Páginas

lunes, 28 de marzo de 2011

RUTA POR EL CORREDOR VERDE DE AZNALCOLLAR


Bueno la ruta de hoy tenia varios alicientes, por un lado, el objetivo de hacer 100km ( al final me salieron 102), por otro lado conocer la zona devastada por el accidente de la rotura de la balsa de Aznalcollar. La compañía fue estupenda con buenos rodadores Alfonso, Nono, Galáctico, Juan, David, Daniel, Jose María, el hijo de este y el menda.

La salida la programamos para las ocho y media de la mañana y a Sergio se le pegaron las sábanas (dice que por el tema del cambio de horas, jajaja) así que se quedo sin la salida, una pena porque me consta que le encanta rodar...

Como era la primera vez que quedaba en el redondo, procuré llegar con tiempo suficiente y esto me permitió disfrutar de Sevilla a la que creo que es la mejor hora y con la mejor luz para pasear por sus calles y sobre todo disfrutar del Guadalquivir, y el reflejo que en él tienen las casas que lo acotan.
La salida la hicimos escalonada ya que primero salieron Jose María, su hijo, Galáctico y Juan. Un ratito después los demás, y fuimos desde el Redondo (clásico lugar de quedada de rutas en SBTT) dirección a Camas. La primera parte es todo cuestap´arriba, que para empezar nunca es plato de buen gusto pero es lo que hay hasta que coronamos, y ya todo lo demás es subeybajasimparar (el desnivel acumulado de la ruta es de cerca de 900m). En un momento del primer tercio de la ruta encontramos a el grupo de los adelantados que se han parado a tomar cafe y a otros menesteres menos lucidos, jajaja menos Galáctico que ha continuado y lo alcanzaremos más adelante, bien parado para sacarnos las ya clasicas y estupendas fotos de Juan "Galáctico"(gracias Juan!!).
Esta zona por la que vamos esta dentro de los caminos de la Ruta del Agua y me suenan la mayoría de los caminos, pero en un momento dado nos desviamos a la derecha, justo donde había una acequia y ya todo sería nuevo para mi hasta que llegáramos al punto en el que se bautizan los Rocieros. Ese lugar lo conocí con Galáctico en la ruta por los pinares.

Las sensaciones hasta ahora son inmejorables, las piernas van muy bien, la alergia está más o menos controlada (voy dopado hasta las cejas), e incluso me permito algúna licencia en varios repechos, tb seguir la rueda de Juan o la de Alfonso...pero ya pagará el frances el vino que se bebió, jajaja.


La verdad es que el rítmo era alegre, sobre todo por parte de los compañeros que harían la ruta menos larga, lo que provocó alguna que otra reprimenda de los que haríamos la ruta completa, jajaja

Más o menos a las dos horas de salir (unos 40km) paramos para tomarnos una barrita y de camino decidíamos (bueno decidían,jajaja) si seguiamos recto o si tomabamos el puente por la carretera para bordear el río por su otro margen. Esta fue la opción elegida y p´lante. Poco despues Juan, Galáctico, Jose María y su hijo nos dejarían y se irían de vuelta a Sevilla ( compromisos de domingo claro...). El resto continuamos ruta con los incansables Alfonso,Nono y tb David a la cabeza marcando el rítmo con ese pedaleo de ciclista de carretera, continuo, sin altibajos, Daniel, y el que escribe. El piso está perfecto, el camino es muy bonito, es la zona de la catastrofe y está francamente bien, mucha flor silvestre, árboles, muchos arbustos y todo muy muy verde y colorido por las vinagretas y la amapolas que tiñen de roja y gualda el campo.

Volvimos a parar un poco más adelante, comimos algo y pusimos un poco de aceite en las cadenas. Nos encontramos más charcos de los esperados. El tramo que vino a continuación se me empezo a atragantar un poco, el piso era de chino gordo y empece a pagar algún que otro exceso pero de todo se tiene que aprender, y hoy yo he sacado alguna que otra experiencia, pero no seria en este momento en el se hiciera más latente mi estado. Sería después de la parada para que David se hiciera una foto con la virgen que hay junto al río donde se bautizan los rocieros. ahí se me acerco Nono para preguntarme...lo pasé regular porque además ves que el grupo tiene que aminorar. Nono me da un sobrecito de gel para que me lo tome si me hiciera falta, pero la bicicleta es un deporte que te ofrece revancha si no te has pasao y pasados unos cinco km me reice y ya no volvería a sentirme mal (gracias por el sobre Nono, aunque no me lo tuviera que tomar).

Todo esta zona de pinares es muy bonita aunque hay bastante arena que complica el pedaleo y te puede llegar a desequilibrar. Encontramos bastantes charcos enormes que nos obligaban a buscar alternativas, lo que provocó no pocas risas.

Saliendo de esta zona aún nos quedarían unos 20km de pista. Paramos y comimos un poco. Lo que resta de camino no es muy lucido si lo comparamos con lo hecho. Nos cruzamos con algún que otro desconsiderado que parece que se ha comprado un todo terreno para ir por estos caminos (pistas, jajaja) y no tienen piedad, pero solo fueron un par de elllos.

Llegamos a Camas y en la cuesta que antes habiamos subido ahora la bajamos pero muy despacito porque Nono perdió el pulsometro subiendo, así que tratamos de buscarlo pero resultó imposible encontrarlo.


Sobre las dos y cuarto estábamos en el Redondo dandonos la enhorabuena por la ruta y quedando para la siguiente cita:


LA CAPITANA




1 comentario:

galactico dijo...

muy buena cronica,, luis,, gracias