Páginas

miércoles, 1 de marzo de 2017

El día de Andalucía: al Llano



Anoche lunes le digo a Carlos de hacer algo de un par de horillas, y me dice que ok. Sobre las diez, pakemadrugá!! Al ratito Jorge, en el chat, dice que si nos animamos a dar una vuelta, por senderos "inventados", y que a las 9.30 en Puente verde.

Joder, ¿que hacemos Carlos? Lo de la hora, después del madrugon del domingo para ir a Gilena, no me convencía, pero como solo eran 30´, a cambio de vereas nuevas; nos animamos, y a las 9.30 estábamos allí, donde tooooda graná queda para salir a hacer deporte en grupo, porque no solo vamos bikers a Puente Verde.

Llegamos Jorge y yo, que nos encontramos en Puerta Real, y allí ya estaba el Gilo. Él inventó la puntualidad... De pronto empezó a llegar peña, y peña, y peña, y lo que iba a ser un grupito, se convirtió en peasodegrupo endureroketekagashhhh: Pepe, Mikel, Dongo, Ivan, Marcelo, JM, Carlos, Edu, Rafa, Jorge, Hugo y servidor (Algecireño) guauuuu, esto promete; aunque no el día. 

Había amanecido rarete, pero se fue entonando hasta quedarse despejado, de massss jajajajaja porque nos sobró ropa a todos, solo acertaron los que llevaron manga corta o una camiseta sin térmica, o térmica sola. Los demás, nos asamos...

Yo estaba algo fastidiado porque un pedal me estaba dando problemas, vamos que se salió de su sitio según íbamos al punto de encuentro, pero con la ayuda de Jorge lo colocamos perfectamente, y listo para funcionar. Pero no sería mi única avería del día...

Sobre las menos cuarto, más o menos comenzamos a dar pedales. Pepe y Mikel comandaban el grupo, el resto, a lo que manden, y es que mandar mandan un huevo jajajaja.

La idea era subir al llano, pero las calles por las que íbamos eran distintas a las que suelo coger yo, pero como se de primera mano que Mikel le gusta bichear por la ciudad, y se la conoce espectacularmente, pues a dejarse llevar y disfrutar. Nos llevó por calles por las que no he ido en mi vida, hasta llegar a la altura de las Torres Bermejas. 

Paramos para reagruparnos, y coger aliento, estos tíos van fuertes, vamos a sufrirrrrr,  y aprovechamos para quitarnos ropa... La temperatura del cuerpo ha subido. Según comenzamos a pedalear, empieza a sonarme algo en el freno trasero. Gilo y Marcelo, que iban conmigo, me ayudan a solucionar el problema. Había que cambiar las pastillas de freno. Ya había pensado echarlas en la mochila; después de Gilena era lo suyo, pero no lo hice, aunque por suerte Marcelo sí, y me las prestó, se las pusimos y continuamos. Que suerte la mía...

La peña no se había dado cuenta de que habíamos parado, y continuaron dando pedales. En un momento dado, pasada la Silla del Moro hablamos por teléfono, y nos esperan en la torreta de la luz, a los pies del cortafuego, que sube al llano desde la carretera, pero con el apuro de hacerles esperar, hubo que apretar lo suyo, y ya se sabe que "ya pagará el francés el vino que se bebió..."

Contactamos, peeeero faltaba uno, el colega de Edu, Rafa. Edu le llamó, y mientras Mikel mete una cámara en la trasera, llegó.











Nos ponemos a dar pedales, ya todos juntos y "reparados", y vamos en busca de la primera trialera "inventada" por estos máquinas que nos van llevando, que si no te llevan, no la localizas ni loco. Es cortita, estrecha, muy revirada e inclinada, y como el terreno está blandito, la disfrutamos. Yo incluso doy una voltereta de contento...Han colocado palos para ir sujetando el terreno y que no se desdibuje. 















              Los maestros de ceremonia van llevándonos, hasta salir al camino de los franceses. 









Desde ahí, subiendo por el sendero del tranco, volvemos a llegar al Llano. Este sendero es muy rápido de bajada, pero de subida hay que apretar de lo lindo, pero esta peña no tiene problemas, hay que joderse lo fuertes que andan algunos... Ah! el tranco de entrada es complicadillo de salvar, pero se salva, y te vienes arriba jajajaja.






Esta foto es de otro día, pero es que estamos escasos de fotos de hoy




Al coronar, porque para qué os voy a describir la agonía de la subida, y con Ivan detrás...; si la has hecho, te lo sabes, y si  no, ve y hazla...Solo decirte que miraba a los piñones, por si había alguno más, y no, no lo había.

Descansamos un ratito al terminar, y recuperado el aliento comimos algo, mientras charlamos. En un momento dado el Mikel nombra la frase maldita, después de una subida dura: " y si subimos a....por...." mekagonlaleche!!! le dije...se descojonaba el jodío.










Bueno empezamos a pedalear y buscamos las trialeras que te llevan hacia "los pinchos", y las hacemos, tranko incluido. A este la mayoría le mete con naturalidad, como el que no...con el valor que tuve que juntar un día para hacerlo... 

La foto de abajo fue hecha por Gilo el día que lo hice por primera vez, que como no conseguía sacarla, me obligó a repetirlo tres veces. Yo creo que lo hizo a mala leche jajajaja.





Foto capturada de otro día, hoy andamos escasos de material



Llegamos a la altura de "los pinchos" pero no le metemos, continuamos pedaleando, y más adelante localizamos la otra trialera "inventada". Que por cierto, es lo siguiente a estrechita...



El comienzo es más o menos llano, y va a lo largo de la ladera, incluso hay subeybaja, peeeero poco a poco va hacía abajo más y más y más, hasta que llega un momento que es tan inclinada, que la trasera la tengo que llevar bloqueada completamente, y la delantera casi casi, cojo, suelto, cojo suelto, y el culo no te digo donde lo llevo, allí... 





















A esto añadele que el sendero serpentea cada vez más, y como el terreno está blandito, pues suavemente vas derrapando e incorporándote para cambiar y enganchar la siguiente curva, que obviamente va para el otro lado, y así continuamente una tras otra, pero todo muy despacito, con todo tiento y tacto del que seas capaz.










Fíjate en la foto, esta hecha apenas a dos metros del grupo y mira la inclinación, es una pasada, un disfrute. AH!! ni se te ocurra seguir recto..., hay un cortado, y ahí lo dejo.

Luego la cosa no se suaviza, más bien toooodo lo contrario hasta llegar a la acequia que cursa a los pies del monte, y por el que se va, por el camino periurbano, hacia el Sacromonte, o hacia el cortijo de Jesus del Valle; y hacia allí vamos este grupo de endureros, que ha salido vivito y coleando de este monte. 

Quiero comentaros que esta bajada última es complicada, tiene mala caída a la izquierda, de hecho nos cuentan que una vez hubo que recoger a alguien que cayó, intentándola bajar, en la acequia, y aunque nada le pasó, por suerte, caerse se cayó, y como dice el Mota, "que no pasando na, pero que ser eres..."

Para llegar a Jesús del Valle hay que cruzar el río por varios sitios, y ahí tanto a Marcelo como yo vamos la mar de tranquilos con nuestras botas impermeables, que alegría que da llevar los pies sequitos. Bueno a lo mejor algún otro también las lleva, pero durante la ruta estuvimos comentando lo acertado de nuestra compra.

Bueno, la subida desde el Cortijo hacia el Llano no es muy dura, pero va haciendo su pupita...¿Te acuerdas de lo que te conté "del vino y de los franceses", pues ya empiezo a notar cosillas...

Al coronar hay que recuperarse, y en este punto Edu y Rafa deciden dar por terminada su jornada de MTB, se les ha echado el tiempo encima, pero nos cuentan que bajaran por "La Igesia", o "el melonar" como otros llaman a esta bajada. Buen final de mañana endurero!! Hasta la próxima chicos, que espero no tardéis tanto en volver a veniros.

El resto continuamos, y había que hacer "Las Crestas" por su lado mas exigente, al menos para mi, y "el francés ya se apareció a cobrárselo casi todo..." Peeeero algunos parece que van por un falso llano los jodíos... si si, y me refiero a vosotros,  Pepe, Ivan, Dongo, Marcelo, y hasta Carlos, que el muy canalla me abandonó (todo desde el cariño ehhhh). Kohones como vais!!! dejáis un rastro a vinagre... Cuando sea mayor quiero ser como vosotros. Pero el peor el Pepe, que harto de esperarnos, se volvió a dejar caer, seguramente para ver donde demonios estábamos, mekagonlaleche... Killo cuéntame lo que comes y/o tu entrenamiento ¿vale? prometo no pasárselo a nadie jajajaja

Bueno, terminamos de subir, de hidratarnos, y otros menesteres,  y de comer algo, para comenzar a bajarrrrr, again!!! 

Esta que viene tampoco la he hecho nunca, coño parezco de Caceres!!! Te confieso que al principio no me parecía nada del otro mundo, te permitía ir en grupo, mirar el paisaje, en fin ir despreocupadete, pero poco a poco se va complicando. El grupo se estira, veo que ya hay que ir centrándose a la faena; cojo la rueda de Marcelo, que por cierto va bastante fino. Lo que era una pistilla mal mantenida, se iba convirtiendo en caminito, y luego en sendero, trialera y por último señora trialerita...

El desnivel iba aumentando mas y más, al igual que las curvas, que cada vez son más numerosas y cerradas. Era tremendo ver cómo se complicaba todo poco a poco, casi sin darte cuenta. Todo lo acota retama asalvajada y descontrolada, que te va machacando brazos, piernas y si me apuras, las gafas y el casco justifican sobradamente su ser y su estar,  y como el suelo está algo estropeado por las motos, aunque eso a nosotros no nos estorba demasiado, más bien nos reta, ya no ves ni el paisaje, ni al grupo, ya ni casi a la rueda que sigues ni na ni na. 

Al terminar estamos todos bastante flipaos, bueno los que se la conocen, están algo menos, pero igualmente han disfrutado de lo lindo, y al amigo Gilo, creo que le hemos terminado de convencer de que la bajada de hoy ha sido una más que digna despedida para su Scott...

Este tremendo show, que nos hemos regalado hoy, acaba cerquita de Pinillos, desde donde nos desviamos hacia el "camino del colesterol", que hoy festivo, y día de Andalucía está petao...pero pronto llegaríamos al bar "Cebolla" que tiene una soleada y extensa terraza, al aire libre, donde podemos tomarnos unas cervecillas, mientras vigilamos nuestros tesoros. Pues ahí desmontamos de las burricletas, y dimos buena cuenta de una frequita Alhambra especial, la mejor cerveza del mundo, digan lo que digan, los que quieran decir algo sobre lo que es una buena cerveza, AAAAAAMENNN!!!




























Yo solo me tome una, y junto con Marcelo me vine a Granada,; el resto se quedó, y me cotillean que algunos se liaron y liaron. Si es que hacia un día cojonudo: buena ruta, buen sol, buena temperatura y buena gente con la que liarse...  

En fin, la ruta es con mucho mejor de lo que me esperaba, y la compañía, un lujo. 

Lamento no haber metido más fotitos junto a la literatura, si las consigo las subiré (JM echame una mano jajajaja), pero las que he metido son de Jorge. Gracias crack!! 








El finde que viene nos espera KDD 5.0 Sin Prisas Enduro Club Córdoba. ya te contaré...

4 comentarios:

Carlos Rodriguez dijo...

Estupenda crónica, gracias por hacerla posible😀😀

Carlos Rodriguez dijo...

Estupenda crónica, gracias por hacerla posible😀😀

José Luis Navarro ortega dijo...

No has podido describirlo mejor, gracias por la crónica.

Algecireño dijo...

Muchas gracias!!! es agradable dar pedales en el ambiente que llevamos, y contarlo está chupao