Páginas

martes, 9 de septiembre de 2014

A Piedra Ventana la peña y mi nueva burricleta

Hace una semana más o menos que me he comprado una nueva compañera de fatigas, y había que probarla con los colegas. Es una preciosa Santa Cruz, de doble suspensión. La propuesta del amigo Gilo fue ir a Piedra Ventana. En principió yo no lo tenia claro, no por la ruta que es muy chula, y más por donde subimos a la Ermita Vieja, sino por los km y mi nueva montura, es más endurera, de una talla más (XL) a la que tenía antes, y también cambia el diámetro de las ruedas a 27,5 Dicen las malas lenguas que cuesta un poco más moverlas...Aquí os pongo unas fotillos de esta preciosidad y de la espectacular tienda en la que la compre.


 A la kedada acudieron Mariano, Pepe, Pedro, Fernando Bolivar, Gilo y Yo (Algecireño). Sobre las nueve y media más o menos salimos dirección Huetor, de allí fuimos a La Zubia, Urbanización Los Cerezos y conectamos con la zona de almendros.

Hasta ahí el ritmo lo puso Pepe, pero como está algo lesionado pudimos aguantarle, jajaja. Luego bajadita y llegamos a los pies del monte a conquistar...y por aclamación popular subimos por el senderillo. Hasta aquí la verdad es que las sensaciones con mi burricleta han sido inmejorables. Cierto es que durante dos días, antes de la ruta de hoy,  la probé subiendo al Llano de la Perdiz e hice algunos ajustes; primero cambie el manillar poniendo el de doble altura de mi venerada Giant,  y al día siguiente una potencia que tenía guardada y que acortaría la distancia al manillar, aunque luego atrasase un pelin el sillín. Estos cambios son la clave para que hoy esté disfrutando como lo estoy haciendo.
 Lo que viene ahora es la caña, es un senderillo sombrío de varios km, estrechete que sube y sube, duro duro con pendientes que no bajan del 12%, lleno de raíces y rocas que cuestan de superar. Hoy es la segunda vez que hago este precioso sendero y voy muy animadete porque llevo la horquilla de 150mm, que abro a tope, y las ruedas de 27,5 pelin flojas, que seguro me ayudaran a superar los complicados pasos que tenemos que pasar...



Los compañeros de ruta tampoco van descalzos como podéis ver en la foto, peeeeero no estrenan hoy burricleta jajaja. Pues bien, llega la zona de rocas y raíces y vamos superando una tras otra, con una solvencia que me deja flipadete, y no es que yo sea mejor de lo que era hace un par de meses cuando la hice, es que esta bici es la leche, además de lo dicho, tiene una geometría que me ayuda un montón a ir pasando trancos p´arriba; y como todo lo bueno se acaba, pues este sendero también, aunque más adelante habrá mássssss.
Hubo que parar en varias ocasiones porque la rueda trasera de la burra de Fernando se desinflaba y había que ir recuperandola de vez en cuando. Y llegamos a la pista principal que asciende a la Ermita Vieja. Es larga y con un desnivel entre el 7 y el 10%. Llegamos a la Ermita, nos acercamos a cargar agua a la fuente y descansar algo para afrontar lo que viene ahora; que no es otra cosa que seguir subiendo, peeeero por otro estrechito y exigente sendero. Es distinto al otro porque no es sombrío y el piso es de chino, piedra caliza y suelta, aunque también tendremos raíces y rocas con las que entretenernos, y un buen tajo a nuestra derecha que nos obliga a no despistarnos demasiado...jajaja. Esta subida es más corta que la anterior y la hacemos en fila india y agrupados, manda el grupo Pepe y tras él va Pedro, Yo, Gilo, Mariano y Fernando. No se oye ni un comentário, solo el ruido de las ruedas al paso por el sendero y las respiraciones de cada biker. Es la vez que más me ha gustado subir este tramo de la ruta, que a diferencia del anterior, es la cuarta vez que lo hago. Me ha costado algo más y yo creo que es por las ruedas de 27,5 frente a las de 26, aquí si  he notado el cambio aunque los trancos los he superado infinitamente más seguro, y tras de mi el Gilo, que ha hecho un cero como una catedral y coronó mas contento que tolaskosas jajaja (foto de abajo)


Ahora viene una bajada bastante rápida por el sendero que se intuye en la foto de abajo, y que nos dirige la vista al extraordinario Valle de Lecrín (está camino de la playa).



Padul y su laguna en la que hay vestigios de los Mammut



Y llegamos a Piedra Ventana. Aquí cada uno se hizo la foto como le dio la real de la gana , jajaja si es que no tenemos remedio...

FORZUDOS


KAAAAAASI
FORZUDO


 INSENSATO


 Y 
VICTORIOSO


Pepe no se hizo foto porque dice que ya la tiene una...

Después de la sesión de fotos, ooootra tremenda bajada, peeeero aquí comandaba la misión Pedro, ya que se la conoce mejor que yo, y teníamos que encontrar un desvío y un sendero que nos llevara hacia la derecha y desde ahí a Otura para volver a Granada

.Esta parte de la ruta fue la más accidentada por distintos motivos...

En este tramo de la bajada la rueda delantera de Fernando destalonó y perdió de pronto tooooodo el aire, yo que iba detrás vi como levanto el polvo del camino, y fue impresionante como sonó y lo que levantó, pero por suerte o gracias a su destreza no ocurrió nada.  Le metimos una cámara y p´lante. Se adelantaron Pepe y Pedro en busca del desvío y cuando terminamos fuimos en su busca. El sendero que elegimos fue fallido y hubo que dar la vuelta, para encontrarlo unos cientos de metros después. Este sendero acotado por pino mediterraneo, estrechito, revirado y duro comienza bajando, pero es soooolo una ilusión temporal y breve, porque los repechos, sus trancos y rocas son de traka, y otra vez gracias a mi burricleta y sus prestaciones vuelvo a pasarlos, eso si, con el corazón en la boca...y con estas y tras sufrir un guevo y parte del otro, llegamos al final del sendero. Hay un abrevadero para los animales. Paramos a tomar aire, agua, y comer algo.

En este punto había que decidir entre tres opciones, izquierda, centro o derecha, y elegimos ir hacia la derecha, y empezamos a subir sin una puñetera sombra y con un suelo de ese que tiene mucho polvo. Son alrededor de la una del medio día y llevamos cerca de 30km con algo más de 1.000m de desnivel...El camino se empina algo más, y llega un momento en el que se hace muy pero que muy dura la ascensión, cada uno sube como puede, yo consigo llevar un ritmo trotón y cansino que me lleva a coronar medio decentemente. Coronamos y tras descansar e hidratarnos continuamos el camino pero no nos convence lo que vemos y tras hacer una expontanea asamblea decidimos deshacer el camino hasta el abrevadero y tomar el camino central que tras una impresionante bajada por pista ancha aunque bacheada en la que se volvió a lucir las ventajas de llevar una magnífica suspensión y  horquilla. Lo que viene ahora es carretera hasta Otura, donde cargamos agua, luego Alhendín, Armilla y Granada. Llegamos tan tarde que no hubo lugar para la cerveza, keselevasé!!! otra vez será.

Al final hicimos casi 60km a un buen ritmo con un desnivel más que aceptable. En la ruta hubo risas, sustos, pinchazos, reventones de ruedas, de cuerpos, alegrías y cabreos, es decir de todo y por su orden komodebeseeeé.
Y el próximo finde....ya veremos jajaja







3 comentarios:

FernandoCA dijo...

Muy chula (la cronica, la ruta, las fotos y la burricleta :))

Yo salí este Domingo con el grupo RivasMTB, poco desnivel pero se dan una caña increible y así 50 kms con 600 y pico de desnivel nos salió una media de casi 18 kms. por hora.

Prometo hacer de vez en cuando alguna crónica, pero fuimos tan rápido que no tuve tiempo ni de hacer unas foticos (nada más que la que envíe por el wasap9

Nos vemos...

David Martín García dijo...

Bonita ruta, perfecta descripción y preciosa la burricleta, hay que sacarle el máximo a esa maquina, Luis.

Luis Orihuela dijo...

Gracias chicos por vuestros comentarios.

Fc animate con las crónicas que sepamos...
David no se si seré capaz, esto es un tractor, jajaja