Páginas

lunes, 15 de septiembre de 2014

Sereno & Viznar (su lado oscuro)

Menuda ruta la que hemos hecho este domingo!!!



A la quedada acudimos Gilo,  Mariano y servidor (Algecireño), con muchas ganas de pasar una buena mañana por la sierra de Huetor. A Gilo le ha llegado su tija pija y quería probarla por una buena zona, y esta lo es...y más con la traka del final, pero para averiguar de que se trata habrákeleer...jajaja

Quedamos a las nueve y media cerca de donde vive Mariano, cargamos la bici en el coche y tiramos hacia la sierra. Llegamos, descargamos las burricletas yyyyyy a dar pedales. Los primeros km son de rodaje por pista, un falso llano en el que Mariano marca el ritmo, una bajada, otro falso llano en el que Mariano sigue mostrando su buen estado de forma, una caaaaasi interminable subida y por fin llegamos a la primera de las atracciones del día, ahí estaba el comienzo de La Cañada del Sereno. Es un sendero de mas o menos un metro de ancho, con una inclinación decente, acotado por pinos en su mayor parte y donde no los hay, hay un barranco...  lleeeeeeno de rocas cargadas de malaleshe, como por el sendero. Este tiene también algunos trancos francamente complicados, pero todo esto lo se yo, Gilo solo lo ha hecho una vez y aunque recuerda, no sabe exactamente que viene primero y que después,  y para Mariano es su bautizo.


Pues bien, tras un episodio del que no soy testigo, pero que luego me cuenta Gilo,  para conseguir agua, comenzamos a pelearnos con La Cañada del Sereno. Encabezo la expedición porque soy el que más veces lo ha hecho,  nos damos bastante distancia,  detrás mía se coloca Mariano y luego Gilo. A lo largo de esos mas de dos km nos alternaremos varias veces de posiciones por traspiés, por descanso para beber o por caídas. No soy capaz de describir lo que vamos haciendo. Vamos pasando trankos y disfrutando de lo lindo, mi bici parece un tractor la jodia, se lo traga todo. Sigo teniendo algunos tics de cuando no me sobrava burra por todos lados, pero como a lo bueno todos nos acostumbramos,  pues ya me los iré quitando. Mariano va cada vez mejor en estos terrenos y no pierde el paso en ningún momento, y Gilo disfrutando y sufriendo a partes iguales como todos. Con estas que nos acercamos al final  peeeeeero antes de llegar hay que superar el supertrankodelacañada!!! Creo que solo una vez lo hemos hecho, y fue con mi Giant, yo y el Carretero con su Commencal, así que le tiramos, y lo paso!!, bueno en realidad lo pasa el peaso de burricleta sobre la que voy montado, menuda diferencia meterle mano a este tranko con las ruedas de 27,5 y los 150mm de horquilla...¡que seguridad te da!

Delante nuestra van un grupo pequeño de senderistas, con los que coincidiremos cuando terminamos el sendero, paramos para refrescarnos, comer algo y de camino disfrutar de lo hecho.  El grupete, muy salao por cierto, nos alcanzó y estuvimos charlando de esta ruta y de otras como Piedra Ventana, y que no conocían, nos hicimos unas fotillos y continuaron con su ruta. Uno de ellos es de Granabike, Pepepower se llama el muy cachondo...jajaja


Tras el descanso continuamos el camino, que se estrecha bastante, desaparecen las rocas por suelo de tierra blandita,  y se llena de enormes pinos que nos dan una estupenda sombra. Es un tramito pequeño que me recuerda a la ruta de Los Ingenieros, y que hice este verano con mis colegas Los Gasupetos. Casi sin darnos cuenta llegamos a una bajadita corta pero espectacular y como el terreno esta blando las curvas las derrapamos, y aquí prueba Gilo su nueva tija pija. Al terminar de bajar comentamos lo que todo el mundo dice cuando se la ha podido comprar " Cómo he podido estar sin esta maravilla todos estos años? " jajaja.


Al terminar la bajada hay opción derechas o izquierdas. Hoy hacemos la corta y nos vamos a la izquierda,  volvemos a encontrar a el grupo de senderistas, les saludamos y continuamos el camino. Un poquito de subeybaja, llegamos a la pista central, hacemos una trialerita muy divertida y rápida, que Mariano no conoce , y tras subir un poco llegamos al Mortirolillo. Menudo cuestarron!!!, ahi vuelve a lucirse Mariano, y no muy lejos Gilo y servidor. Coronamos y en vez ir hacia la Cueva del Agua como teníamos previsto, vamos a visitar, a indicación de unos bikers y por petición de Mariano, un antiguo Hospital para enfermos del sistema respiratorio, y que fue levantado por un guiri hace un montón de años,  y que hoy esta en ruinas. Fotito de rigor, a petición de Gilo, al que le vienen los recuerdos de juventud cuando venía con los Scouts.


Continuamos pedaleando y tras rodear el monte encontramos una fuentecilla estupenda en la que cargamos agua, bueno es haberla encontrado porque por esta zona no hay ni un puñetero sitio para repostar agua. Seguimos pedaleando, subimos la segunda parte del Mortirolillo y embocamos el camino hacia La Cueva del Agua,  aunque no subiremos, nos desviaremos a la derecha por un espectacular senderillo, ciclable en un 95%, la parte del final se hace imposible dar pedales. Lo terminamos, y nos volvemos a vestir de romanos o lo que es lo mismo, poner las protecciones, porque lo que viene ahora es un camino de bajada lleno de rocas, acotado por pinos y muy muy rápido. Al terminarlo llegamos a los pies de La Cruz de Viznar. A la izquierda está el sendero que habitualmente elegimos para bajar, lleno de piedras, rocas, raíces y curvas cerradassss, y que nos enkanta; peeeeero a la derecha está el otro...el lado oscuro de La Cruz de Vznar...

Mis colegas no sabían en el lío que les tenía preparado, ellos pensaban que haríamos el de la izquierda, el de siempre, pero íbamos a hacer el de la derecha, el que nunca antes habían hecho y que yo hice uuuuuuna vez, hace casi tres años, con un par de colegas y una burricleta preparada para la ocasión, y a la que nada tiene que envidiar mi Santa Cruz.  Si a esto le añades que era caaaasi de noche, pues eso, mis recuerdos son vagos, solo sé que se me iban a salir los ojos de las órbitas al ver los trankos que íbamos pasando. Yo me coloque detrás de Vicente, que se la conocía bastante bien, y por donde él tiraba tiraba yo, peeeero hoy no hay un Vicente que marque los pasos por los que ir, ese "Vicente" hoy soy yo...kagate...

Bajamos tijas, el kulopatrassss y kesealokediossss kiera... Los primeros metros ya te van avisando de loketesperashavalote, por atras oigo el klasiko chiflido de Gilo de kuandoflipa...y tras unos cuantos trankos y curvas paro para ver que tal. Como seran los trankos, que en uno caaaasi doy la voltereta, pero por suerte solo quedó en un susto. La cara de Gilo era la de un niño...y supongo que la mía también. A Mariano lo veía animado, asikedemodokeeeeee a las monturas!!! y  un tranko y otro, una curva y otra, unos los pasábamos y otros no, por hoy eh?, las sensaciones eran alucinantes, en algunos tramos se ponía el Gilo delante markando el paso, en otros yo y Mariano dando un nivelazo. A mitad de bajada me iban a reventar los brazos, la tensión era total, la adrenalina nos salía por las orejas. Superamos cosas que aún hoy no me lo creo, aun así se quedaron cosas pendientes por hacer, pero ya se harán...o no.








El final de esta increíble trialera sería el final de la ruta del día de hoy. No han sido ni muchos km ni mucho desnivel, y sí mucho de sensaciones. Hoy hay que ponerse a los pies de nuestras monturas y sus prestaciones porque nos han llevado a disfrutar muuuucho y con mucha seguridad.


















El findekeviene....ya veremos, dicen las malas lenguas que el Carretero alomejoooo saparece por Graná...

3 comentarios:

FernandoCA dijo...

Antes que nada que conste que el hipertranco lo he pasado dos veces :) :) una además esta grabada. Jajaja. Que recuerdos de esa sierra de huetor, con esos senderos maravillosos aunque este fin de semana lo de la sierra de abantos me ha impresionado tambien. Nos vemos pronto amigos

David Martín García dijo...

Como te gusta Luis ponerte el traje de romano y mas con esa nueva montura. :)

Luis Orihuela dijo...

Ese Fernando sacando pecho! Pues si, esta grabada tu azaña, y la mia jajaja. Ayer no me dormia y estuve leyendo cronicas antiguas y vi ese video entre otros

David es que cada año somos un poco menos jovenes, kagonto!! y un porrazo malo te deja en el dique seco. Mejor prevenir