Páginas

sábado, 12 de marzo de 2011

SALIDA POR GUILLENA

La ruta preparada para hoy la verdad es que prometía poco, pero con los Burrakos de por medio cualquier cosa puede pasar...

Ayer por la noche (viernes), la peña no tenía claro nada; el del tiempo de la 1 daba nubes con sol y si nos guiábamos por internet no deberíamos de salir, así que después de hablar por teléfono entre nosotros, decidimos que nos levantábamos a las ocho de la mañana, sacábamos el cabezón por la ventana y decidíamos. Quedamos en conectarnos a la web de Sevilla btt a las ocho y cuarto y montar un cónclave burraco-mahara para entre todos convencernos de...que había que salir claro. Dicho y hueco, a las nueve y media (Manólillo sugirió que antes no le era posible llegar y luego fue el primero) en Guillena, desayunados.

Empezamos a dar pedales, más contentos que los chiquillos ya que las lluvias de estos días nos impedía salir, y con estas llegamos al restringido. Describiros cómo me llevaban esta panda de locos es innecesario a la par que gratuito, porque el corazón se me salía de la boca. El restringido me pareció más corto porque nunca lo hice en menos tiempo pero las pasé canutas y ni siquiera les seguía la rueda... Llegamos a la cantina comemos un poco y tiramos para delante dirección a la media fanega.

Hasta llegar a las primeras subidas me iba encontrando mejor y fuimos todos en grupo y charlando animosamente, bueno Manolillo no deja de hablar jamas, le da igual si va para arriba, para abajo o llaneando, incluso se ríe en ocasiones mientras tu solo eres capaz de escuchar si eres capaz de seguirle claro. Hoy ha estado especialmente ocurrente y saqueao conmigo un par de veces. Nos hemos reído mucho. Alromo como siempre con un buen estado de forma, no pararía el jodío ni pa mear si le dejáramos, y con sus caballitos que los va haciendo cuesta arriba y también cuesta abajo (de locos) y Eduardo progresa adecuadamente que dicen en las notas del cole para los que van cada vez mejor. Está bastante fuerte, no pierde casi nunca el rítmo de los otros dos. Y yo pues eso, me veo bien pero unos escalones por debajo de estos buenos bikers.

Según estamos subiendo el restringido se descuelga Manolillo y me dice " quillo que te pasa, tas cabreao con nosotros por algo", le contesto que "no" que porqué lo dices, "porque como no estas con nosotros..." que cabrón, se descojona el muy jodío y me dice que no vamos a volver a Guillena por la Pajanosa, que después de subir la cuesta de la central nos desviamos para buscar un camino nuevo, que ninguno de los presentes hemos hecho pero que alguien le ha comentado, creo que a Eduardo, que está genial. Es por donde circulaba antes el tren, pero sin vías.

Genial!!!, porque la vuelta por carretera es muy sosa. Como os comente al principio de la crónica, con los Burrakos de por medio no hay que fiarse, porque puede parar cualquier cosa.

El más perjudicado por este cambio fue Manolillo porque se trajo la burra suplente ( rígida y con ruedas de 1.7 creo o algo así o y el cambio que no le funciona). No te puedes fiar de esta gente Manolillo que te dice una cooooosa y luego es ooooooootra. Edu al verle pedalear por entre las piedras dando botes, dice "quillo la rueda de atrás parece un conejo nervioso", todos nos descojonamos menos él claro, que va jurando en arameo...Ni que decir que el perjuicio consistió en que no pedaleaba como a él le gusta... pero el ritmo no lo bajó en ningún momento. Este tramo fui bastante bien, disfrutando mucho y siguiendoles sin problema, la verdad es que me volví a sentir muy bien. En un momento del camino y después de abrir una de las cerca de diez cancelas que pudimos abrir y cerrar, comemos un poquito y segunda quedada del Manolillo: se toma un sobre de gel y le digo que que le pasa que si es que no se ve bien y me dice" tu si que no te ves bien, "me quedo otra vez cortao y me dice " no ves que tas dejao las gafas en el suelo jajaja" nos descojonamos todos y seguimos...

El camino es muy pero que muy recomendable, aunque con bastantes cancelas, con mucha vegetación por el camino, charcos, piedras, un tajo a la izquierda que te lleva a el río y que convenía no perder el equilibrio no sea que te despeñaras, y dos túneles que no se veía el final, que nos alteró bastante porque no se veía un pimiento. El primero lo hice yo en primer lugar, lo que me valió el reconocimiento del personal y el segundo lo hizo Alromo que también se lo llevó claro. Fue muy divertido y excitante hacerlo sin linternas.

El camino desembocaba en el embalse y justo donde empieza la subida "Del Toro". Llegamos a "La Cantina" , llené mi mochila de agua y comimos un poco. En este punto no sabemos si volver por el restringido o subir "El Tractor". Sugiero que prefiero la subida y mis compis acceden si problemas. La subida es dura, cada uno marca su ritmo. Manolillo una vez que la ha subido se baja y vuelve a subirla otra vez mientras yo no la he terminado, me adelanta, corona y vuelve a bajar hasta donde estoy yo y subimos el último tramo juntos. Luego me confesaría que no debió haberlo hecho porque notó que le iba a dar un calambre y como decía un amigo mío de Madrid pensé "NO SEA JODÍO MAYO CON LAS FLORES".

Después de coronar yo volvemos a reunirnos todos y vamos otro ratito juntos hasta que vuelve a haber un repechito de esos que le gusta a Eduardo p´probarse... y claro los otros dos bajan hierro y p´riba, yo subo mi ritmo pero es otra cosa, jajaja.

Llegamos a Guillena. Manolillo parece que llegó primero y luego Alromo, Eduardo y por último yo.

Estoy cansado pero muy contento. La ruta me ha gustado mucho y nos hemos reído un montón. Han sido algo más de 62km, un desnivel de 900m y me ha salido una media de 16,8km/h.

Nos hemos arriesgado con la meteorología y hemos ganado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El mountambike es de valientes.
Edu sevllbtt