Páginas

lunes, 19 de julio de 2010

18/7/2010 - IBP 105 - Pradollano Veleta

Fecha: 18/7/2010
Kms: 34
Ruta: Pradollano - Veleta http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1035467

Quien fue?
Fernando M.
José Manuel
Fernando C.


Campeones del Mundo!!!, por cuatro años campeones del mundo, con estrellita encima del escudo y codeándonos con Franceses, Italianos, Brasileños, Alemanes y alguno más que también ha ganado algún que otro mundial.

Perdonar por el desvarío pero es que suena muy bien!!!

Bueno a lo que vamos a la rutilla de ayer, el caso es que no teníamos muy claro la ruta del Domingo, el calor aprieta y las cabezas se resecan y empiezan a dar un poco menos de sí. El caso es que apetecía fresquito y la posibilidad de subir a la Sierra para ver que nos ofrecía parecía tentador. La idea era la de subir lo más alto posible y luego poder bajar por la Laguna de las Yeguas o por Montebajo o por cualquier veredilla interesante que se pusiera a tiro.

A las 7:30 estábamos en la gasolinera de Neptuno y a las 8:30 más o menos nos estábamos zampando nuestro cafelito en la plaza de Pradollano. Que diferencia entre el bullicio de este invierno y la tranquilidad de este verano. Vamos que aquello está muerto, muerto muerto, no hay bares abiertos (por lo menos a las 9:00) no hay gente, no hay información (o yo no la encontré) y no hay un sitio digno donde preguntar por posibles rutas. Vamos que no me extrañó nada ver un poco más tarde como los remontes abiertos subían y bajaban pero con algún que otro excursionista y con ningún ciclista. Si queremos Sierra Nevada en verano hay que trabajarla un poquito más, algún que otro sendero, algo de publicidad, quitar la nieve que corta alguno de los pocos caminos existentes entre las pistas, ...

Subir hacia el Veleta tiene un encanto especial, sobre todo conforme se va ascendiendo y poco a poco se va divisando la impresionante roca, que junto a el Mulhacen, coronan nuestra querida Sierra Nevada y todo el territorio peninsular.

Impresiona y Acojona porque da la sensación en algunos puntos de que será totalmente imposible subirlo. Sin embargo la carretera se toma su tiempo a base de curvas que van ascendiendo poco a poco sin suponer una excesiva dificultad y que permiten incluso acomodarse y adoptar un ritmo constante.

La primera parte, la urbanización, fea, pero fea de cojones. No hay por donde cogerla edificios enormes a derecha y a izquierda que limitan las vistas y que nos indican el poco gusto que se tuvo a la hora de edificar sin control. Conforme se va ascendiendo y nos vamos acercando a los peñones de San Francisco todo empieza a cambiar los edificios poco a poco van dejando entrever todo el paisaje e impresiona la cantidad de nieve que todavía queda a estas alturas del año. A lo lejos el Veleta se ve aún lejano.

Una vez que alcanzamos la zona de los Peñones y atravesamos la valla que impide el paso a turismos la cosa mejora notablemente, la ausencia total de tráfico y de edificaciones nos permite hacernos a la idea de que estamos en la Sierra.

El viento empieza a soplar fuerte, tanto que supone en algunos casos más esfuerzo que la propia pendiente y que en algunas curvas nos hace dudar de si realmente podremos mantener la bici de pie.

Al llegar al desvío de Borreguiles por la zona de Cauchiles la vista impresiona y la vista de los Tajos del Veleta nos hace pensar que la parte dura está aún por llegar. Decidimos aguantar un poco más la subida hasta alcanzar la cota de los 3.000 metros. A estas alturas el oxigeno empieza a escasear y cualquier pequeño sobreesfuerzo paga factura.

Al llegar a la zona alta del telesilla Stadium y ver los carteles indicadores me viene a la mente la imagen del mismo sitio este invierno y como esos carteles que aparecen a 4-5 metros de altura en invierno estaban sepultados por la nieve.

En la parada para comer nos damos cuenta de que aunque el sol aprieta y quema, obligatorio usar crema protectora del factor lo más alto posible, no calienta y decidimos ponernos la poca ropa de abrigo que llevabamos y que ni mucho menos nos sobró en el reto de la subida.

Cuando pasamos a la altura del Telesqui Antonio Zayas el reto empieza a verse relativamente cercano y al llegar a la parte alta del Telesilla de la Laguna de las Lleguas parece que queda poco, sin embargo a partir de aqui comienza la parte realmente dura de esta ruta. El aslfalto poco a poco va dando paso a la tierra y la tierra en algún caso da paso a la nieve que nos obliga a bajarnos de la bici para poder continuar.

Cuando ya se adivina la cumbre la última cuesta es rompedora pero el orgullo nos permite superarla. Tengo que admitir que después del esfuerzo el ver tanta gente en la cumbre me decepcionó un poco. Me hubiera gustado hablar más de la soledad del lugar que del agobio de gente que incluso para poder hacernos una foto hubo que hacer turno y tener un poco de paciencia.

No se veía el mar, había una pequeña bruma, pero las vistas quitan el aliento, no hay límite, se ve todo, el mulhacen, la alpujarra, la sierra, granada, ... y merece la pena parar y disfrutar un rato.

La bajada muy bien, con paciencia sin coger excesiva velocidad, e intentando coger algún que otro caminillo por entre las pistas.

El fin de semana que viene más....

No hay comentarios: