Páginas

martes, 5 de agosto de 2014

Por los Montes de los alrededores del Escorial

La ruta del pasado domingo fue probablemente la mas calurosa del verano, hasta ahora en esta zona, y seguramente la mas dura. El promotor hoy fue el amigo Nacho, al que le doy las gracias porque todas las fotos que pongo son suyas, y por eso no sale en casi ninguna... 
La quedada era a las ocho y media en San Lorenzo, desde ahi subiriamos por asfalto las importantes rampas que hay por la zona norte del municipio, y desde ahi enganchariamos un precioso sendero que nos llevará a los pies de las zetas, y sus espectaculares 2,5km de curvas.

El ascenso lo hace cada uno a su aire y que no te falte. Por delante se pone el amigo Julian y después el resto...a mi en esta ocasión me cuesta menos subirla,  seguramente porque me ha sentado bien la ruta del viernes. No os la describiré porque ya lo he hecho en otras ocasiones pero os diré que hay que ir peleando cada metro que pedaleas, cada tranco, cada curva, pero cuando coronas te sientes muy pero que muy bien... Coronamos,  nos reagrupamos y continuamos la marcha por asfalto dirección Abantos.

Esta parte es también bastante exigente por sus desniveles, que llegan a cotas muy pero que muy serias. Lo podemos hacer en compañía ya que es carretera, y la subo con Nacho charlando de como ha ido el año en lo de dar pedales, etc. En un momento dado vemos un biker echaoalakuneta de pié junto a su burricleta,  le preguntamos si está bien, y nos dice que no (está rebentao), le invitamos a que se acople con nosotros,  que queda poco para coronar, pero dice que de eso nada, kenodaunapedala de más,  jajaja, y ahi le dejamos con su pena. Unos metros mas adelante estaba el compañero medio descojonao...

Coronamos y nos volvemos a reunir tolapeña, nos desviamos a la izquierda por una pista, kepikaparriba kes un gusto, ahi  voy con Paco y aprovecho para ponerme al día de unos asuntillos, y me cuenta su próxima excursión al Camino de Santiago, que recuerdos me vienen mas buenos, él lo hará en compañía de su mujer y andando. Casi sin darnos cuenta, llegamos a un punto desde el que bajaremos por un rápido sendero a Robledondo, pueblo de David.



La bajada es tela de rápida y peligrosilla, llegamos a una fuentecilla,

cargamos agua y atravesamos el pueblo, un poquito de asfalto y buscamos la zona de bajada hacia mi aldea, La Hoya.  Es una bajada mas corta que la anterior pero con un comienzo de piedras chungo chungo, que por suerte todo el mundo supera, y desde ahí bajamos a mi aldea, La Hoya,
nos hacemos una fotillo y bajamos hacia el rio.


Llegamos, fotillo de rigor y nos preparamos para la subida a la Paradilla, la tercera pedania que hacemos hoy del municipio de Santa Maria de La Alameda. El ascenso se las trae, es corto pero duro duro, y no corre una gota de aire...La peña resopla antes de meterle mano , y subiendo que es gerundio...
coronamos y nos metemos en la aldea, la gente esta tranquilamente en las puertas de sus casas, unos haciendo unas cosas y otros otras, les vamos saludando según los vamos viendo hasta abandonar el casco urbano y tomar el sendero que nos ha de llevar a Robledo de Chavela.

El sendero es muy bonito, lleno de piedras y rocas. Unas veces pica parriba y otras no, y te permite  obsevar el daño que hacemos al monte. El año pasado un o una descerebrad@ le prendió fuego al monte, y lo que debia ser un explendido pinar, es hoy un monte pelao. Solo quedan en pié algunos troncos abrasados. Impresiona verlos.
Por otro lado, maldita se el o la que lo quemó,  porque no se si lo he comentado pero hoy hace una kalóketekagas, y las únicas sombras del dia fueron las de las zetas, y a la hora que las hicimos no las necesitamos...
 
Al terminar este camino ya eran las doce y media,  y entre la caló,  la hora y lo que quedaba,  planeo la idea de acortar la ruta volviendo por carretera, peeeero al final decidimos continuar con lo previsto.Lo que vino ahora era un terreno un poco antipático porque son urbanizaciones de montaña, con mucho subeybaja por asfalto, pero se hace y tras bajar por una trialerita llegamos a Robledo de Chavela.  Alli cargamos un poco de agua, yo ya me he bebido mas de 2,5 litros entre isotónica y agua, cambiamos mi cámara ya que he pinchado y salimos del pueblo buscando la ultima subida del dia, "la cuesta del jamonero". Metemos molinillo y a tomarnoslo con filosofía,  tanto que casi nos adelanta un senderista, al percatarnos y comentarlo nos dice el colega "no os preocupeis, es que yo tengo muchas patas", que cachondo, suerte que se desvio antes de adelantarnos, jajaja. Coronamos, y hacemos un corta pero preciosa vereda, con esas enormes rocas redondas que te permiten pedalear sobre ellas sin demasiada dificultad,  luego una bajadita corta por asfalto y empezamos abris y cerrar puertecitas para atravesar finquitas. ¿Os he comentado que hacia kalorrrrrr?, pues eso...luego un poco de pisteo que aprovechamos para hacernos fotillos mientras rodamos, y a aumentar el ritmo; y llegamos al pueblo de la familia del amigo Paco.


Me indica donde vivieron sus abuelos, y donde nació su hermano, entre otras cosillas. Cruzamos el pueblo y nos desviamos a la izquierda para tomar un bonito camino quee nos llevará a la calzada romana. Aquí hay alguna que otra sombra, y aprovechamos para darnos un gusto a la mollera. El camino tiene mucha arena y eso complica la pedalada pero tambien tiene unas enormes y redondas rocas por las que se puede pedalear,  son muy divertidas, y con estas y casi sin darme cuenta, digo casi porwue como no iba el primero, me dio tiempo a parar para bajar la tija y meterle mano a la calzada romana...

Lo primero fue salvar un impresionante tranco quei fox de 100 se trago haciendo tope como una kampeona, ufff kesussssto!!!, luego una roca y otra y otra y otro tranco y otro y otro y yokesekemasssss, y para terminar otro enorme tranco, y como yo era el último en terminar, por haberme parado a bajar la tija, pues ahí estaba toda la peña mirando atentamente a la jugada, y el Nacho con su cámara de fotos venga a disparar fotos, y una y otra, y otra, y el resto mirando al ultimo de la camada, y vosotros direis " coño ¿ y to eso te dio tiempo a ver mientras bajabas?" posi, toesomediotiempo a ver, jajaja y con semejante público ¿ no te irás a hostiar verdad?, y no lo hice, eché el culo tampatraskomopude y lo pasamos mi giant primero y yo después agarrao a ella como si me fuera la vida en ello,  jajaja.

Lo que vino despues fue un camino con muuuucha arena, y de esas espectaculares y enormes rocas ciclables que recorrimos al endiablado ritmo que marcaba el amigo Julian, que hizo la mili en mi pueblo (Algeciras) ¡kearte! ¿no?. Hubo que esperar a Nacho y Angel al final de este camino, ya que aquel pinchó..
Y llegamos a nuestro querido Escorial, a nuestro bar fetiche a tomarnos unos cubos y brindar por esta peasoderuta preparada por el amigo Nacho.
Me dicen que el domingo que viene haremos La ruta de los Ingenieros, y que es pachuparselosdeos, jajaja ya os contaré amigos.


1 comentario:

David Martín García dijo...

Bonita descripción amigo, pasamos mucho mucho calor pero mereció la pena.