba y veía cuesta para rebentarme...pero poquito a poquito iba avanzando, y el Migue daleketepego, y yo pinpon pimpon, kemelasubí!!! Las piernas me ardían, y el corazón se me escapaba por la boca, pero eso qué es comparado con la alegría del que escribe, y de ese Migue, cuando la terminé...


Paramos en el Torreón un ratito, Javier sacó sus chuches, y descansamos un poco mientras sacábamos estas fotos. El día está tremendo, muy soleado aunque haga fresquete.












Tras recuperar fuerzas, nos subimos a las monturas, y fuimos en busca de más pimienta. Repetimos alguna verea, y tras parar para reagruparnos, se plantearon un par de opciones. Como no nos poníamos de acuerdo, de pronto, y en un perfecto inglés, al estilo de los mejores vídeos endureros, nos dijo Migue "Follow me!!!". Como los allí presentes, también somos bilingues, comprendimos perfectamente lo que nos quiso decir, y saltamos, con nuestras burricletas tras él, a por las vereas que a él le dio la gana...maemiademivida, bajábamos conscientes de que ya se acababa lo que se daba por hoy, y para que os voy a contar...nada importaba, ni los pinos acercándose, ni las reviradas curvas ni los trankos...Hicimos una zona de roqueo con tranko final, que exigió lo mejor de nuestras generosas horquillas.

No paramos de pedalear hasta llegar a "el salto" que allí hay, y que hoy no le metimos mano, mejor mañana, jajajajaja. Pero nos hicimos estas fotillos, aunque creo que Mikel se quedó con ganas, lo miraba por aquí, lo miraba por allí, con carita de "como te coja un día verás..."












Pues tras estas divertidas fotos, continuamos bajando. 



A los pies del salto hay una vereda estrechita, que se va hundiendo en el terreno hasta cubrirte completamente, y yo soy altete eh!!, pero la cosa va a más y el sendero serpentea y se ensancha. Si vas a velocidad, te permite ir rodando por las paredes de lo que ya es un tubo, desafiando la gravedad, y tiene escapatorias en forma de salto, es una locura, es divertidísimo, y cuando crees que ya se ha terminado, viene sin previo aviso, y tras una curva, un garden rock serio, sobre todo para los que llevan las rallys; los endureros lo pasamos como el cuchillo a la mantequilla.

Al terminar este tramo, llegamos a un esplendido mirador, y mientras esperamos al resto de la peña, nos hicimos estas  artísticas fotillos.











El sendero sigue bajando, es muy divertido, y algún salto serio hay, pero no le tiramos. Al finalizarlo, estamos donde lo comenzamos a subir,  allá sobre las diez de la mañana, y allí nos encontramos con el resto de la banda. Todos teníamos más o menos las mismas caritas de disfrute, y con ellas nos fuimos dirección Maracena, en busca de una buena cervecita en un bar que te ponen unas tapas de primera.

Por el camino, que por cierto hicimos a un buenísimo ritmo, oía a Javier y Mikel comentar unas rutas urbanas que habían diseñado, y es que esto de dar pedales no nos cansa, nos gusta un montón, y si es con buena gente, pues mejor que mejor.








Lo dicho, llegamos al sitio, y dimos cuenta de un par de cervecitas, con sus correspondientes y fabulosas tapas.




































Gracias por esta fabulosa mañana Migue!!!






































Hasta la próxima amig@s!!!

No hay comentarios: