Páginas

domingo, 31 de marzo de 2013

UN LUJO DE MAÑANA ALREDEDOR DE GRANADA

Llevamos un invierno aunque hoy estemos en primavera, de mucha lluvia, y este fín de semana no iba a ser distinto, aunque al igual que el pasado fín de semana tampoco me he quedado en casa.

A las nueve de la mañana habíamos quedado. No sabía quien aparecería porque en los wsp del sábado había dudas, unos por unos motivos y otros por otros. La propuesta para hoy era un Aceituno subiendo por el Sacromonte, bajada por las cuevas y subida al Llano de la Perdiz, ya veríamos  por donde,  para terminar bajando a Cenes y seguramente llegaríamos a Granada por la fuente la bicha. En cualquier caso, la idea era que si llovía más de lo recomendable, tener escapatórias rápidas para irnos a casa. Cuando llegué al punto de encuentro estaba F. Martinez y ya sabíamos que Robles no vendría, a pesar de haberse levantado, porque mandó un matutino wsp para avisarnos. FC lo tenía complicado, así que pasadas las nueve comenzamos a dar pedales calle Recogidas arriba. Llegando a las faldas del Albaicín decidimos subir por un sitio distinto, y  escaleras arriba. El suelo está húmedo y eso dificulta ir pasando los escalones. Llegamos a San Miguel alto. Desde aquí arriba y con el cielo encapotado se ve Granada con una luz especial, más grisacea. Esto junto con la lluvia hace que la Alhambra tenga un color más parecido al que dicen fue su color origina, el rojol; desde allí fuimos buscando la Abadía y la vereda del Aceituno. El camino está mojado pero perfecto, el suelo tiene su punto de humedad para que la rueda traccione, y hay que tener cuidado con la retama que está bastante descontrolada. El rítmo que hemos llevado hasta ahora es disfrutón, sin apreturas.

Una vez terminamos el Aceituno bajamos hacia el Sacromonte por unas espectaculares escaleras y desde allí bajamos a los pies de la Cuesta de los Chinos y ya puestos, y apesar de estar el empedrado bastante mojado, nos envalentonamos a subir la Cuesta. Si ya es complicada subirla en seco, hoy es un reto a nuestra habilidad ya que la rueda trasera resbala y resbala en cada escalón. Suerte que cada tranco es tan largo como la bici y mas o menos los vamos sorteando unos tras otros hasta llegar a la altura de la puerta de entrada del Generalife. Bebemos un poco y continuamos en busca de la Silla del Moro para subir y hacer las zetas de bajada junto con el tranco del cementerio, que por supuesto superamos (solo parece que queda uno de nosotros por superarlo...). Paramos un momento para arreglar algo de mi sillín y ha empezado a llover de forma más seria. Creo que la bajada hacia Cenes la vamos a dejar para otro día. Volvemos a subir por la Silla del Moro y nos dejarnos caer por una vereda la mar de juguetona y arriesgada, primero por unos trancos alucinantes e imposibles para la mayoría de los mortales y con unas curvas tremendas, y que nos deja en la fuente del Abellano, Paseo de los Tristes, Carrera del Darro, Plaza Nueva, Reyes Católicos, Recogidas y llegamos a casa justo cuando se desata  una tromba de agua de las buenas.

Lo hemos pasado muy bien,  no ha habido percance algguno y son las doce de la mañana y en casa; que contentas van a estar nuestras familias...

Al final salieron casi 20km, un desnivel de unos 700m en tres horitas de autentica BTT por los alrededores de Granada... Un lujo de jornada!!!

Solo falta la foto, a ver si el Martinez la sube??? 

No hay comentarios: