Páginas

martes, 17 de octubre de 2017

Un día para recordar...









Como te conté la semana pasada, estamos buscando buenas sensaciones de cara a la "II Ride Sierra Nevada MTB" y la verdad es que este domingo nos hemos venido arriba...en todos los sentidos, aunque seguimos sin echarle cuentas a las subidas...

Chicos, en algún momento deberíamos de buscar las sensaciones subiendo... o nooooo jajajajaja.

En principio íbamos a salir Edu, Pepe, Gilo y servidor (Algecireño) peeeero ha empezado a animarse la peñita endurera, de la que estos cuatro formamos parte, y Carlos dijo de apuntarse. Luego Hugo y Emi se enteraron que volvíamos a salir con remonte y se apuntaron, junto con Alex, pero ya no había plaza en la furgoneta de Antonio, pero eso no fue problema, Carlos le hizo el lío a su chica (Olga, que vale más que un potosí) y esta les hizo los remontes a Alex y Emiliano en la furgoneta de aquel.

A las nueve nos recoge Antonio en el CC Serrallo, cargamos las burricletas. Carlos y Edu se subirían en La Zubia. Allí nos encontraríamos con Emi, Alex y Olga. Tras esta fotillo nos ponemos en marcha. Nos espera mucho Rock&Roll...









El sendero por el que empezaríamos hacía años que no lo hacía, y me apetecía mucho. Es bastante más apretao de lo que lo recordaba.















Tras subir, descargamos las cletas y nos pusimos en marcha. Pedaleamos un poquito de pista y en veinte minutillos le metíamos mano a un divertido tramito con bastante arena. Extrañamente Edu no se lo conocía. Un placer enseñarle algo a este tío, en su territorio. 









Terminado este terreno nos metemos en pista umbría p´riba. En diez minutos llegamos a la cabeza del sendero, y tras una fotillo nos organizamos en fila india y le tiramos. Edu manda. Al principio hay mucha roca pequeñita, luego el senderillo va entre pinos; sube y baja hasta que comenzamos a bajar, bajar y bajar. 








El primer sitio chungo es en curva de izquierdas y con mucha roca, pero antes volaríamos alguno que otro tranco. Se estrecha bastante, y los peraltitos te van lanzando, y como baja y sube pues no paras. La peña va disfrutando un montón, se les va oyendo. Bueno a todos menos a Alex, es el mudito del grupo jajajaja. 

Me he colocado detrás de Edu, y donde mete la rueda él, voy yo y así tokiski. Creo que detras llevo a Carlos. Ufff que presión delante y detrás, pero como sarna con gusto no pica...

Hay varios trancos complicados, pero uno de ellos es la leche. Estas bicis te facilitan mucho todo, al menos a mi, y voy salvando uno tras otro. Ya no me acordaba de lo este sendero te exige, pero es mucho lo que te da.










Terminamos con la adrenalina saliéndonos por las orejas, y pedaleamos hasta llegar al circuito de descenso. Illo no paramos ni para ajustarnos las gafas, parecía aquello de "el último paga..."

Elegimos la bajada DH. Yo la he hecho varias veces, pero salen tantas vereas por todos lados que me vuelvo loco. Voy detrás de Emi. A este le da igual equivocarse de verea. Tiene una velocidad de reacción descomunal, así que le doy hueco, y menos mal, porque se ayudó de un pino para corregir su trayectoria, apoyando el cuadro en el pino, y sobre la marcha se metió en la verea de nuevo. Como dice Edu, es un gato. Si soy yo, me sacan en ambulancia...

Como te puedes imaginar, no fue el único que se salió de trazada, ni el único que se comió algún pino, con lo que de pronto ya no ibas detrás del que empezaste. Una locura. En una de estas, y tras pasar un tranco al que le llamo "La cascada" (imagina cómo es...) Edu se para en seco. Me pienso que se ha quedado para reunir a la peña, y continuamos Pepe, Emi y yo. De pronto Emi deja de seguirnos, no se porqué. Cuando llegamos abajo Edu nos cuenta que reventó la cámara, y tuvo que parar. Menos mal que Carlos andaba por allí y le ayudo, porque la mano aún no la tiene muy bien.

Olga y Antonio ya estaban preparados para recogernos. Todo el mundo está como loco, y a nadie le ha pasado nada reseñáble, así que cargamos y volvemos a subir, pero esta vez nos dejarían en el Canal de la Espartera. Subimos un poquito. Como a Emi le dio por ir haciendo el caballito, pues eso...tolmundosanimó. 















































Unos con más destreza que otros, para que te voy a engañar, pero eso en la foto no sale jajajaja.









Paramos para hacernos una foto, que ya es un clásico, pero innovamos... 









y una panorámica que fue una hartá de reír hacerla




Luego bajamos una riquííííísima trialerita. Yo me quedé el último; quería disfrutar de ver el grupo bajando. Me tengo que comprar una de esas máquinas que le das la orden por voz, y te saca las fotos. La imagen de este grupo de bikers bajando, con el colorido que hacemos en contraste con el campo, y vista desde arriba es realmente chula. Cuando pedaleo trato de vivirlo todo. La verea y su dificultad, los sonidos del campo, de la bici que te sigue o del grupo, los colores, los olores; no solo disfruto del ejercicio.










Terminada la trialerita, vamos a por otra bajada. Esta vez haríamos la enduro. Los comienzos son los mismos. Ni dios se para y le tiramos como si no hubiera un mañana. En un momento dado (ni idea de cuando ni donde) abandonamos el DH, y adentramos en la enduro. Yo me limito a seguir al que tenga delante jajajaja. Unas veces es uno y otras otro, depende de si me salgo yo o el de delante...









Esta pista es más dura para la bici y el físico; tiene muchísimos virajes, peraltitos, roqueo y saltos. Unos simples, otros dobles, unos más largos que otros, e infinidad de pinos, todos la mar de cerquita. Es un no parar y a bastante velocidad. Pepe también se lo conoce bien, así que me coloco tras su rueda. Va to loco er gashon, se nota que se la sabe. Como somos más o menos iguales (bueno él es mas feo...) su velocidad me vale de referencia para los saltitos, a los que hoy les meto sin piedad. Lo digo porque en otras ocasiones no les he tirado. En un momento dado se me sale la cadena y tengo que parar, pero por delante le pasan cosas a otros, que provoca que se paren; nada que lamentar. Arreglo el tema y me alcanza para pillarles.





















Vamos a llegar a un tranco complicadete y Pepe se ofrece a grabarnos, así que se pone debajo y nos graba, pero antes de llegar algún sustillo se llevó nuestro "camaraman" Salió ileso ¡vivan las rodilleras y las coderas! No me extraña nada de lo que pase, esto es tremendo por sí solo. Si vas con un par de amigos es divertido, pero si vas con esta panda de locos, esto es....pues eso, una locura muy muy divertida.








 






 La verdad es que las grabaciones no hacen justicia al tranco, así que no las pongo. Es más de lo que parece, aunque a  Emi y Gilo si se les ve un bonito vuelo. Emi le tiro por donde todos, pero es que "el gato Emi" vuela haya salto o no. Gilo eligió el sitio más chungo, está indomable...










  Después conectamos de nuevo con el DH y sus saltitos. A los dobles no le tiré, pero si a los demás, y la verdad es que me vi bastante cómodo, más que nunca. 

Al llegar al final, ya metidos casi en La Zubia, Edu nos llevo por un par de sitios en los que volamos bastante. La peña flipo de los vuelos, y yo ni te cuento... 

En principio habíamos terminado lo previsto pero Pepe, Gilo, Edu y yo queríamos un poco más, así que hicimos un tercer remonte. Ni Emi, ni Carlos, Hugo y Alex, cada uno por sus motivos, pudieron apuntarse, así que cargamos bicis en la furgo, y volvimos a subir. 

La que se perdieron chicos...!!!








La bajada en cuestión no la había hecho nunca. El comienzo es pista, de bajada y de subida. Gilo demarró subiendo y se llevó el puerto. Luego nos dejamos caer a la derecha, justo donde está la foto de arriba.

Bajamos más pista y senderillo de bajada. Este lo he hecho de subida y es duro hasta decir basta, pero de bajada es divertida, muy divertida. Zigzaguea mucho, has de ir atento porque a la derecha tiene mala caída. Es rápido, las curvas están peraltadas y te lanzan. 

Al terminarlo subimos un poco de pista y acabamos en un cortijo. Allí había una fuentecilla en la que bebimos y bebimos, y una simpática chabala, que estaba entrenando para una carrera de trail, nos hizo una fotillo.









Salimos del cortijo y me dice Edu, con esa cara de niño malo que pone: "ven ven que ya verás" maemiahondeiremos... aprieto, y tras de mi los Pepe y Gilo, pero ellos no sabían porqué vamos atoahostia. Edu, sin avisar, se va a la izquierda y le metemos a un salto. Bueno, no es exactamente un salto, mas bien es un tranco. Tienes una buena caída desde la pista al aparcamiento del cortijo. 

Este Edu no tié remedio... Después, a la derecha, nos mete por una verea de locos, y a la velocidad de los locos vamos tras su rueda. Hay de todo: roquitas, saltitos, peraltes y pinos, muuuuchos pinos. 

Llegamos a la cueva del Gato. Edu se para sobre la cueva, baja de la bici y sale corriendo a ver algo, le sigo y veo lo que quiere que hagamos. Volvemos y Gilo me dice "porqué traes esa sonrisilla Luis" no le contesto...nos subimos en las cletas y dice Edu "venga vamos mejor por aquí" y en vez de hacerlo por donde siempre, nos tira por encima de la cueva, por un trankakodelalecheketecagaporlapatabajo. Lo salvamos como buena mente pudimos, no te engaño (nos faltó inercia) pero sobre la burricleta eh!!! aunque con algún daño colateral de alguno jajajaja. La próxima vez lo haremos mucho mejor Edu!!!

Pero ahí no quedó la cosa. Volvemos a coger velocidad, y el muy canalla no dice nada pero cuando llega a la altura de otros trankos, a la izquierda, bloquea frenos y derrapa a la izquierda, y se tira por otro par de trancos. Bloqueo frenos, y hago la misma maniobra aunque con menos control claro, no sabía lo que pasaba, pero no se nos escaparon, aunque por poco jajajaja. Mira que es travieso este cuarentón...

Durante la última parte que te he contado se oía al Gilo decir "pero ahondevamossssss" y al Pepe "No busques más trankos loco, que el día ha ido muuuubiennn!!!! jajajajaja, y no les faltaba razón, el día ha ido increíble. 

La ruta (otra ruta "My friend") ha sido tremenda; a este ritmo se le van a acabar a Edu las propuestas, aunque alguna cosita hablamos para un futuro ¿eh Edu? 

Nadie se ha hecho pupita, y para remate, tooooodo esto lo he hecho, además de con mis "habituales" con peñita con la que hacía tiempo que no jugueteaba. Un placer chicos teneros de vuelta!!!
      
Nos fuimos al bar de una amiga de Gilo, Ladelbar, a bebernos una cervecilla. Si, lamentablemente hoy sooolo pudo ser una. Son más de las dos, y no da la cosa para más. De matripuntos andamos listos ¿verdad Pepe?

Ha sido una pasada de día, de verdad amigos, gracias!!! 

Antes de llegar a casa, lave bien mi burricleta, y la deje a buen recaudo...descansando junto a mi.









Si te ha gustado la crónica, no me importa nada que me lo digas jajajaja, y si te apetece apuntarte a una de estas, pues me lo dices también. Ah! eso si, algún tornillo te tienes que dejar en casa...


  

2 comentarios:

Medi dijo...

Buena crónica! La verdad es que me encantaría de apuntarme a alguna rutilla de enduro con vosotros, suelo salir con mi brother pero siempre lemojolaoreja asi que molaría unirnos a vosotros un día

Algecireño dijo...

Mañana echate las protecciones y te espero a las 9.30en cafeteria Las Islas, junto al palacio de deportes.