Páginas

domingo, 4 de julio de 2010

4/7/2010 - IBP 110 -Cogollos - Collado del Agua - El Sotillo (Iznalloz) - Cogollos

Fecha: 04-07-2010
Ruta: Cogollos - Collado del Agua - El Sotillo (Iznalloz) - Cogollos
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1004333
Quien vino?
    Fernando C.
    Jose Manuel
    Luis
    Fernando M.
Nuestro grupo lo tiene claro, cuando llegamos a un cruce no hace falta mirar al GPS para ver por donde seguir, basta con mirar de todos los cruces cual es el que tira más hacia arriba y por ahí hay que seguir.

Pues eso, lo que pasa es que esta vez fué a lo bestia, toda la ruta fué hacia arriba, muy hacia arriba excepto una maravillosa bajada desde el Collado del Agua y excepto otro maravillos senderillo técnico que rescatamos de nuestra última, y por ahora única, Giganta.

Decir que le empezamos a pillar el gustillo a las rutas que salen de las afueras de Granada. No tiene precio, quitarte kilometros de asfalto y convertirlos en kilometros de camino o sendero es una autentica gozada.

Vagillos estabamos y el amigo Luis puso sus condiciones para que los pescadores de Motril no lo reclutaran para recolectar pescado por la mañana temprano. Así que quedamos a las 8:30 en la puerta de mi casa y entre pitos y flautas hasta cerca de las 9:00 no tiramos rumbo a Cogollos.

En Cogollos un merecido desayuno, no por lo que habíamos echo hasta ahora sino por lo que nos quedaba por hacer, y que por supuesto desconocíamos.

Total que al final hasta la 9:30 no estabamos dando pedaladas. Nada más salir las cuesta por Cogollos que enlazan la carretera que lleva a Granada con el camino de CariAlfaquí. Nos lo tomamos en serio y nos dimos un poco más de caña de la cuenta, y es que no sabíamos lo que nos esperaba.

Enlace con la Alfaguara y ponemos rumbo hacia PradoNegro y desde ahí enlazamos con unos cuatro o cinco kilometros de carretera que se hacen pesaillos.

No sé como explicar el sitio, mirar ruta en Wikiloc, pero se toma un desvio hacia la derecha justo enfrente de unas casas para abandonar el asfalto y para empezar la parte dura, dura de la etapa de hoy.

Después de una rampa dura, venía otra rampa aún más dura, y aunque en la primera parte de la subida hasta el Collado del Agua había algún otro descanso que permitía que las pulsaciones no estuvieran permanentemente por encima del valor 180, llegamos a otro grupo de casas donde hay caballos sueltos y donde empiezan una serie de rampas realmente duras y que pasé más por coraje que por fuerza (Bueno y porque mis maravillosas Kenda Nevegal dan un plus de agarre que en estas situaciones se agradece una barbaridad).

Joder que manera de sufrir, menos mal que la ascensión permite divisar un paisaje de ensueño que permite distraer levemente en algunos momentos al sufrimiento mientras se difruta de vistas de la sierra totalmente desconocidas para mí

De pronto y poco a poco la pendiente empieza a disminuir y a lo lejos se ve el collado para invitarnos a seguir subiendo.


Al llegar arriba nos quedamos con la boca abierta, al poder divisar las dos vertientes, la que apunta hacia la zona del puerto de la Mora y la que apunta hacia la zona del Sotillo. No damos a basto a mirar hacia derecha y a izquierda para no perdernos ni un detalle de las vistas.



La bajada promete y ahí mis compañeros destacan y se adelantan en la bajada, la primera parte más complicada porque se trata de tierra suelta y piedras que no permiten ni el más mínimo descuido.

Poco a poco el terreno se va endureciendo y haciendosé más seguro y aquí es donde realmente empiezo a disfrutar de la bajada. Aunque para disfrute el momento cerveza que aunque se hizo más largo de la cuenta fué antologico, que fresquita estaban esos tercios y menos mal que rellenamos las mochilas y los botes de agua porque a partir de ahí calor y sol, sol y calor.

Si bien mi estomago y garganta agradecieron la parada, a mis piernas no le pareció tan bien, se me quedaron totalmente agarrotadas y a partir de ahí cualquier pequeña subida se conviertió en un suplicio. Eso sí la parte de veredilla técnica de la Giganta para enmarcar, no recuerdo haberlo pasado mejor en ninguna otra bajada. Mereció la pena el esfuerzo de la subida previa para poder disfrutar de esos 10 minutos de derroche de adrenalina en estado puro.

Pero se acabó y todavía quedaban unos 15 kilometros para llegar hasta Cogollos de nuevo. Si miraís en Wikiloc vereis que la parte final no tiene grandes subidas pero en un continuo sube y baja que acabó conmigo, bueno yo estaba acabado desde bastante antes, pero esto fué la puntilla.

No sé cuantos grados había, pero si me dicen que había 40 me lo creo y si me dicen que 50 tambíén (Seguramente estaríamos en torno a los 30 grados) pero la sensación de sequedad y de agobio por el sol que brillaba justo en mi entrecejo disminuía mi cadencia de forma drástica.

Al final y tras unos estiramientos y beberme del tirón más de un litro de Agua pude recuperar las fuerzas suficienes para llegar a Cogollos con cierta dignidad.

Pero mereció la pena... en Octubre será la epoca ideal para repetir la ruta, si soy capaz de olvidar algunos de los rampones de subida al Collado (y es que como dice alguno por ahí cuando algo se llama Collado no puede ser por nada bueno).

Bueno el fin de semana que viene más...


Un enlace de video de la ruta: (Cuando tenga más hueco pongo más enlances)

http://www.youtube.com/watch?v=aWj8r-qoGiw

No hay comentarios: